/ lunes 19 de agosto de 2019

Botones emocionales

Una analogía del ser humano puede establecerse con la computadora, cuando se oprime la tecla o “botón” en sus controles se crean documentos, los que se pueden maximizar, minimizar, guardar, imprimir, etc.; de la misma forma actuamos, pero reaccionando emocionalmente siempre antes del sentimiento, son diferentes porque las emociones son espontáneas, transitorias con reacciones fisiológicas por un estímulo, también involuntarias como cuando se presenta la respiración agitada, el cambio de coloración en las mejillas, sudoración, procesándolas consciente o inconscientemente, provocando diversos comportamientos.

El sentimiento tiene un tiempo más de duración, surgiendo solamente de lo que percibe, mientras se mantenga en la mente: amor, celos, rencores, felicidad, entre otros. El cerebro responde con emociones por estímulos externos de los sentidos e internos que son los pensamientos y/o recuerdos, impulsando positiva o negativamente las actitudes o acciones. Del latín “emovere” que significa mover hacia o desde.

Es necesario saber cuáles son los botones emocionales que detonan nuestras reacciones, para que afecten lo menos posible, conociendo las circunstancias de los problemas, personas y otros factores que provoquen inestabilidad. Adoptar medidas con madurez para desarrollar el autoconocimiento y autocontrol evitando perder la mesura actuando sin exageración, aprendiendo a reconocer, comprender y regular la intensidad de las emociones. También es importante mencionar que hay personas de mayor sensibilidad y por consiguiente les resultará más difícil encontrar una manera de autorregular su comportamiento que los ayude a conducirse asertivamente.

Cambiar en forma radical puede verse algo casi imposible, pero es un proceso que requiere claridad de pensamiento para definir y analizar las situaciones que afectan y no exponerse a riesgos o sufrimientos innecesarios.

Al definir como deseamos relacionarnos de forma sana y equilibrada, se podría empezar estableciendo criterios sensatos y razonables para fortalecer el crecimiento personal. Habría que diseñar una estrategia para reorganizar las acciones y reacciones positivas que propicien la tranquilidad desechando las negativas de miedo o tristeza. Emociones sociales lo que sentimos por otras personas, las instrumentales esconden la intención de manipulación hacia otros.

Algunos problemas requieren el acompañamiento de un psicólogo, con intervenciones periódicas en coordinación si es preciso con la familia y así obtener la habilidad en el manejo de las relaciones interpersonales para encontrar un balance entre mente y conducta. Como acotamiento se puede mencionar aunque no sabemos su autor “sigue tu corazón y lleva tu cerebro contigo “.

Los beneficios de visualizar y recordar la emoción que provocan las situaciones, personas o el medio ambiente es importante para asumir una responsabilidad sin culpa ni altibajos emocionales, con consecuencias para el organismo, reflejándose en nuestra economía o socialmente.

Todos los botones emocionales afectan la vida con momentos complicados o molestos, algunos ayudan a sentirse feliz, otros propician demasiada tranquilidad, por lo que al encontrar los motivos que los detonan conoceremos las alternativas para combinarlos adecuadamente.

Una analogía del ser humano puede establecerse con la computadora, cuando se oprime la tecla o “botón” en sus controles se crean documentos, los que se pueden maximizar, minimizar, guardar, imprimir, etc.; de la misma forma actuamos, pero reaccionando emocionalmente siempre antes del sentimiento, son diferentes porque las emociones son espontáneas, transitorias con reacciones fisiológicas por un estímulo, también involuntarias como cuando se presenta la respiración agitada, el cambio de coloración en las mejillas, sudoración, procesándolas consciente o inconscientemente, provocando diversos comportamientos.

El sentimiento tiene un tiempo más de duración, surgiendo solamente de lo que percibe, mientras se mantenga en la mente: amor, celos, rencores, felicidad, entre otros. El cerebro responde con emociones por estímulos externos de los sentidos e internos que son los pensamientos y/o recuerdos, impulsando positiva o negativamente las actitudes o acciones. Del latín “emovere” que significa mover hacia o desde.

Es necesario saber cuáles son los botones emocionales que detonan nuestras reacciones, para que afecten lo menos posible, conociendo las circunstancias de los problemas, personas y otros factores que provoquen inestabilidad. Adoptar medidas con madurez para desarrollar el autoconocimiento y autocontrol evitando perder la mesura actuando sin exageración, aprendiendo a reconocer, comprender y regular la intensidad de las emociones. También es importante mencionar que hay personas de mayor sensibilidad y por consiguiente les resultará más difícil encontrar una manera de autorregular su comportamiento que los ayude a conducirse asertivamente.

Cambiar en forma radical puede verse algo casi imposible, pero es un proceso que requiere claridad de pensamiento para definir y analizar las situaciones que afectan y no exponerse a riesgos o sufrimientos innecesarios.

Al definir como deseamos relacionarnos de forma sana y equilibrada, se podría empezar estableciendo criterios sensatos y razonables para fortalecer el crecimiento personal. Habría que diseñar una estrategia para reorganizar las acciones y reacciones positivas que propicien la tranquilidad desechando las negativas de miedo o tristeza. Emociones sociales lo que sentimos por otras personas, las instrumentales esconden la intención de manipulación hacia otros.

Algunos problemas requieren el acompañamiento de un psicólogo, con intervenciones periódicas en coordinación si es preciso con la familia y así obtener la habilidad en el manejo de las relaciones interpersonales para encontrar un balance entre mente y conducta. Como acotamiento se puede mencionar aunque no sabemos su autor “sigue tu corazón y lleva tu cerebro contigo “.

Los beneficios de visualizar y recordar la emoción que provocan las situaciones, personas o el medio ambiente es importante para asumir una responsabilidad sin culpa ni altibajos emocionales, con consecuencias para el organismo, reflejándose en nuestra economía o socialmente.

Todos los botones emocionales afectan la vida con momentos complicados o molestos, algunos ayudan a sentirse feliz, otros propician demasiada tranquilidad, por lo que al encontrar los motivos que los detonan conoceremos las alternativas para combinarlos adecuadamente.

viernes 18 de octubre de 2019

Lo tengo en mente

viernes 06 de septiembre de 2019

El porqué

viernes 30 de agosto de 2019

Violencia intrafamiliar

lunes 19 de agosto de 2019

Botones emocionales

miércoles 07 de agosto de 2019

Correctas decisiones

viernes 26 de julio de 2019

Adictos a tener la razón

viernes 19 de julio de 2019

Convivir con el estrés

viernes 12 de julio de 2019

Edad dorada

lunes 08 de julio de 2019

Violencia en la pareja

Cargar Más