/ viernes 14 de enero de 2022

Citigroup… ¿Desaparece?

Citigroup, seguirá operando en nuestro país. El anuncio de que el grupo tomó la decisión de salir de los negocios de la banca minorista y empresarial, generó un gran número de opiniones en todos los ámbitos: desde la medida desconcertante hasta el influir como parte de su estrategia global. Los columnistas financieros han mostrado sus ideas sobre este proceso. Mucha tela “de donde cortar”.

La salida de nuestro país de un banco de consumo tan grande, plantea a las autoridades hacendarias y regulatorias asuntos delicados, mismos que de parte de la Secretaría de Hacienda, recibirán un tratamiento riguroso y exigente, incluyendo un tema fundamental en materia de concentración, el cual, se tratarán con estricto rigor y rectitud, cuidando en todo momento los intereses de México.

Es importante señalar que el banco no desaparece por completo. Como si un mago con su sombrero de copa y su varita mágica lo borran totalmente del mapa. Definitivamente no es así. Citigroup seguirá invirtiendo en actividades y operaciones de banca corporativa en nuestro país.

La institución avisó oportunamente a las autoridades hacendarias del país su decisión de salir de los negocios como institución de banca minorista y empresarial como parte de su estrategia global. Ahora bien, el grupo seguirá siendo un mercado clave y un importante destino de inversión global, refrendando su confianza en nuestro país.

Citigroup avisó oportunamente de su salida a las autoridades hacendarias de México; por razones de confidencialidad y para no causar especulación en el mercado previo al anuncio, Hacienda no lo hizo público.

Las Autoridades Hacendarias ya fijaron su postura ante este proceso. Reconocen que sus actividades de banca corporativa mayorista, implicará nuevas inversiones. Se trata de una decisión corporativa derivada de su política general de salir de la banca de consumo de casi todos los países, excepto Estados Unidos. Esta política es consistente con su salida, desde 2021, de la mayoría de las naciones en Europa, Asia y el resto de América Latina.

La medida va en línea con la evolución histórica de este banco, cuya prioridad siempre ha sido la banca corporativa, hasta las fusiones que realizó en la década de los 90, por lo que el banco regresa a su negocio tradicional a nivel mundial, en el que siempre se ha desempeñado con éxito, de ahí su decisión de hacer a un lado la banca minorista.

Citigroup, seguirá operando en nuestro país. El anuncio de que el grupo tomó la decisión de salir de los negocios de la banca minorista y empresarial, generó un gran número de opiniones en todos los ámbitos: desde la medida desconcertante hasta el influir como parte de su estrategia global. Los columnistas financieros han mostrado sus ideas sobre este proceso. Mucha tela “de donde cortar”.

La salida de nuestro país de un banco de consumo tan grande, plantea a las autoridades hacendarias y regulatorias asuntos delicados, mismos que de parte de la Secretaría de Hacienda, recibirán un tratamiento riguroso y exigente, incluyendo un tema fundamental en materia de concentración, el cual, se tratarán con estricto rigor y rectitud, cuidando en todo momento los intereses de México.

Es importante señalar que el banco no desaparece por completo. Como si un mago con su sombrero de copa y su varita mágica lo borran totalmente del mapa. Definitivamente no es así. Citigroup seguirá invirtiendo en actividades y operaciones de banca corporativa en nuestro país.

La institución avisó oportunamente a las autoridades hacendarias del país su decisión de salir de los negocios como institución de banca minorista y empresarial como parte de su estrategia global. Ahora bien, el grupo seguirá siendo un mercado clave y un importante destino de inversión global, refrendando su confianza en nuestro país.

Citigroup avisó oportunamente de su salida a las autoridades hacendarias de México; por razones de confidencialidad y para no causar especulación en el mercado previo al anuncio, Hacienda no lo hizo público.

Las Autoridades Hacendarias ya fijaron su postura ante este proceso. Reconocen que sus actividades de banca corporativa mayorista, implicará nuevas inversiones. Se trata de una decisión corporativa derivada de su política general de salir de la banca de consumo de casi todos los países, excepto Estados Unidos. Esta política es consistente con su salida, desde 2021, de la mayoría de las naciones en Europa, Asia y el resto de América Latina.

La medida va en línea con la evolución histórica de este banco, cuya prioridad siempre ha sido la banca corporativa, hasta las fusiones que realizó en la década de los 90, por lo que el banco regresa a su negocio tradicional a nivel mundial, en el que siempre se ha desempeñado con éxito, de ahí su decisión de hacer a un lado la banca minorista.