/ sábado 24 de noviembre de 2018

Clasismo

El diccionario de la Real Academia de la Lengua dice que el Clasismo es la actitud o tendencia de quien defiende las diferencias de clase y la discriminación por ese motivo. Puedo decir que la gran mayoría de las personas en México tenemos arraigada esta actitud. Podemos echarle la culpa a la televisión, a la mercadotecnia, a nuestros papás o las telenovelas, lo que no podemos hacer, es decir que no es un problema grave que aqueja a la sociedad.

Las pasadas elecciones dejaron ver la diferencia que existe entre la sociedad, las ofensas lanzadas entre los AMLOVERS, PEJEZOMBIES, DERECHAIROS, FIFIS y POLITICOS (motes acuñados en estos últimos meses) hicieron evidente el clasismo que impera en la sociedad. Aunque no tengamos dinero tratamos de demostrar lo que no tenemos, aunque no tengamos “clase” nos esforzamos por que se reconozca nuestra actitud, y, siempre buscaremos tener ese reconocimiento social que indica que pertenecemos a un club, a un grupo o una hermandad en donde todos “somos iguales”.

El clasismo llego a su máxime en las últimas declaraciones lanzadas por Mario Alejandro Navarro, el alcalde de Guanajuato, que dijo que su Ciudad busca tener un Turismo de alto nivel que gaste dinero y que no llegue en camiones, que se coma sus tortas en las mismas unidades y no gaste en la compra de productos locales. El Alcalde panista dejo ver su inexperiencia pero dejo ver también lo que todos los mexicanos hacemos pero nunca hacemos una autocrítica, siempre lanzamos insultos, nos sentimos superiores y siempre hacemos comentarios elitistas.

El Alcalde tuvo que enviar cartas de disculpa por que hizo comentarios particulares de la procedencia de estos turistas de bajo perfil, tuvo que salir y dar declaraciones en las que acepta que se le patino y debe cargar con las consecuencias de sus declaraciones. Sin embargo, y como decía en el párrafo anterior los mexicanos linchamos al primer error pero nunca nos vemos en un espejo y aceptamos que todos hemos cometido esos mismos errores.

El clasismo está presente en mil ejemplos más, hace poco la actriz Yalitza Aparicio causo un revuelo por ser la protagonista de la nueva película de Alfonso Cuarón. Causó un revuelo no por ser la protagonista de “Roma”, si no por ser una artista desconocida de origen mixteco y rasgos indígenas que esta nominada como Mejor Actriz Revelación para los Premios Gotham 2018, una mexicana que ya recibió el Premio como mejor nueva Actriz en Hollywood. Esta misma actriz fue la portada de una de las revistas más clasistas del mundo, Vanity Fair y poso vestimenta de las marcas más reconocidas del mundo, sucesos que generaron toda clase de memes, burlas, comentarios racistas y clasistas en todas las redes sociales ya que una persona de rasgos indígenas no esta a la altura para poder portar este tipo de vestimenta.

Hemos visto comentarios clasistas como el de Enrique Ochoa Reza ex Presidente del PRI que dijo que los “prietos que ya no aprietan”. O como el simple hecho de utilizar frases como “trabajo como negro”, “no tiene la culpa el indio, sino el que lo hace compadre”, “lo bajaron del cerro a tamborazos” y así puedo seguir enlistando muchas frases que utilizamos a diario y no nos damos cuenta de que siguen fomentando el racismo entre nosotros. Ojalá y todos reflexionemos y hagamos lo que le exigimos al Alcalde de Guanajuato, respeto para todos y un trato igualitario. Empecemos por nuestra casa. No olviden enviar sus comentarios al correo joshua@has-it.com.mx o seguirme a través de Twitter como @JoshJasso. Nos vemos la próxima semana ya con nuevo Presidente de la República.


El diccionario de la Real Academia de la Lengua dice que el Clasismo es la actitud o tendencia de quien defiende las diferencias de clase y la discriminación por ese motivo. Puedo decir que la gran mayoría de las personas en México tenemos arraigada esta actitud. Podemos echarle la culpa a la televisión, a la mercadotecnia, a nuestros papás o las telenovelas, lo que no podemos hacer, es decir que no es un problema grave que aqueja a la sociedad.

Las pasadas elecciones dejaron ver la diferencia que existe entre la sociedad, las ofensas lanzadas entre los AMLOVERS, PEJEZOMBIES, DERECHAIROS, FIFIS y POLITICOS (motes acuñados en estos últimos meses) hicieron evidente el clasismo que impera en la sociedad. Aunque no tengamos dinero tratamos de demostrar lo que no tenemos, aunque no tengamos “clase” nos esforzamos por que se reconozca nuestra actitud, y, siempre buscaremos tener ese reconocimiento social que indica que pertenecemos a un club, a un grupo o una hermandad en donde todos “somos iguales”.

El clasismo llego a su máxime en las últimas declaraciones lanzadas por Mario Alejandro Navarro, el alcalde de Guanajuato, que dijo que su Ciudad busca tener un Turismo de alto nivel que gaste dinero y que no llegue en camiones, que se coma sus tortas en las mismas unidades y no gaste en la compra de productos locales. El Alcalde panista dejo ver su inexperiencia pero dejo ver también lo que todos los mexicanos hacemos pero nunca hacemos una autocrítica, siempre lanzamos insultos, nos sentimos superiores y siempre hacemos comentarios elitistas.

El Alcalde tuvo que enviar cartas de disculpa por que hizo comentarios particulares de la procedencia de estos turistas de bajo perfil, tuvo que salir y dar declaraciones en las que acepta que se le patino y debe cargar con las consecuencias de sus declaraciones. Sin embargo, y como decía en el párrafo anterior los mexicanos linchamos al primer error pero nunca nos vemos en un espejo y aceptamos que todos hemos cometido esos mismos errores.

El clasismo está presente en mil ejemplos más, hace poco la actriz Yalitza Aparicio causo un revuelo por ser la protagonista de la nueva película de Alfonso Cuarón. Causó un revuelo no por ser la protagonista de “Roma”, si no por ser una artista desconocida de origen mixteco y rasgos indígenas que esta nominada como Mejor Actriz Revelación para los Premios Gotham 2018, una mexicana que ya recibió el Premio como mejor nueva Actriz en Hollywood. Esta misma actriz fue la portada de una de las revistas más clasistas del mundo, Vanity Fair y poso vestimenta de las marcas más reconocidas del mundo, sucesos que generaron toda clase de memes, burlas, comentarios racistas y clasistas en todas las redes sociales ya que una persona de rasgos indígenas no esta a la altura para poder portar este tipo de vestimenta.

Hemos visto comentarios clasistas como el de Enrique Ochoa Reza ex Presidente del PRI que dijo que los “prietos que ya no aprietan”. O como el simple hecho de utilizar frases como “trabajo como negro”, “no tiene la culpa el indio, sino el que lo hace compadre”, “lo bajaron del cerro a tamborazos” y así puedo seguir enlistando muchas frases que utilizamos a diario y no nos damos cuenta de que siguen fomentando el racismo entre nosotros. Ojalá y todos reflexionemos y hagamos lo que le exigimos al Alcalde de Guanajuato, respeto para todos y un trato igualitario. Empecemos por nuestra casa. No olviden enviar sus comentarios al correo joshua@has-it.com.mx o seguirme a través de Twitter como @JoshJasso. Nos vemos la próxima semana ya con nuevo Presidente de la República.


lunes 29 de abril de 2019

MAR

lunes 01 de abril de 2019

Zacatecas sin drogas

domingo 24 de marzo de 2019

Llamada de atención

martes 19 de marzo de 2019

Compras a modo

miércoles 06 de marzo de 2019

Bocones

martes 05 de febrero de 2019

Tecnología en la vida diaria

miércoles 30 de enero de 2019

El negocio de los 92 millones de dólares

sábado 19 de enero de 2019

Democratización tecnológica

sábado 12 de enero de 2019

Cuenta regresiva

Cargar Más