/ jueves 8 de agosto de 2019

Criptomonedas, dinero digital

A lo largo de la historia del hombre, ha usado diversos tipos de comercialización de bienes y servicios por medio de diferentes tipos de pago, el uso del dinero en físico (monedas y billetes) no fue la única forma de comprar y vender, también se usaba el conocido “trueque” además de otras formas de hacer intercambio comercial. En la época actual donde dominan las tecnologías digitales y de vanguardia, aparece el dinero digital llamado Criptomonedas, de las cuales hay muchos tipos, siendo la mas conocida la Bcoint, por solo mencionar una.

Las criptomonedas son instrumentos virtuales diseñados para ser seguras y redituables para invertir en ellas, también pueden se anónimas de acuerdo al uso que el usuario quiera darle. Las criptomonedas ya son reconocidas y aceptadas por el Banco Mundial y en cada país las regulan para permitir su control en su uso y sobre todo darles la legalidad legales, en México ya se emitió la regulación de estas criptomonedas por el Banco de México donde limita su uso y pone algunas restricciones, lo que genera la necesidad que se homologue la regulación con respecto a otros países que ya la usan desde micho tiempo atrás.

Las criptomonedas son consideradas dinero en firme, dándoles un valor relacionado con el dólar (moneda internacional).

Estas monedas para ser consideradas dinero deben de cumplir con cuatro propiedades fundamentales.

1. Mantener su valor durante un tiempo adecuado, no deben de sufrir devaluaciones o pérdida de su valor en periodos cortos.

2. Existir una cantidad controlada, la cantidad de existencia de estas monedas virtuales debe de ser controlada para evitar desequilibrios financieros.

3. Ser fácilmente divisible, lo que significa que su poder de transacción no sea inoperante

4. Ser portable, que pueda ser usado en los diversos medios de intercambio comercial.

Cierto es que debemos tener mucha precaución con el uso de las criptomonedas y su compra como inversión, ya que a diferencia de la moneda real, pesos y dólares, estas no están protegidas por un gobierno, y si tuvieran pérdidas o desaparecieran intempestivamente del mercado , no habría una institución financiera que protegiera nuestra inversión, dicho de otra manera; si usted almacena criptomonedas en una cartera o monedero digital provisto por una compañía que se dedica a venderlas y esta cesa sus operaciones o sufre un ataque informático, es seguro que el gobierno no podrá respaldarlo y ayudarlo a recuperar el dinero como podría hacerlo con el dinero que se guarda en los bancos o cooperativas de crédito, esto significa que nosotros estaremos invirtiendo en valores digitales bajo nuestro propio riesgo, lo cual resulta complicado, además que el valor de la criptomoneda es muy volátil en el mercado internacional. Si no podemos arriesgar dinero que nos es muy necesario, pensemos dos veces nuestra inversión en dinero digital. Para reflexionar

A lo largo de la historia del hombre, ha usado diversos tipos de comercialización de bienes y servicios por medio de diferentes tipos de pago, el uso del dinero en físico (monedas y billetes) no fue la única forma de comprar y vender, también se usaba el conocido “trueque” además de otras formas de hacer intercambio comercial. En la época actual donde dominan las tecnologías digitales y de vanguardia, aparece el dinero digital llamado Criptomonedas, de las cuales hay muchos tipos, siendo la mas conocida la Bcoint, por solo mencionar una.

Las criptomonedas son instrumentos virtuales diseñados para ser seguras y redituables para invertir en ellas, también pueden se anónimas de acuerdo al uso que el usuario quiera darle. Las criptomonedas ya son reconocidas y aceptadas por el Banco Mundial y en cada país las regulan para permitir su control en su uso y sobre todo darles la legalidad legales, en México ya se emitió la regulación de estas criptomonedas por el Banco de México donde limita su uso y pone algunas restricciones, lo que genera la necesidad que se homologue la regulación con respecto a otros países que ya la usan desde micho tiempo atrás.

Las criptomonedas son consideradas dinero en firme, dándoles un valor relacionado con el dólar (moneda internacional).

Estas monedas para ser consideradas dinero deben de cumplir con cuatro propiedades fundamentales.

1. Mantener su valor durante un tiempo adecuado, no deben de sufrir devaluaciones o pérdida de su valor en periodos cortos.

2. Existir una cantidad controlada, la cantidad de existencia de estas monedas virtuales debe de ser controlada para evitar desequilibrios financieros.

3. Ser fácilmente divisible, lo que significa que su poder de transacción no sea inoperante

4. Ser portable, que pueda ser usado en los diversos medios de intercambio comercial.

Cierto es que debemos tener mucha precaución con el uso de las criptomonedas y su compra como inversión, ya que a diferencia de la moneda real, pesos y dólares, estas no están protegidas por un gobierno, y si tuvieran pérdidas o desaparecieran intempestivamente del mercado , no habría una institución financiera que protegiera nuestra inversión, dicho de otra manera; si usted almacena criptomonedas en una cartera o monedero digital provisto por una compañía que se dedica a venderlas y esta cesa sus operaciones o sufre un ataque informático, es seguro que el gobierno no podrá respaldarlo y ayudarlo a recuperar el dinero como podría hacerlo con el dinero que se guarda en los bancos o cooperativas de crédito, esto significa que nosotros estaremos invirtiendo en valores digitales bajo nuestro propio riesgo, lo cual resulta complicado, además que el valor de la criptomoneda es muy volátil en el mercado internacional. Si no podemos arriesgar dinero que nos es muy necesario, pensemos dos veces nuestra inversión en dinero digital. Para reflexionar

jueves 16 de enero de 2020

El seno familiar, factor clave

viernes 27 de diciembre de 2019

Retos y desafíos para el 2020

miércoles 11 de diciembre de 2019

Etapas del duelo y cómo llevarlas

jueves 17 de octubre de 2019

Importancia de la salud mental

jueves 10 de octubre de 2019

Bioética y calidad

lunes 30 de septiembre de 2019

¿Ley de amnistía, perdón y olvido?

Cargar Más