/ martes 18 de febrero de 2020

Crónica del poder

CHÁVEZ vs ULISES, LA PELEA DE LA 4T

Muy seguramente el Presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR esta informado y más decepcionado por el episodio polarizante y de confrontación que acaban de protagonizar sus alcaldes morenistas ULÍSES MEJÍA y JULIO CÉSAR CHÁVEZ, lo que resulta degradante y vergüenza para el partido, porque ilustran con creces la más grave división entre los munícipes de los dos pilares del corredor electoral de Zacatecas. Ambos le están haciendo el trabajo sucio al PRI y sus aliados que ya construyen un poderoso frente opositor para el 2021.

El conflicto que ha dividido a los dos presidentes municipales, ya tiene un saldo negativo muy preocupante para el partido y sus gobiernos, y no se atisban esperanzas ni voluntad para la conciliación. El último escenario fue la sesión del consejo directivo de la JIAPAZ, acontecimiento que no se ha significado como negociación o acuerdo sobre el desmesurado incremento a las tarifas del agua potable, sino que el verdadero argumento de fondo son las diferencias políticas en la batalla por la candidatura a gobernador en 2021.

Es conocido por todos en Guadalupe y el estado, que DAVID MONREAL es el poder atrás del alcalde de Guadalupe, autoridad que se exhibe manipulable y que en esa sesión aprovechó la oportunidad para atacar al Presidente de Zacatecas Capital, su correligionario y adversario, no como choque de propuestas y soluciones acerca de las tarifas, sino con la verdadera intencionalidad de vulnerarle y lesionarlo políticamente frente a su precandidato a gobernador, que se siente combatido y amenazado por los avances de ULÍSES MEJÍA en sus también legítimas aspiraciones a la candidatura gubernamental.

Lo del agua es lo de menos, lo vital en esta lucha es demoler y atajar la creciente figura e imagen de MEJÍA HARO, acciones tan burdas y salvajes, que ni siquiera tienen comparación con las aniquilantes prácticas en el priismo hegemónico de los sesentas y setentas. Y en el Morena, a nadie interesa intervenir para aplacar los ánimos, mediar o conciliar, por eso el inédito panorama de división, que ya es en serio, una trastornadora y negativa fuerza política que irrumpe destructora y contenedora del proyecto municipalista de la Cuarta Transformación.

Este desencuentro entre dos alcaldes de un mismo partido, es solo uno más de los estallidos de confrontación desde las cúpulas nacional y estatal del Morena, escenas que se extienden y multiplican y a las que los morenistas tendrán que acostumbrarse, hasta que haya una contundente voz de liderazgo que logre el avenimiento y la reorientación hacia la unidad que les urge para vencer en elecciones.

EN OTRAS PALABRAS

El espectacular festín de canibalismo fue una diversión de más de 7 horas de inútiles y estériles discusiones, que nunca alcanzaron el nivel de análisis o debate sobre un grave problema que aqueja a las poblaciones que reciben los servicios de agua de la JIAPAZ. Con prudencia y aunque en vano, el dirigente de la COPARMEX, ALEJANDDRO ENRIQUEZ, buscó enderezar el entuerto conciliando el financiamiento del organismo con los beneficios acuíferos y de costo a la población, pero los enconos aumentaron y prevalecieron entre los dos alcaldes.

Más todavía, harto de tanta estupidez y huecas propuestas, el Presidente Municipal de Morelos, EDUARDO DUQUE, los conminó al comportamiento respetuoso y diálogo de altura para aportar soluciones, y de plano les exigió salir a enfrentar sus problemas y conflictos en sus Presidencias, pero sin remedio, porque enfrascados están en una disputa por el poder de una candidatura propia o afín.

CHÁVEZ vs ULISES, LA PELEA DE LA 4T

Muy seguramente el Presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR esta informado y más decepcionado por el episodio polarizante y de confrontación que acaban de protagonizar sus alcaldes morenistas ULÍSES MEJÍA y JULIO CÉSAR CHÁVEZ, lo que resulta degradante y vergüenza para el partido, porque ilustran con creces la más grave división entre los munícipes de los dos pilares del corredor electoral de Zacatecas. Ambos le están haciendo el trabajo sucio al PRI y sus aliados que ya construyen un poderoso frente opositor para el 2021.

El conflicto que ha dividido a los dos presidentes municipales, ya tiene un saldo negativo muy preocupante para el partido y sus gobiernos, y no se atisban esperanzas ni voluntad para la conciliación. El último escenario fue la sesión del consejo directivo de la JIAPAZ, acontecimiento que no se ha significado como negociación o acuerdo sobre el desmesurado incremento a las tarifas del agua potable, sino que el verdadero argumento de fondo son las diferencias políticas en la batalla por la candidatura a gobernador en 2021.

Es conocido por todos en Guadalupe y el estado, que DAVID MONREAL es el poder atrás del alcalde de Guadalupe, autoridad que se exhibe manipulable y que en esa sesión aprovechó la oportunidad para atacar al Presidente de Zacatecas Capital, su correligionario y adversario, no como choque de propuestas y soluciones acerca de las tarifas, sino con la verdadera intencionalidad de vulnerarle y lesionarlo políticamente frente a su precandidato a gobernador, que se siente combatido y amenazado por los avances de ULÍSES MEJÍA en sus también legítimas aspiraciones a la candidatura gubernamental.

Lo del agua es lo de menos, lo vital en esta lucha es demoler y atajar la creciente figura e imagen de MEJÍA HARO, acciones tan burdas y salvajes, que ni siquiera tienen comparación con las aniquilantes prácticas en el priismo hegemónico de los sesentas y setentas. Y en el Morena, a nadie interesa intervenir para aplacar los ánimos, mediar o conciliar, por eso el inédito panorama de división, que ya es en serio, una trastornadora y negativa fuerza política que irrumpe destructora y contenedora del proyecto municipalista de la Cuarta Transformación.

Este desencuentro entre dos alcaldes de un mismo partido, es solo uno más de los estallidos de confrontación desde las cúpulas nacional y estatal del Morena, escenas que se extienden y multiplican y a las que los morenistas tendrán que acostumbrarse, hasta que haya una contundente voz de liderazgo que logre el avenimiento y la reorientación hacia la unidad que les urge para vencer en elecciones.

EN OTRAS PALABRAS

El espectacular festín de canibalismo fue una diversión de más de 7 horas de inútiles y estériles discusiones, que nunca alcanzaron el nivel de análisis o debate sobre un grave problema que aqueja a las poblaciones que reciben los servicios de agua de la JIAPAZ. Con prudencia y aunque en vano, el dirigente de la COPARMEX, ALEJANDDRO ENRIQUEZ, buscó enderezar el entuerto conciliando el financiamiento del organismo con los beneficios acuíferos y de costo a la población, pero los enconos aumentaron y prevalecieron entre los dos alcaldes.

Más todavía, harto de tanta estupidez y huecas propuestas, el Presidente Municipal de Morelos, EDUARDO DUQUE, los conminó al comportamiento respetuoso y diálogo de altura para aportar soluciones, y de plano les exigió salir a enfrentar sus problemas y conflictos en sus Presidencias, pero sin remedio, porque enfrascados están en una disputa por el poder de una candidatura propia o afín.

viernes 03 de abril de 2020

Crónica del poder

jueves 02 de abril de 2020

Crónica del poder

miércoles 01 de abril de 2020

Crónica del poder

martes 31 de marzo de 2020

Crónica del poder

lunes 30 de marzo de 2020

Crónica del poder

sábado 28 de marzo de 2020

Crónica del poder

viernes 27 de marzo de 2020

Crónica del poder

jueves 26 de marzo de 2020

Crónica del poder

miércoles 25 de marzo de 2020

Crónica del poder

martes 24 de marzo de 2020

Crónica del poder

Cargar Más