/ jueves 2 de mayo de 2019

Día Mundial de la Propiedad Intelectual de 2019

El pasado 26 de abril, tal como ya habíamos compartido con nuestros colaboradores, se celebró el Día Mundial de la PI. En esta ocasión, quiero compartirles algunos fragmentos del Mensaje del Director general Francis Gurry, mismo que se compartió en el sitio web de la organización.

En este mensaje El Sr. Gurry expuso que: “Venimos celebrando el Día Mundial de la Propiedad Intelectual desde hace 19 años. Cada año elegimos un tema que ilustra la importancia de la propiedad intelectual para la sociedad, la economía y nuestra vida cotidiana.

El tema de la campaña del presente año es “Aspirar al oro: la PI y el deporte”. El deporte no es de por sí algo que asociemos inmediatamente con la propiedad intelectual. Sin embargo, si nos fijamos un poco más detenidamente, el deporte es sobre todo espectáculo.

La forma en que ese espectáculo tiene lugar hoy en día es muy diferente de la manera en que tenía lugar en el pasado. Tradicionalmente, las entradas de acontecimientos deportivos se vendían a aficionados que asistían a ese tipo de espectáculos en un estadio.

En aquella época, la pasión que suscitaba la competición deportiva no traspasaba los límites de ese recinto. Actualmente, gracias a los notables avances tecnológicos, millones y millones de personas de todo el mundo pueden sintonizar y contemplar los espectáculos deportivos, que en sí mismo se han transformado de muchas maneras gracias a la tecnología. En ese proceso de radiodifusión de eventos deportivos a aficionados de todas partes del mundo, que lleva aparejadas las correspondientes inversiones a tal efecto, se recompensa a los organismos de radiodifusión al otorgarles un derecho de propiedad intelectual, lo que a su vez permite financiar los espectáculos.

Los derechos sobre los diseños, otro derecho de propiedad intelectual, permiten a los equipos, los organizadores de competiciones deportivas y las marcas deportivas desarrollar y promover su identidad singular y distintiva, y a los seguidores, distinguirse de los demás.

Por supuesto, los derechos de marca en los que se sustenta el desarrollo de las marcas deportivas constituyen un derecho de propiedad intelectual de importancia excepcional que permite a los equipos y a los atletas diferenciarse y destacar en un mercado altamente competitivo. En ese sentido, son fundamentales para que jugadores y equipos puedan obtener una retribución económica de la comercialización, por ejemplo, de prendas de vestir, accesorios, calzado y otras cosas, así como de los acuerdos de patrocinio.

Los derechos de propiedad intelectual sustentan y propician el modelo financiero que sirve de base a los acontecimientos deportivos en todo el mundo. Los derechos de PI constituyen el elemento central del ecosistema deportivo mundial y de todas las relaciones comerciales que hacen posible la existencia del deporte y nos permiten sintonizar con los acontecimientos deportivos en el momento, lugar y manera de nuestra elección.

Les deseo el mayor de los éxitos en la multitud de eventos que tienen lugar en todo el mundo en conmemoración del Día Mundial de la Propiedad Intelectual de 2019”.

Lo dicho… Proteger es ganar!!!

El pasado 26 de abril, tal como ya habíamos compartido con nuestros colaboradores, se celebró el Día Mundial de la PI. En esta ocasión, quiero compartirles algunos fragmentos del Mensaje del Director general Francis Gurry, mismo que se compartió en el sitio web de la organización.

En este mensaje El Sr. Gurry expuso que: “Venimos celebrando el Día Mundial de la Propiedad Intelectual desde hace 19 años. Cada año elegimos un tema que ilustra la importancia de la propiedad intelectual para la sociedad, la economía y nuestra vida cotidiana.

El tema de la campaña del presente año es “Aspirar al oro: la PI y el deporte”. El deporte no es de por sí algo que asociemos inmediatamente con la propiedad intelectual. Sin embargo, si nos fijamos un poco más detenidamente, el deporte es sobre todo espectáculo.

La forma en que ese espectáculo tiene lugar hoy en día es muy diferente de la manera en que tenía lugar en el pasado. Tradicionalmente, las entradas de acontecimientos deportivos se vendían a aficionados que asistían a ese tipo de espectáculos en un estadio.

En aquella época, la pasión que suscitaba la competición deportiva no traspasaba los límites de ese recinto. Actualmente, gracias a los notables avances tecnológicos, millones y millones de personas de todo el mundo pueden sintonizar y contemplar los espectáculos deportivos, que en sí mismo se han transformado de muchas maneras gracias a la tecnología. En ese proceso de radiodifusión de eventos deportivos a aficionados de todas partes del mundo, que lleva aparejadas las correspondientes inversiones a tal efecto, se recompensa a los organismos de radiodifusión al otorgarles un derecho de propiedad intelectual, lo que a su vez permite financiar los espectáculos.

Los derechos sobre los diseños, otro derecho de propiedad intelectual, permiten a los equipos, los organizadores de competiciones deportivas y las marcas deportivas desarrollar y promover su identidad singular y distintiva, y a los seguidores, distinguirse de los demás.

Por supuesto, los derechos de marca en los que se sustenta el desarrollo de las marcas deportivas constituyen un derecho de propiedad intelectual de importancia excepcional que permite a los equipos y a los atletas diferenciarse y destacar en un mercado altamente competitivo. En ese sentido, son fundamentales para que jugadores y equipos puedan obtener una retribución económica de la comercialización, por ejemplo, de prendas de vestir, accesorios, calzado y otras cosas, así como de los acuerdos de patrocinio.

Los derechos de propiedad intelectual sustentan y propician el modelo financiero que sirve de base a los acontecimientos deportivos en todo el mundo. Los derechos de PI constituyen el elemento central del ecosistema deportivo mundial y de todas las relaciones comerciales que hacen posible la existencia del deporte y nos permiten sintonizar con los acontecimientos deportivos en el momento, lugar y manera de nuestra elección.

Les deseo el mayor de los éxitos en la multitud de eventos que tienen lugar en todo el mundo en conmemoración del Día Mundial de la Propiedad Intelectual de 2019”.

Lo dicho… Proteger es ganar!!!