/ martes 30 de junio de 2020

¡Duro contra AMLO!

No recuerdo haber visto tal animadversión pública contra un presidente de la República como la que estoy percibiendo ahora, en este 2020. Y no son sólo los medios –especialmente la prensa escrita –los que están advirtiendo en términos muy críticos la muy deficiente gestión gubernativa de AMLO. No hay, no ha habido, en un muestreo entre las personas que conozco quién esté a favor de la política pública, de las acciones de gobierno de AMLO. Salvo, tal vez, los “morenistas puros” defiendan “lo bien” que AMLO está desarrollando su gestión gubernativa.

Si recordamos, en tiempos del gobierno de Peña Nieto, lo que criticábamos era la abulia para enfrentar los problemas de México, ya desde ese entonces y todavía más atrás, nos hacía trepidar de temor la inseguridad pública. Y llega AMLO, en gran medida por la insatisfacción de la gente por la indolencia de las autoridades de ese entonces y por lo poco que se emprendía con ese azote para la población que es la inseguridad pública.

Pero con AMLO, vemos hasta como, incluso, él simpatiza con los personajes generadores de la intranquilidad pública. No se le escucha de manera clara una solidaridad con la población en general, con quienes estamos sufriendo con gran temor la posibilidad de ser víctimas de esa temible plaga, la de la inseguridad, sino que se muestra un tanto condescendiente con los líderes de las bandas delincuenciales y demás.

Asimismo, AMLO se muestra en extremo indulgente con dos de sus actuales seguidores, matrimonio ellos: John Ackerman y la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, esposa ella de Ackerman. Por cierto, enemigos ellos a ultranza del periodista Carlos Loret de Mola, quien desde mi punto de vista es un coherente y persuasivo crítico.

En tal argüende se halla, además nuestro paisano, el actual senador Ricardo Monreal, quien ha salido a la palestra en esta polémica, quien por cierto ve con buenos ojos, aunque críticos, al periodista Loret de Mola, mismo que ha recibido descalificaciones de gente de Morena, en especial, but of course, de John Ackerman, quien critica acremente que el coordinador de la bancada de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, le haya dado una entrevista al periodista Carlos Loret de Mola. “Monreal le hace el caldo gordo a Loret”, añade el seguidor a ultranza de la autollamada Cuarta Transformación. “Ya lo dijo @lopezobrador: Es #TiempoDeDefiniciones”, sentenció Ackerman, queriendo señalar, supongo, que se está a favor, o en contra de AMLO.

Añade a ese respecto el ilustrado y seguidor de la autollamada Cuarta Transformación, John Ackerman: “Ya lo dijo @lopezobrador. Es #TiempoDeDefiniciones”.

En otras palabras: o se está a favor, o en contra de AMLO. ¿Usted está a favor o en contra de AMLO, distinguido(a) lector(ra)?

No recuerdo haber visto tal animadversión pública contra un presidente de la República como la que estoy percibiendo ahora, en este 2020. Y no son sólo los medios –especialmente la prensa escrita –los que están advirtiendo en términos muy críticos la muy deficiente gestión gubernativa de AMLO. No hay, no ha habido, en un muestreo entre las personas que conozco quién esté a favor de la política pública, de las acciones de gobierno de AMLO. Salvo, tal vez, los “morenistas puros” defiendan “lo bien” que AMLO está desarrollando su gestión gubernativa.

Si recordamos, en tiempos del gobierno de Peña Nieto, lo que criticábamos era la abulia para enfrentar los problemas de México, ya desde ese entonces y todavía más atrás, nos hacía trepidar de temor la inseguridad pública. Y llega AMLO, en gran medida por la insatisfacción de la gente por la indolencia de las autoridades de ese entonces y por lo poco que se emprendía con ese azote para la población que es la inseguridad pública.

Pero con AMLO, vemos hasta como, incluso, él simpatiza con los personajes generadores de la intranquilidad pública. No se le escucha de manera clara una solidaridad con la población en general, con quienes estamos sufriendo con gran temor la posibilidad de ser víctimas de esa temible plaga, la de la inseguridad, sino que se muestra un tanto condescendiente con los líderes de las bandas delincuenciales y demás.

Asimismo, AMLO se muestra en extremo indulgente con dos de sus actuales seguidores, matrimonio ellos: John Ackerman y la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, esposa ella de Ackerman. Por cierto, enemigos ellos a ultranza del periodista Carlos Loret de Mola, quien desde mi punto de vista es un coherente y persuasivo crítico.

En tal argüende se halla, además nuestro paisano, el actual senador Ricardo Monreal, quien ha salido a la palestra en esta polémica, quien por cierto ve con buenos ojos, aunque críticos, al periodista Loret de Mola, mismo que ha recibido descalificaciones de gente de Morena, en especial, but of course, de John Ackerman, quien critica acremente que el coordinador de la bancada de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, le haya dado una entrevista al periodista Carlos Loret de Mola. “Monreal le hace el caldo gordo a Loret”, añade el seguidor a ultranza de la autollamada Cuarta Transformación. “Ya lo dijo @lopezobrador: Es #TiempoDeDefiniciones”, sentenció Ackerman, queriendo señalar, supongo, que se está a favor, o en contra de AMLO.

Añade a ese respecto el ilustrado y seguidor de la autollamada Cuarta Transformación, John Ackerman: “Ya lo dijo @lopezobrador. Es #TiempoDeDefiniciones”.

En otras palabras: o se está a favor, o en contra de AMLO. ¿Usted está a favor o en contra de AMLO, distinguido(a) lector(ra)?

jueves 09 de julio de 2020

Morena, despanzurrada

martes 30 de junio de 2020

¡Duro contra AMLO!

martes 16 de junio de 2020

Es la boa

miércoles 03 de junio de 2020

¿Hacia dónde vamos con el presidente AMLO?

martes 26 de mayo de 2020

¡Adiós Benito, adiós…!

martes 12 de mayo de 2020

Problemas vecinales

martes 05 de mayo de 2020

¡Se nos murió Oscar Chávez…!

Cargar Más