/ jueves 14 de julio de 2022

El municipio siempre da la cara

La llegada de una forma nueva y diferente de hacer política hace poco más de cuatro años con el proyecto de la Cuarta Transformación, implica no solo un cambio de partido, no es tan simple como el quítate tú, para ponerme yo, la lucha que se sigue es medular, va más allá, por eso lo decimos como tal, es la visión de un cambio verdadero.

Este cambio es tan profundo que, incluso, implica modificar las relaciones entre los niveles de gobierno. Antes todo venía más fácil para los municipios, antes los programas eran discrecionales, tan así que tuvieron que ser modificados porque llegaron a niveles de condicionalidad y corrupción insospechados.

Con ese cambio en la dinámica del ingreso - gasto de los municipios, también se ha modificado el papel de supuesto tutor del gobierno estatal o federal, hoy es un tiempo nuevo en que de entrada los presidentes municipales estamos obligados a leer, a informarnos, a conocer plenamente nuestras derechos como y nuestras obligaciones, estamos más que nunca obligados a exigir el pleno federalismo y a concentrar los esfuerzos en lograrlo.

Los alcaldes no podemos ser simplemente sujetos pasivos ante las reglas de operación de los programas o de las indicaciones en caso de programas que deberían ser convenidos, estamos facultados, incluso de manera Constitucional en el Art. 115 al análisis y discusión de los temas locales que impactan a nuestros ciudadanos, la invitación a los alcaldes es al análisis serio, sabemos de la disponibilidad del gobernador para apoyar a los municipios, pero también sabemos que hay algunos integrantes del gabinete que hasta hoy no han dado el resultado que ayude al gobernador a cumplir los compromisos adquiridos.

Nosotros lo hemos venido manifestando desde siempre, no es posible por ejemplo que se nos exprima como municipio ante las situaciones financieras que hemos venido arrastrando y que algunas secretarías federales o estatales lleguen y nos digan: les traigo este beneficio, este proyecto, este programa, pero ustedes van a tener que aportar peso a peso, o dos a uno o tanto porcentaje, esas no son ayudas.

Esa es solo la manera de decirte que como municipio si quieres algo tendrás que esforzarte más o apretarte más el cinturón, y a fin de cuentas vienen siendo los ciudadanos quienes resienten el efecto de esa falta de coordinación real.

Por nuestra parte desde que llegamos a la administración municipal, hemos hecho el gran esfuerzo de talento y creatividad para lograr mejores tasas de ingresos propios sin afectar a la gente, sin dañar las finanzas y al contrario, hemos logrado un incremento en el ingreso que no se había visto, de esa misma manera, nuestro gasto corriente ha reducido y los ahorros se traducen en mejores servicios, los datos ahí están. Pero esto no significa que no necesitamos los apoyos del gobierno estala y federal, por lo que seguiremos llamando al trabajo conjunto con nuestro compromiso de cuidar cada peso de los ciudadanos.

Muchas gracias por su atención, nos leemos en la próxima colaboración.

La llegada de una forma nueva y diferente de hacer política hace poco más de cuatro años con el proyecto de la Cuarta Transformación, implica no solo un cambio de partido, no es tan simple como el quítate tú, para ponerme yo, la lucha que se sigue es medular, va más allá, por eso lo decimos como tal, es la visión de un cambio verdadero.

Este cambio es tan profundo que, incluso, implica modificar las relaciones entre los niveles de gobierno. Antes todo venía más fácil para los municipios, antes los programas eran discrecionales, tan así que tuvieron que ser modificados porque llegaron a niveles de condicionalidad y corrupción insospechados.

Con ese cambio en la dinámica del ingreso - gasto de los municipios, también se ha modificado el papel de supuesto tutor del gobierno estatal o federal, hoy es un tiempo nuevo en que de entrada los presidentes municipales estamos obligados a leer, a informarnos, a conocer plenamente nuestras derechos como y nuestras obligaciones, estamos más que nunca obligados a exigir el pleno federalismo y a concentrar los esfuerzos en lograrlo.

Los alcaldes no podemos ser simplemente sujetos pasivos ante las reglas de operación de los programas o de las indicaciones en caso de programas que deberían ser convenidos, estamos facultados, incluso de manera Constitucional en el Art. 115 al análisis y discusión de los temas locales que impactan a nuestros ciudadanos, la invitación a los alcaldes es al análisis serio, sabemos de la disponibilidad del gobernador para apoyar a los municipios, pero también sabemos que hay algunos integrantes del gabinete que hasta hoy no han dado el resultado que ayude al gobernador a cumplir los compromisos adquiridos.

Nosotros lo hemos venido manifestando desde siempre, no es posible por ejemplo que se nos exprima como municipio ante las situaciones financieras que hemos venido arrastrando y que algunas secretarías federales o estatales lleguen y nos digan: les traigo este beneficio, este proyecto, este programa, pero ustedes van a tener que aportar peso a peso, o dos a uno o tanto porcentaje, esas no son ayudas.

Esa es solo la manera de decirte que como municipio si quieres algo tendrás que esforzarte más o apretarte más el cinturón, y a fin de cuentas vienen siendo los ciudadanos quienes resienten el efecto de esa falta de coordinación real.

Por nuestra parte desde que llegamos a la administración municipal, hemos hecho el gran esfuerzo de talento y creatividad para lograr mejores tasas de ingresos propios sin afectar a la gente, sin dañar las finanzas y al contrario, hemos logrado un incremento en el ingreso que no se había visto, de esa misma manera, nuestro gasto corriente ha reducido y los ahorros se traducen en mejores servicios, los datos ahí están. Pero esto no significa que no necesitamos los apoyos del gobierno estala y federal, por lo que seguiremos llamando al trabajo conjunto con nuestro compromiso de cuidar cada peso de los ciudadanos.

Muchas gracias por su atención, nos leemos en la próxima colaboración.