/ jueves 17 de mayo de 2018

Entre las cuerdas

Teniendo en cuenta que la pedagogía es la disciplina que organiza el proceso educativo de toda persona, en los aspectos psicológico, físico e intelectual tomando presente los aspectos culturales de la sociedad en general; el entrenador deportivo debe poseer la capacidad para satisfacer las necesidades de los deportistas como condición indispensable para tener una buena influencia sobre ellos. Si se habla de las necesidades en términos de resultados deportivos entonces la calificación elevada del entrenador ayuda a lograr este resultado. Si las necesidades del deportista no se relacionan con el deporte, entonces el sentimiento de simpatía y respeto hacia los deportistas es básico para el entrenador.

Las necesidades del atleta constituyen un instrumento importante de su actividad, que no debe abandonar al dar cumplimiento a través del colectivo, a las acciones educativas, encauzándolas en el desarrollo, transformación y educación del jugador, a través de las normas morales que fortalecen su conducta y activan las cualidades volitivas de la personalidad, los preparan para que puedan cumplir satisfactoriamente tareas docentes, productivas y deportivas. Al analizar las necesidades desde el punto de vista psicológico tenemos que las mismas crecen y cambian constantemente en respuesta a la condición física de un individuo, a su medio ambiente, a sus interacciones con otros y a sus experiencias. Algunas de las razones por las cuales la actividad humana impulsada por necesidades no cesa nunca incluyen lo siguiente:

Las necesidades existentes nunca son por completo satisfechas y por lo tanto requieren continuamente de una actividad diseñada para alcanzar o mantener la satisfacción; a medida que las necesidades son satisfechas, emergen nuevas necesidades de mayor orden, las cuales deben ser satisfechas y las personas que alcanzan sus metas establecen nuevas metas de mayor nivel para sí mismos. Se ha concluido que los individuos que alcanzan con éxito sus objetivos normalmente establecen objetivos nuevos y más altos para sí mismos, es decir, aumentan sus niveles de aspiración. Esto se debe en gran medida al hecho de que adquieren más confianza en su habilidad para alcanzar sus objetivos, todo lo contrario ocurre con aquellos que no alcanzan sus objetivos, los cuales en ocasiones bajan sus niveles de aspiración. Por tanto la selección adecuada de metas es el resultado del éxito o del fracaso.

Teniendo en cuenta que la pedagogía es la disciplina que organiza el proceso educativo de toda persona, en los aspectos psicológico, físico e intelectual tomando presente los aspectos culturales de la sociedad en general; el entrenador deportivo debe poseer la capacidad para satisfacer las necesidades de los deportistas como condición indispensable para tener una buena influencia sobre ellos. Si se habla de las necesidades en términos de resultados deportivos entonces la calificación elevada del entrenador ayuda a lograr este resultado. Si las necesidades del deportista no se relacionan con el deporte, entonces el sentimiento de simpatía y respeto hacia los deportistas es básico para el entrenador.

Las necesidades del atleta constituyen un instrumento importante de su actividad, que no debe abandonar al dar cumplimiento a través del colectivo, a las acciones educativas, encauzándolas en el desarrollo, transformación y educación del jugador, a través de las normas morales que fortalecen su conducta y activan las cualidades volitivas de la personalidad, los preparan para que puedan cumplir satisfactoriamente tareas docentes, productivas y deportivas. Al analizar las necesidades desde el punto de vista psicológico tenemos que las mismas crecen y cambian constantemente en respuesta a la condición física de un individuo, a su medio ambiente, a sus interacciones con otros y a sus experiencias. Algunas de las razones por las cuales la actividad humana impulsada por necesidades no cesa nunca incluyen lo siguiente:

Las necesidades existentes nunca son por completo satisfechas y por lo tanto requieren continuamente de una actividad diseñada para alcanzar o mantener la satisfacción; a medida que las necesidades son satisfechas, emergen nuevas necesidades de mayor orden, las cuales deben ser satisfechas y las personas que alcanzan sus metas establecen nuevas metas de mayor nivel para sí mismos. Se ha concluido que los individuos que alcanzan con éxito sus objetivos normalmente establecen objetivos nuevos y más altos para sí mismos, es decir, aumentan sus niveles de aspiración. Esto se debe en gran medida al hecho de que adquieren más confianza en su habilidad para alcanzar sus objetivos, todo lo contrario ocurre con aquellos que no alcanzan sus objetivos, los cuales en ocasiones bajan sus niveles de aspiración. Por tanto la selección adecuada de metas es el resultado del éxito o del fracaso.

jueves 13 de diciembre de 2018

Entre las cuerdas

jueves 06 de diciembre de 2018

Entre las cuerdas

jueves 29 de noviembre de 2018

Entre las cuerdas

jueves 22 de noviembre de 2018

Entre las cuerdas

jueves 15 de noviembre de 2018

Entre las cuerdas

jueves 08 de noviembre de 2018

Entre las cuerdas

sábado 03 de noviembre de 2018

Entre las cuerdas

jueves 25 de octubre de 2018

Entre las cuerdas

jueves 27 de septiembre de 2018

Entre las cuerdas

jueves 20 de septiembre de 2018

Entre las cuerdas

Cargar Más