/ jueves 14 de junio de 2018

Entre las cuerdas

Algo de lo que ya había comentado lo complemento con estas pocas líneas. Como siempre, es un placer poder exponer acerca de dos temas que en verdad han sido parte de vida, la Lucha Libre y el Rock,mencionaba anteriormente que son dos actividades que tienen mucha semejanza, en estos días viven una intensidad muy similar, consolidan los escenarios locales su proyección a nivel nacional, esperando que con ello se haga crecer lo que respecta a nivel estatal, además de ser congruente con mi forma de pensar, inicio con una nueva intención dentro de las colaboraciones semanales, como lo he dicho infinidad de ocasiones, tengo varias pasiones en mi vida, una de ellas es la Lucha Libre, cuando se me brindó la oportunidad de escribir algunas líneas y colaborar para este periódico lo hice siempre (hace ya casi ocho años), bajo el seudónimo de “Bartock”, nombre con el cual actué por muchos años, siendo luchador profesional, por circunstancias de la vida, un día decidí retirarme poco a poco, buscando una manera digna de hacerlo, pero el hacerlo de forma “oficial” se fue posponiendo una y otra vez, fue hasta que perdí a un gran compañero quien fue cómplice de una y mil aventuras, partícipe de muchos proyectos y sueños, me refiero a El Piloto, lo que me hizo decidir dejar de subir a un ring a combatir, además de despojarme de esa mascara que tanta satisfacciones me proporcionó y de cierta manera dar la cara a un público que conoció mi carrera deportiva. Ahora desde esta trinchera seguiré aportando mi granito de arena para que la lucha libre continúe vigente dentro del gusto de los aficionados al deporte, colaborando en todo lo que pueda, tratando que la lucha vuelva a tener el señorío de antes.

El llamado “Deporte Espectáculo” de la Lucha Libre que se presenta en la inmensa mayoría de las arenas y espacios acondicionados e improvisados en la actualidad, desde una personal y muy particular perspectiva, carece de una real esencia o por lo menos es lo que percibo en cada una de las presentaciones en las que me ha tocado estar presente. La lucha libre en la actualidad ha entrado en crisis, muchos dicen que la lucha libre no desaparece que solo se transforma, si, lo acepto pero lo ha estado haciendo dejando a un lado la esencia, lo que en verdad hace a la lucha libre ser lo que es, se está convirtiendo en un simple espectáculo en el cual todas las partes implicadas también están perdiendo dignidad, son muchas las circunstancias que demuestran lo que digo, una de ellas es el poco público que asiste a presenciar las funciones, incluso muchas de ellas gratuitas, no solo lo percibimos aquí en nuestro estado sino que también lo podemos observar a nivel nacional. Además problemas que siempre habían existido pero que antes se solucionaban al interior del ambiente, hoy salen a la luz de todo el público, dañando con ello en forma irreparable a la lucha libre, el actuar de muchos de los implicados ha permitido que poco a poco desaparezca la credibilidad, por ejemplo en estos días podemos ser testigos de todos los problemas que tienen muchos de los luchadores al ser “Clonados” o su nombre es utilizado sin autorización alguna, ejemplos lo tenemos con Octágon, Mascara Sagrada, Fishman, Mascarita Sagrada, y muchos otros, son muchos los problemas que enfrenta la lucha libre auténtica, ya iremos platicando de todos ellos, mientras tanto esperemos que los involucrados empiecen a razonar y actúen para salvar nuestro pasión que es la lucha libre.

Algo de lo que ya había comentado lo complemento con estas pocas líneas. Como siempre, es un placer poder exponer acerca de dos temas que en verdad han sido parte de vida, la Lucha Libre y el Rock,mencionaba anteriormente que son dos actividades que tienen mucha semejanza, en estos días viven una intensidad muy similar, consolidan los escenarios locales su proyección a nivel nacional, esperando que con ello se haga crecer lo que respecta a nivel estatal, además de ser congruente con mi forma de pensar, inicio con una nueva intención dentro de las colaboraciones semanales, como lo he dicho infinidad de ocasiones, tengo varias pasiones en mi vida, una de ellas es la Lucha Libre, cuando se me brindó la oportunidad de escribir algunas líneas y colaborar para este periódico lo hice siempre (hace ya casi ocho años), bajo el seudónimo de “Bartock”, nombre con el cual actué por muchos años, siendo luchador profesional, por circunstancias de la vida, un día decidí retirarme poco a poco, buscando una manera digna de hacerlo, pero el hacerlo de forma “oficial” se fue posponiendo una y otra vez, fue hasta que perdí a un gran compañero quien fue cómplice de una y mil aventuras, partícipe de muchos proyectos y sueños, me refiero a El Piloto, lo que me hizo decidir dejar de subir a un ring a combatir, además de despojarme de esa mascara que tanta satisfacciones me proporcionó y de cierta manera dar la cara a un público que conoció mi carrera deportiva. Ahora desde esta trinchera seguiré aportando mi granito de arena para que la lucha libre continúe vigente dentro del gusto de los aficionados al deporte, colaborando en todo lo que pueda, tratando que la lucha vuelva a tener el señorío de antes.

El llamado “Deporte Espectáculo” de la Lucha Libre que se presenta en la inmensa mayoría de las arenas y espacios acondicionados e improvisados en la actualidad, desde una personal y muy particular perspectiva, carece de una real esencia o por lo menos es lo que percibo en cada una de las presentaciones en las que me ha tocado estar presente. La lucha libre en la actualidad ha entrado en crisis, muchos dicen que la lucha libre no desaparece que solo se transforma, si, lo acepto pero lo ha estado haciendo dejando a un lado la esencia, lo que en verdad hace a la lucha libre ser lo que es, se está convirtiendo en un simple espectáculo en el cual todas las partes implicadas también están perdiendo dignidad, son muchas las circunstancias que demuestran lo que digo, una de ellas es el poco público que asiste a presenciar las funciones, incluso muchas de ellas gratuitas, no solo lo percibimos aquí en nuestro estado sino que también lo podemos observar a nivel nacional. Además problemas que siempre habían existido pero que antes se solucionaban al interior del ambiente, hoy salen a la luz de todo el público, dañando con ello en forma irreparable a la lucha libre, el actuar de muchos de los implicados ha permitido que poco a poco desaparezca la credibilidad, por ejemplo en estos días podemos ser testigos de todos los problemas que tienen muchos de los luchadores al ser “Clonados” o su nombre es utilizado sin autorización alguna, ejemplos lo tenemos con Octágon, Mascara Sagrada, Fishman, Mascarita Sagrada, y muchos otros, son muchos los problemas que enfrenta la lucha libre auténtica, ya iremos platicando de todos ellos, mientras tanto esperemos que los involucrados empiecen a razonar y actúen para salvar nuestro pasión que es la lucha libre.

jueves 21 de junio de 2018

Entre las cuerdas

jueves 14 de junio de 2018

Entre las cuerdas

jueves 31 de mayo de 2018

Entre las cuerdas

viernes 25 de mayo de 2018

Entre las cuerdas

jueves 17 de mayo de 2018

Entre las cuerdas

jueves 10 de mayo de 2018

Entre las cuerdas

jueves 03 de mayo de 2018

Entre las cuerdas

jueves 26 de abril de 2018

Entre las cuerdas

jueves 19 de abril de 2018

Entre las cuerdas

jueves 12 de abril de 2018

Entre las cuerdas

Cargar Más