/ jueves 14 de febrero de 2019

Entre las cuerdas

Dentro del mundo del boxeo, en la actualidad es muy apreciada y valorada la velocidad que muestran muchos de los boxeadores, desafortunadamente, tratando de seguir esa especie de moda actual, algunos entrenadores quieren imponer a sus púgiles tal característica para ser parte importante dentro de su táctica y estrategia durante los combates en los que participen sus peleadores. Pero primero deberían de tomar en cuenta algunas cuestiones para que sus peleadores desarrollen lo mejor posible esas acciones con el mejor de los resultados.

En primer lugar, todos sabemos de la diferencia enorme entre el tipo de entrenamiento en el boxeo amateur o de aficionado y el que se acostumbra dentro del boxeo profesional, la preparación del púgil difiere cuando lo preparamos para un solo encuentro o para un torneo, cuando el peleador es preparado para participar en un torneo requiere de mayor información y conocimientos adecuados sobre cómo usar sus habilidades y dominio combativo frente a sus próximos rivales a fin de ir dosificando sus cualidades físicas y su capacidad para el combate.

En segundo término, se debe de tomar en cuenta que la velocidad del golpe en la distancia media es mayor que la del golpe en la distancia larga, por lo mismo, frente al golpe de distancia media las posibilidades defensivas casi siempre son nulas, aún y cuando se tenga una buena reacción. El peleador que posee una buena reacción deberá realizar su combate en la larga distancia, por las ventajas que se obtienen de este tipo de pelea, por el contrario, el peleador que tenga mala o pésima reacción se le debe de recomendar una pelea en la distancia corta en la cual tendrá más facilidades para anular las cualidades de su contrario.

Asegurando con lo anterior que la distancia en la que se debe de combatir debe ser determinada por la velocidad de reacción del boxeador. Por otra parte también debemos darnos cuenta de que no solo por la velocidad de reacción deberá de definirse el estilo de combate o pelea, también intervienen otros factores como son la capacidad de decisión del peleador durante el encuentro, la habilidad para usar los elementos preparatorios, la estructura, etc., en los entrenamientos se debe de dirigir al púgil para que desarrolle la reacción poniendo especial atención al perfeccionamiento de la velocidad del golpe de defensa, de desplazamiento, de ataque, con la finalidad de mejorar la reacción frente a los movimientos del contrario, desarrollando al mismo tiempo y con igualdad de atención, el reforzamiento de la combatividad, la cual deberá de ir en crecimiento con el paso del tiempo en cada uno de los combates y por supuesto con apoyo en cada una de las sesiones de entrenamiento.

Para finalizar la presente colaboración sólo mencionaré que de verdad todas y cada una de las personas que conforman la gran familia boxística en nuestro estado, extrañan y ansían que de una u otra forma regrese el tan apreciado “Torneo de los Barrios” que era organizado anualmente por nuestra casa editorial “El Sol de Zacatecas”. Ojalá se hiciera el esfuerzo por reanudar tan valiosa contienda boxística.

Dentro del mundo del boxeo, en la actualidad es muy apreciada y valorada la velocidad que muestran muchos de los boxeadores, desafortunadamente, tratando de seguir esa especie de moda actual, algunos entrenadores quieren imponer a sus púgiles tal característica para ser parte importante dentro de su táctica y estrategia durante los combates en los que participen sus peleadores. Pero primero deberían de tomar en cuenta algunas cuestiones para que sus peleadores desarrollen lo mejor posible esas acciones con el mejor de los resultados.

En primer lugar, todos sabemos de la diferencia enorme entre el tipo de entrenamiento en el boxeo amateur o de aficionado y el que se acostumbra dentro del boxeo profesional, la preparación del púgil difiere cuando lo preparamos para un solo encuentro o para un torneo, cuando el peleador es preparado para participar en un torneo requiere de mayor información y conocimientos adecuados sobre cómo usar sus habilidades y dominio combativo frente a sus próximos rivales a fin de ir dosificando sus cualidades físicas y su capacidad para el combate.

En segundo término, se debe de tomar en cuenta que la velocidad del golpe en la distancia media es mayor que la del golpe en la distancia larga, por lo mismo, frente al golpe de distancia media las posibilidades defensivas casi siempre son nulas, aún y cuando se tenga una buena reacción. El peleador que posee una buena reacción deberá realizar su combate en la larga distancia, por las ventajas que se obtienen de este tipo de pelea, por el contrario, el peleador que tenga mala o pésima reacción se le debe de recomendar una pelea en la distancia corta en la cual tendrá más facilidades para anular las cualidades de su contrario.

Asegurando con lo anterior que la distancia en la que se debe de combatir debe ser determinada por la velocidad de reacción del boxeador. Por otra parte también debemos darnos cuenta de que no solo por la velocidad de reacción deberá de definirse el estilo de combate o pelea, también intervienen otros factores como son la capacidad de decisión del peleador durante el encuentro, la habilidad para usar los elementos preparatorios, la estructura, etc., en los entrenamientos se debe de dirigir al púgil para que desarrolle la reacción poniendo especial atención al perfeccionamiento de la velocidad del golpe de defensa, de desplazamiento, de ataque, con la finalidad de mejorar la reacción frente a los movimientos del contrario, desarrollando al mismo tiempo y con igualdad de atención, el reforzamiento de la combatividad, la cual deberá de ir en crecimiento con el paso del tiempo en cada uno de los combates y por supuesto con apoyo en cada una de las sesiones de entrenamiento.

Para finalizar la presente colaboración sólo mencionaré que de verdad todas y cada una de las personas que conforman la gran familia boxística en nuestro estado, extrañan y ansían que de una u otra forma regrese el tan apreciado “Torneo de los Barrios” que era organizado anualmente por nuestra casa editorial “El Sol de Zacatecas”. Ojalá se hiciera el esfuerzo por reanudar tan valiosa contienda boxística.

jueves 20 de junio de 2019

Entre las cuerdas

jueves 13 de junio de 2019

Entre las cuerdas

jueves 30 de mayo de 2019

Entre las cuerdas

jueves 23 de mayo de 2019

Entre las cuerdas

viernes 17 de mayo de 2019

Entre las cuerdas

viernes 10 de mayo de 2019

Entre las cuerdas

jueves 02 de mayo de 2019

Entre las cuerdas

jueves 25 de abril de 2019

Entre las cuerdas

jueves 18 de abril de 2019

Entre las cuerdas

jueves 28 de marzo de 2019

Entre las cuerdas

Cargar Más