/ jueves 14 de marzo de 2019

Entre las cuerdas

En tiempos actuales no es raro observar en muchos deportes la suspensión de deportistas, sancionados por salir positivos en un examen anti-dopaje, sobre todo en los deportes profesionales, en donde hemos sido testigos de las noticias que dan a conocer muertes violentas de grandes deportistas que han usado o abusado de drogas o sustancias prohibidas en el deporte.

En la regla XXII del reglamento de la AIBA se contempla lo referente al uso de drogas, fármacos y demás sustancias consideradas prohibidas dentro de la práctica del boxeo amateur. El dopaje en el boxeo amateur se utiliza para que de una forma artificial e ilícita el peleador obtenga el máximo logro deportivo, sin importarle las consecuencias personales y las consecuencias sociales, el uso de estos elementos y métodos prohibidos para aumentar el rendimiento deportivo, han obligado a las federaciones deportivas nacionales a implementar acciones tendientes a prevenir el dopaje, en donde se involucra a los mismos deportistas, entrenadores, médicos, jueces, árbitros y directivos para buscar y lograr el respeto a la integridad, ética y al juego limpio en el deporte del boxeo.

En el box amateur el dopaje es considerado como la administración a los deportistas o la utilización por ellos mismos, de cualquier sustancia natural o química que modifique y/o incremente, el rendimiento deportivo en forma artificial, así como cualquier método o manipulación farmacológica, física o química que altere o enmascare la utilización de sustancias consideradas como agentes dopantes. Las Sustancias prohibidas por el Comité Olímpico Internacional son las siguientes:

Por clase de sustancia:

• Estimulantes

• Narcóticos

• Anabólicos

• Diuréticos

• Hormonas peptídicas, miméticos y sustancias relacionadas

Métodos prohibidos:

• Dopaje sanguíneo

• Administración artificial de acarreadores de oxígeno o expansores de plasma

• Manipulación física, química o farmacológica

Por circunstancias específicas:

• Alcohol

• Cannabinoides (derivados de la mariguana y el hashish)

• Anestésicos locales

• Glucocorticosteroides (antiinflamatorios prohibidos por vías orales, rectales e intravenosas; las vías local e intraarticular se permiten por estricta prescripción y bajo vigilancia médica)

• Beta bloqueadores.

Son muchos los problemas de salud que acarrea el dopaje y no vale la pena arriesgarse con su uso. Lo mejor que puede hacerse para mejorar el rendimiento, ya sea en los deportes, en el estudio o en la actividad profesional, es el trabajo cotidiano, el esfuerzo continuo y la perseverancia, cuidando, por supuesto, de no exagerar. No olvidemos aquello de “mente sana, en cuerpo sano”. Si a estas alturas no han convencido de lo dañinas que son las drogas, expertos en medicina deportiva anotan algunas razones por las cuales un atleta nunca debe ingerirlas:

1) No hay evidencia científica que demuestre que las drogas aumentan el rendimiento deportivo sin provocar un daño excesivo.

2) Ingerir cualquier medicamento o droga sin estricto control médico altera el balance corporal, dañando la salud física y mental del usuario, en ocasiones de manera irreversible,

3) Usar drogas viola el espíritu deportivo y provoca que el atleta desarrolle una tendencia psicológica a hacer trampa en otras actividades de su vida.

4) Muchas de las personas que cometen delitos lo hacen bajo la influencia de las drogas o por la necesidad de adquirirlas.

5) Muchas de las drogas que se usan en los deportes son las mismas con las que se inician las adicciones.

En tiempos actuales no es raro observar en muchos deportes la suspensión de deportistas, sancionados por salir positivos en un examen anti-dopaje, sobre todo en los deportes profesionales, en donde hemos sido testigos de las noticias que dan a conocer muertes violentas de grandes deportistas que han usado o abusado de drogas o sustancias prohibidas en el deporte.

En la regla XXII del reglamento de la AIBA se contempla lo referente al uso de drogas, fármacos y demás sustancias consideradas prohibidas dentro de la práctica del boxeo amateur. El dopaje en el boxeo amateur se utiliza para que de una forma artificial e ilícita el peleador obtenga el máximo logro deportivo, sin importarle las consecuencias personales y las consecuencias sociales, el uso de estos elementos y métodos prohibidos para aumentar el rendimiento deportivo, han obligado a las federaciones deportivas nacionales a implementar acciones tendientes a prevenir el dopaje, en donde se involucra a los mismos deportistas, entrenadores, médicos, jueces, árbitros y directivos para buscar y lograr el respeto a la integridad, ética y al juego limpio en el deporte del boxeo.

En el box amateur el dopaje es considerado como la administración a los deportistas o la utilización por ellos mismos, de cualquier sustancia natural o química que modifique y/o incremente, el rendimiento deportivo en forma artificial, así como cualquier método o manipulación farmacológica, física o química que altere o enmascare la utilización de sustancias consideradas como agentes dopantes. Las Sustancias prohibidas por el Comité Olímpico Internacional son las siguientes:

Por clase de sustancia:

• Estimulantes

• Narcóticos

• Anabólicos

• Diuréticos

• Hormonas peptídicas, miméticos y sustancias relacionadas

Métodos prohibidos:

• Dopaje sanguíneo

• Administración artificial de acarreadores de oxígeno o expansores de plasma

• Manipulación física, química o farmacológica

Por circunstancias específicas:

• Alcohol

• Cannabinoides (derivados de la mariguana y el hashish)

• Anestésicos locales

• Glucocorticosteroides (antiinflamatorios prohibidos por vías orales, rectales e intravenosas; las vías local e intraarticular se permiten por estricta prescripción y bajo vigilancia médica)

• Beta bloqueadores.

Son muchos los problemas de salud que acarrea el dopaje y no vale la pena arriesgarse con su uso. Lo mejor que puede hacerse para mejorar el rendimiento, ya sea en los deportes, en el estudio o en la actividad profesional, es el trabajo cotidiano, el esfuerzo continuo y la perseverancia, cuidando, por supuesto, de no exagerar. No olvidemos aquello de “mente sana, en cuerpo sano”. Si a estas alturas no han convencido de lo dañinas que son las drogas, expertos en medicina deportiva anotan algunas razones por las cuales un atleta nunca debe ingerirlas:

1) No hay evidencia científica que demuestre que las drogas aumentan el rendimiento deportivo sin provocar un daño excesivo.

2) Ingerir cualquier medicamento o droga sin estricto control médico altera el balance corporal, dañando la salud física y mental del usuario, en ocasiones de manera irreversible,

3) Usar drogas viola el espíritu deportivo y provoca que el atleta desarrolle una tendencia psicológica a hacer trampa en otras actividades de su vida.

4) Muchas de las personas que cometen delitos lo hacen bajo la influencia de las drogas o por la necesidad de adquirirlas.

5) Muchas de las drogas que se usan en los deportes son las mismas con las que se inician las adicciones.

jueves 23 de mayo de 2019

Entre las cuerdas

viernes 17 de mayo de 2019

Entre las cuerdas

viernes 10 de mayo de 2019

Entre las cuerdas

jueves 02 de mayo de 2019

Entre las cuerdas

jueves 25 de abril de 2019

Entre las cuerdas

jueves 18 de abril de 2019

Entre las cuerdas

jueves 28 de marzo de 2019

Entre las cuerdas

jueves 14 de marzo de 2019

Entre las cuerdas

jueves 07 de marzo de 2019

Entre las cuerdas

jueves 14 de febrero de 2019

Entre las cuerdas

Cargar Más