/ jueves 2 de mayo de 2019

Entre las cuerdas

En Relación a los hechos acontecidos hace poco en Fresnillo Zacatecas, se me vino a la memoria el tema de la violencia en los deportes, en donde se ven involucrados los mismos deportistas, que incluso hacen reflexionar en el profesionalismo que les debe de caracterizar, y pone en duda el buen papel que puedan desempeñar ante los ojos de la afición o de los mismos compañeros deportistas, se ven involucrados un sinfín de factores así como también surgen infinidad de consecuencias, Creo que es digno de darle importancia a este tema, para mejorar el desempeño de los atletas así como también de la llamada gente de pantalón largo.

Violencia, una palabra llena de significado y que hoy en día sigue presente en muchos ámbitos de nuestra vida cotidiana

La violencia que se presenta actualmente en el deporte, en muchas de sus disciplinas, podemos tomarla como algo inherente a la naturaleza humana, como una conducta que va en contra de la razón y que implica el uso de la fuerza por parte del sujeto activo.

Conducta agresiva, realizada mediante actos físicos o de palabra, dirigida contra participantes, árbitros, público asistente, autoridades u organizadores de los eventos deportivos, es una conducta que busca desestabilizar el desarrollo normal o incidir en el resultado de la contienda deportiva por medio de la agresión, se puede presentar antes, durante o después del enfrentamiento deportivo y puede ser realizado dentro o en las inmediaciones de las instalaciones deportivas o escenario.

Algunas ocasiones, no olvidemos, que los sujetos involucrados en estos actos de violencia son los mismos atletas o sus entrenadores y que en ocasiones son ellos mismos los que buscan provocar esas conductas agresivas en el público que asiste a esos eventos con la finalidad de encontrar un momento de recreación.

Pero tenemos que recordar que el deporte no se practica con la finalidad de crear un foco de violencia, por el contrario, es para crear un espacio en donde se encuentre la sana convivencia social que ayude al desarrollo de los deportistas o la simple recreación de los participantes.

No olvidemos que la violencia no solo se da en el deporte profesional o en espectáculos deportivos profesionales, también existe en el deporte de aficionados (Amateur), recordemos que en innumerables ocasiones muchos padres de familia se han visto envueltos en pelea campales en partidos de fut bol, básquet bol, beis bol, etc., dentro de todas las categorías, desde la denominada diente de leche, que es donde participan los más pequeños, hasta las categorías en donde participan veteranos, tengamos presente que la violencia no es privativa o exclusiva de los grupos marginados social y económicamente.

Los actos y hechos que contienen e involucran violencia ponen de manifiesto que todo proceso de socialización de los participantes no ha sido efectiva o ha sido llevada de una forma inadecuada, con el resultado del rompimiento de las reglas de convivencia, proporcionando a su vez patrones y modelos negativos trasmitidos a las futuras generaciones.

Pensando en todo lo anterior creo que es necesario reforzar la educación que se le proporciona a los deportistas y la capacitación de los entrenadores, en relación a la Tolerancia, la asimilación de los triunfos y derrotas y la Solidaridad entre otros temas, pero además, se debe de buscar y encontrar medidas adecuadas y efectivas que nos ayuden a erradicar todas esas conductas que solo dañan a los deportes y a los deportistas.

En Relación a los hechos acontecidos hace poco en Fresnillo Zacatecas, se me vino a la memoria el tema de la violencia en los deportes, en donde se ven involucrados los mismos deportistas, que incluso hacen reflexionar en el profesionalismo que les debe de caracterizar, y pone en duda el buen papel que puedan desempeñar ante los ojos de la afición o de los mismos compañeros deportistas, se ven involucrados un sinfín de factores así como también surgen infinidad de consecuencias, Creo que es digno de darle importancia a este tema, para mejorar el desempeño de los atletas así como también de la llamada gente de pantalón largo.

Violencia, una palabra llena de significado y que hoy en día sigue presente en muchos ámbitos de nuestra vida cotidiana

La violencia que se presenta actualmente en el deporte, en muchas de sus disciplinas, podemos tomarla como algo inherente a la naturaleza humana, como una conducta que va en contra de la razón y que implica el uso de la fuerza por parte del sujeto activo.

Conducta agresiva, realizada mediante actos físicos o de palabra, dirigida contra participantes, árbitros, público asistente, autoridades u organizadores de los eventos deportivos, es una conducta que busca desestabilizar el desarrollo normal o incidir en el resultado de la contienda deportiva por medio de la agresión, se puede presentar antes, durante o después del enfrentamiento deportivo y puede ser realizado dentro o en las inmediaciones de las instalaciones deportivas o escenario.

Algunas ocasiones, no olvidemos, que los sujetos involucrados en estos actos de violencia son los mismos atletas o sus entrenadores y que en ocasiones son ellos mismos los que buscan provocar esas conductas agresivas en el público que asiste a esos eventos con la finalidad de encontrar un momento de recreación.

Pero tenemos que recordar que el deporte no se practica con la finalidad de crear un foco de violencia, por el contrario, es para crear un espacio en donde se encuentre la sana convivencia social que ayude al desarrollo de los deportistas o la simple recreación de los participantes.

No olvidemos que la violencia no solo se da en el deporte profesional o en espectáculos deportivos profesionales, también existe en el deporte de aficionados (Amateur), recordemos que en innumerables ocasiones muchos padres de familia se han visto envueltos en pelea campales en partidos de fut bol, básquet bol, beis bol, etc., dentro de todas las categorías, desde la denominada diente de leche, que es donde participan los más pequeños, hasta las categorías en donde participan veteranos, tengamos presente que la violencia no es privativa o exclusiva de los grupos marginados social y económicamente.

Los actos y hechos que contienen e involucran violencia ponen de manifiesto que todo proceso de socialización de los participantes no ha sido efectiva o ha sido llevada de una forma inadecuada, con el resultado del rompimiento de las reglas de convivencia, proporcionando a su vez patrones y modelos negativos trasmitidos a las futuras generaciones.

Pensando en todo lo anterior creo que es necesario reforzar la educación que se le proporciona a los deportistas y la capacitación de los entrenadores, en relación a la Tolerancia, la asimilación de los triunfos y derrotas y la Solidaridad entre otros temas, pero además, se debe de buscar y encontrar medidas adecuadas y efectivas que nos ayuden a erradicar todas esas conductas que solo dañan a los deportes y a los deportistas.

jueves 20 de junio de 2019

Entre las cuerdas

jueves 13 de junio de 2019

Entre las cuerdas

jueves 30 de mayo de 2019

Entre las cuerdas

jueves 23 de mayo de 2019

Entre las cuerdas

viernes 17 de mayo de 2019

Entre las cuerdas

viernes 10 de mayo de 2019

Entre las cuerdas

jueves 02 de mayo de 2019

Entre las cuerdas

jueves 25 de abril de 2019

Entre las cuerdas

jueves 18 de abril de 2019

Entre las cuerdas

jueves 28 de marzo de 2019

Entre las cuerdas

Cargar Más