/ viernes 10 de mayo de 2019

Entre las cuerdas

Una de las situaciones que se busca abatir en el boxeo de aficionados, por parte de la Federación Mexicana de Boxeo de Aficionados y las Asociaciones estatales, es la de evitar las decisiones injustas por parte de los jueces, en los combates de boxeo de aficionados, es por ello que en nuestro país, en cada una de las competencias a nivel nacional y regional se imparten cursos de capacitación y actualización al cuerpo arbitral y a entrenadores de boxeo, pero, a últimas fechas los cursos se han extendido no tan solo a ellos, sino que ahora se involucra de forma obligatoria al personal que acude a este tipo de torneos como son los delegados de los equipos estatales y a los presidentes de las asociaciones estatales, haciéndolos además, participes del control y desarrollo de los combates que se realizan en los diversos torneos de la república mexicana.

El arbitraje en el boxeo amateur podemos relacionarlo de manera directa con el proceso de entrenamiento de los púgiles, ya que la calificación de las peleas no solo es utilizado para valorar el resultado de los combates, sino que también es usado para evaluar el proceso de entrenamiento y comprobar la eficiencia del plan propuesto por los entrenadores, en condiciones competitivas. Habrá que reconocer la objetividad como una cualidad que integra el proceso de arbitraje deportivo en el boxeo con dos factores que influyen en la calidad de resultados a la hora de calificar los encuentros, la imparcialidad como un elemento interno de los jueces-árbitros y las condiciones en las que se realiza la actividad boxística, como elemento externo de los sujetos que evalúan las contiendas, estos factores contribuyen a la calidad de las decisiones tomadas en el momento de finalizar los combates.

Es evidente que determinar el vencedor de un combate, es una cuestión complicada que se realiza mediante la apreciación visual de los jueces, quienes tienen la responsabilidad de decidir en sólo 10 minutos, el resultado de un largo proceso docente educativo de entrenamiento que exige un derroche de voluntad, sacrificio, abnegación y dedicación de todo un colectivo de trabajo, conformado por atletas, entrenadores, psicólogos, médicos, masajistas y dirigentes. El boxeador y su entrenador, cuando saben que los esfuerzos de sus acciones merecen la victoria y, sin embargo, las decisiones injustas de los jueces no lo reconocen así, lo que trae como consecuencia que los atletas puedan llegar a pensar en alejarse de la actividad y ésta deje de constituir el centro para ellos, afectándolos, en ocasiones, de forma temporal y a veces definitiva, por la pérdida de motivos e intereses que pueden llevarlo hasta la frustración. Las decisiones injustas en el boxeo ayudan a desarrollar la violencia; en lugar de imponerse la estética de la técnica, se va gestando la violencia de forma inconsciente, de ahí la frase antihumana: "el boxeador tiene que salir a matar para poder ganar".

Lamentablemente existen en la actualidad muchas personas en el mundo, entre ellos profesionales, que ven la competencia de boxeo como un simple espectáculo deportivo, sin reconocer la esencia de este deporte. Se puede afirmar que la competencia de boxeo, como parte del proceso de preparación del deportista, es una clase más dentro del proceso de entrenamiento y es una forma de control y evaluación del desarrollo del proceso y de su resultado.

Esperemos que todas estas situaciones, formas de actuar y de pensar vayan siendo erradicadas del boxeo de aficionados lo mismo en el renglón profesional, para el buen desarrollo de nuestros atletas zacatecanos, y por supuesto mexicanos.

Una de las situaciones que se busca abatir en el boxeo de aficionados, por parte de la Federación Mexicana de Boxeo de Aficionados y las Asociaciones estatales, es la de evitar las decisiones injustas por parte de los jueces, en los combates de boxeo de aficionados, es por ello que en nuestro país, en cada una de las competencias a nivel nacional y regional se imparten cursos de capacitación y actualización al cuerpo arbitral y a entrenadores de boxeo, pero, a últimas fechas los cursos se han extendido no tan solo a ellos, sino que ahora se involucra de forma obligatoria al personal que acude a este tipo de torneos como son los delegados de los equipos estatales y a los presidentes de las asociaciones estatales, haciéndolos además, participes del control y desarrollo de los combates que se realizan en los diversos torneos de la república mexicana.

El arbitraje en el boxeo amateur podemos relacionarlo de manera directa con el proceso de entrenamiento de los púgiles, ya que la calificación de las peleas no solo es utilizado para valorar el resultado de los combates, sino que también es usado para evaluar el proceso de entrenamiento y comprobar la eficiencia del plan propuesto por los entrenadores, en condiciones competitivas. Habrá que reconocer la objetividad como una cualidad que integra el proceso de arbitraje deportivo en el boxeo con dos factores que influyen en la calidad de resultados a la hora de calificar los encuentros, la imparcialidad como un elemento interno de los jueces-árbitros y las condiciones en las que se realiza la actividad boxística, como elemento externo de los sujetos que evalúan las contiendas, estos factores contribuyen a la calidad de las decisiones tomadas en el momento de finalizar los combates.

Es evidente que determinar el vencedor de un combate, es una cuestión complicada que se realiza mediante la apreciación visual de los jueces, quienes tienen la responsabilidad de decidir en sólo 10 minutos, el resultado de un largo proceso docente educativo de entrenamiento que exige un derroche de voluntad, sacrificio, abnegación y dedicación de todo un colectivo de trabajo, conformado por atletas, entrenadores, psicólogos, médicos, masajistas y dirigentes. El boxeador y su entrenador, cuando saben que los esfuerzos de sus acciones merecen la victoria y, sin embargo, las decisiones injustas de los jueces no lo reconocen así, lo que trae como consecuencia que los atletas puedan llegar a pensar en alejarse de la actividad y ésta deje de constituir el centro para ellos, afectándolos, en ocasiones, de forma temporal y a veces definitiva, por la pérdida de motivos e intereses que pueden llevarlo hasta la frustración. Las decisiones injustas en el boxeo ayudan a desarrollar la violencia; en lugar de imponerse la estética de la técnica, se va gestando la violencia de forma inconsciente, de ahí la frase antihumana: "el boxeador tiene que salir a matar para poder ganar".

Lamentablemente existen en la actualidad muchas personas en el mundo, entre ellos profesionales, que ven la competencia de boxeo como un simple espectáculo deportivo, sin reconocer la esencia de este deporte. Se puede afirmar que la competencia de boxeo, como parte del proceso de preparación del deportista, es una clase más dentro del proceso de entrenamiento y es una forma de control y evaluación del desarrollo del proceso y de su resultado.

Esperemos que todas estas situaciones, formas de actuar y de pensar vayan siendo erradicadas del boxeo de aficionados lo mismo en el renglón profesional, para el buen desarrollo de nuestros atletas zacatecanos, y por supuesto mexicanos.

jueves 22 de agosto de 2019

Entre las cuerdas

jueves 15 de agosto de 2019

Entre las cuerdas

jueves 08 de agosto de 2019

Entre las cuerdas

jueves 01 de agosto de 2019

Entre las cuerdas

jueves 25 de julio de 2019

Entre las cuerdas

jueves 11 de julio de 2019

Entre las cuerdas

jueves 04 de julio de 2019

Entre la cuerdas

jueves 20 de junio de 2019

Entre las cuerdas

jueves 13 de junio de 2019

Entre las cuerdas

jueves 30 de mayo de 2019

Entre las cuerdas

Cargar Más