/ jueves 23 de mayo de 2019

Entre las cuerdas

En respuesta a algunos correos y comentarios respecto a la columna de la semana anterior, les puedo decir que:

Efectivamente la lucha libre actual tiene mucho que llama la atención a los fans o aficionados a este deporte, pero también atraviesa por una etapa en la cual ha ido dejando de lado a una gran cantidad de fanáticos y seguidores que se alejan por gran variedad de motivos, muchos de ellos problemas dentro de la misma lucha libre que hacen que el aficionado pierda credibilidad en ella, puedo mencionar infinidad de ellos, pero solamente enunciare los que para mí son problemas esenciales que deben de ser corregidos o finalmente la lucha libre entrara en una crisis de la cual posiblemente no pueda recuperarse y terminara por ceder su lugar a otros deportes como el boxeo o las artes marciales mixtas.

El orden en el que los menciono no es el orden de acuerdo a su importancia o gravedad, solamente es como se me vienen a la mente, 1.- Luchadores Al Vapor.- La mayoría de empresas y arenas locales tienen entre sus filas deportistas que tienen poco tiempo practicando y en pocos meses o incluso en semanas los hacen debutar como profesionales, pero hay que entender que el proceso de preparación de un luchador puede llevar hasta años para lograr presentarse en un escenario como luchador profesional. Desafortunadamente las empresas, promotores, arenas y grupos de luchadores han desvirtuado ese proceso y por cuestiones económicas o incluso políticas se ha llegado al grado de presentar en “espectáculos profesionales” combates de niños con apenas doce o trece años de edad, y lo que es peor, en las categorías denominadas Estrellas o semifinalistas. Habrá que entender que el no llevar el proceso correspondiente el gladiador aumenta exponencialmente las probabilidades de sufrir graves lesiones o daño a su salud, ejemplos claros y contundentes los hemos visto por ser difundidos por televisión a nivel nacional o internacional.

Son muchas las partes involucradas las que participan en una presentación de Lucha Libre, Empresas, Promotores, Empresarios, Luchadores, Comisiones de Box y Lucha y si ninguno de ellos tienen interés en proteger a los deportistas y al mismo deporte, pronto veremos un declive total en las presentaciones futuras, creo que los aficionados han manifestado muchas veces su decepción al presenciar este tipo de combates en donde los protagonistas a leguas se nota que son novatos o son apenas unos niños. El reclamo de la afición ha sido inmediato y mencionan que ellos no pagaron un boleto para ver esa calidad de combates o de luchadores perdiendo de forma irreparable la credibilidad en el deporte espectáculo.

Otros problemas que se padece actualmente dentro de la lucha libre son por ejemplo, los fraudes que constantemente son publicitados o incluso peleados no en las instancias competentes sino en los medios de comunicación o en las redes sociales, otro problema es la falta de espacios adecuados o idóneos para presentar y presenciar en forma digna el espectáculo, y existen muchos problemas más, pero de ellos comentaré las próximas columnas si es que cuento con el favor de su atención.

En respuesta a algunos correos y comentarios respecto a la columna de la semana anterior, les puedo decir que:

Efectivamente la lucha libre actual tiene mucho que llama la atención a los fans o aficionados a este deporte, pero también atraviesa por una etapa en la cual ha ido dejando de lado a una gran cantidad de fanáticos y seguidores que se alejan por gran variedad de motivos, muchos de ellos problemas dentro de la misma lucha libre que hacen que el aficionado pierda credibilidad en ella, puedo mencionar infinidad de ellos, pero solamente enunciare los que para mí son problemas esenciales que deben de ser corregidos o finalmente la lucha libre entrara en una crisis de la cual posiblemente no pueda recuperarse y terminara por ceder su lugar a otros deportes como el boxeo o las artes marciales mixtas.

El orden en el que los menciono no es el orden de acuerdo a su importancia o gravedad, solamente es como se me vienen a la mente, 1.- Luchadores Al Vapor.- La mayoría de empresas y arenas locales tienen entre sus filas deportistas que tienen poco tiempo practicando y en pocos meses o incluso en semanas los hacen debutar como profesionales, pero hay que entender que el proceso de preparación de un luchador puede llevar hasta años para lograr presentarse en un escenario como luchador profesional. Desafortunadamente las empresas, promotores, arenas y grupos de luchadores han desvirtuado ese proceso y por cuestiones económicas o incluso políticas se ha llegado al grado de presentar en “espectáculos profesionales” combates de niños con apenas doce o trece años de edad, y lo que es peor, en las categorías denominadas Estrellas o semifinalistas. Habrá que entender que el no llevar el proceso correspondiente el gladiador aumenta exponencialmente las probabilidades de sufrir graves lesiones o daño a su salud, ejemplos claros y contundentes los hemos visto por ser difundidos por televisión a nivel nacional o internacional.

Son muchas las partes involucradas las que participan en una presentación de Lucha Libre, Empresas, Promotores, Empresarios, Luchadores, Comisiones de Box y Lucha y si ninguno de ellos tienen interés en proteger a los deportistas y al mismo deporte, pronto veremos un declive total en las presentaciones futuras, creo que los aficionados han manifestado muchas veces su decepción al presenciar este tipo de combates en donde los protagonistas a leguas se nota que son novatos o son apenas unos niños. El reclamo de la afición ha sido inmediato y mencionan que ellos no pagaron un boleto para ver esa calidad de combates o de luchadores perdiendo de forma irreparable la credibilidad en el deporte espectáculo.

Otros problemas que se padece actualmente dentro de la lucha libre son por ejemplo, los fraudes que constantemente son publicitados o incluso peleados no en las instancias competentes sino en los medios de comunicación o en las redes sociales, otro problema es la falta de espacios adecuados o idóneos para presentar y presenciar en forma digna el espectáculo, y existen muchos problemas más, pero de ellos comentaré las próximas columnas si es que cuento con el favor de su atención.

jueves 11 de julio de 2019

Entre las cuerdas

jueves 04 de julio de 2019

Entre la cuerdas

jueves 20 de junio de 2019

Entre las cuerdas

jueves 13 de junio de 2019

Entre las cuerdas

jueves 30 de mayo de 2019

Entre las cuerdas

jueves 23 de mayo de 2019

Entre las cuerdas

viernes 17 de mayo de 2019

Entre las cuerdas

viernes 10 de mayo de 2019

Entre las cuerdas

jueves 02 de mayo de 2019

Entre las cuerdas

jueves 25 de abril de 2019

Entre las cuerdas

Cargar Más