/ jueves 30 de julio de 2020

Entre las cuerdas

Las funciones que desempeña el entrenador de boxeo son muy variadas y muy extensas, pero desafortunadamente en muchos aspectos son poco reconocidas y/o recompensadas, el que siempre se le otorgan los aplausos y se le entregan todos los premios es al peleador, y ¿qué pasa? con el que le enseño la técnica y le daba las indicaciones en la esquina del cuadrilátero, “comúnmente es olvidado”. Cada entrenador deja algo de su vida en la enseñanza del boxeo a sus pupilos, algunos prefieren enfocarse a enseñar una técnica depurada, otros lo harán en la entrega total a base de fuerza enorme, otros lo hacen en base a la velocidad, es muy variada la preferencia en los estilos de cada uno de los entrenadores, pero sin duda alguna, Los entrenadores se establecen ante sus pupilos como una figura de referencia con una marcada importancia que lo lleva a tener una influencia determinante en la motivación de sus peleadores, son la primer instancia de donde los deportistas tomaran modelos para ir acrecentando sus experiencias durante el desarrollo de su vida deportiva y por supuesto que también en su vida personal. El entrenador que trabaja con niños o jovencitos en edad escolar debe de tener una capacidad para orientar a sus atletas, otorgándole más valor a la superación deportiva, la correcta ejecución de los movimientos basados en una técnica adecuada, que a los triunfos que pudiera obtener en esa etapa el deportista.

El entrenador debe ser un ejemplo en cuanto al cumplimiento de las normas establecidas en el reglamento, reflejando en las acciones y conductas que realice, el respeto a sus oponentes, al los jueces – árbitros, al reglamento y al de sus propios púgiles. Otro aspecto importante en el que se debe de trabajar es en el de establecer un clima o ambiente de colaboración y compañerismo entre sus atletas, para hacerlos sentir a cada uno de ellos como una parte esencial del equipo y en donde todos se sientan aceptados totalmente, si se logra establecer estos objetivos los niños aprenderán a respetar y amar el boxeo por encima de situaciones como la derrota o el éxito, serán boxeadores que encontraran satisfacción en la práctica deportiva, disfrutando en mayor grado el deporte y por lo tanto duraran más tiempo dentro de la disciplina del boxeo.

A todo entrenador de boxeo se le debe de reconocer y aplaudir junto con su atleta en cualquier ocasión que se logre un avance o un triunfo dentro de la carrera deportiva del peleador, creo que es lo justo, cuando la entrega y dedicación se hace con el corazón y el cariño que se le tiene a este bello deporte. Solo hago una pequeña reflexión: ¿Cuándo se lograra que en nuestro estado y nuestro país se le otorgue la real y verdadera importancia que tiene el trabajo de los entrenadores de boxeo?, esperemos que sea en un futuro no muy alejado.

Las funciones que desempeña el entrenador de boxeo son muy variadas y muy extensas, pero desafortunadamente en muchos aspectos son poco reconocidas y/o recompensadas, el que siempre se le otorgan los aplausos y se le entregan todos los premios es al peleador, y ¿qué pasa? con el que le enseño la técnica y le daba las indicaciones en la esquina del cuadrilátero, “comúnmente es olvidado”. Cada entrenador deja algo de su vida en la enseñanza del boxeo a sus pupilos, algunos prefieren enfocarse a enseñar una técnica depurada, otros lo harán en la entrega total a base de fuerza enorme, otros lo hacen en base a la velocidad, es muy variada la preferencia en los estilos de cada uno de los entrenadores, pero sin duda alguna, Los entrenadores se establecen ante sus pupilos como una figura de referencia con una marcada importancia que lo lleva a tener una influencia determinante en la motivación de sus peleadores, son la primer instancia de donde los deportistas tomaran modelos para ir acrecentando sus experiencias durante el desarrollo de su vida deportiva y por supuesto que también en su vida personal. El entrenador que trabaja con niños o jovencitos en edad escolar debe de tener una capacidad para orientar a sus atletas, otorgándole más valor a la superación deportiva, la correcta ejecución de los movimientos basados en una técnica adecuada, que a los triunfos que pudiera obtener en esa etapa el deportista.

El entrenador debe ser un ejemplo en cuanto al cumplimiento de las normas establecidas en el reglamento, reflejando en las acciones y conductas que realice, el respeto a sus oponentes, al los jueces – árbitros, al reglamento y al de sus propios púgiles. Otro aspecto importante en el que se debe de trabajar es en el de establecer un clima o ambiente de colaboración y compañerismo entre sus atletas, para hacerlos sentir a cada uno de ellos como una parte esencial del equipo y en donde todos se sientan aceptados totalmente, si se logra establecer estos objetivos los niños aprenderán a respetar y amar el boxeo por encima de situaciones como la derrota o el éxito, serán boxeadores que encontraran satisfacción en la práctica deportiva, disfrutando en mayor grado el deporte y por lo tanto duraran más tiempo dentro de la disciplina del boxeo.

A todo entrenador de boxeo se le debe de reconocer y aplaudir junto con su atleta en cualquier ocasión que se logre un avance o un triunfo dentro de la carrera deportiva del peleador, creo que es lo justo, cuando la entrega y dedicación se hace con el corazón y el cariño que se le tiene a este bello deporte. Solo hago una pequeña reflexión: ¿Cuándo se lograra que en nuestro estado y nuestro país se le otorgue la real y verdadera importancia que tiene el trabajo de los entrenadores de boxeo?, esperemos que sea en un futuro no muy alejado.

ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 16 de octubre de 2020

Entre las cuerdas

Javier Rubén Lozano

jueves 01 de octubre de 2020

Entre las cuerdas

Javier Rubén Lozano

viernes 25 de septiembre de 2020

Entre las cuerdas

Javier Rubén Lozano

jueves 10 de septiembre de 2020

Entre las cuerdas

Javier Rubén Lozano

jueves 03 de septiembre de 2020

Entre las cuerdas

Javier Rubén Lozano

Cargar Más