/ miércoles 18 de diciembre de 2019

Escasa interacción de los delegados federales con el gobierno estatal

Al gobernador de Zacatecas, Alejandro Tello Cristerna, le “parece” que el gobierno federal y el estatal están divorciados. A mí –como mero ciudadano zacatecano que soy –me parece que al presidente AMLO simplemente no le interesa Zacatecas. No es sólo que AMLO ande ocupado para arriba y para abajo en el país, sino que tiene más interés por la Ciudad de México y Tabasco, así como por los estados más solventes de nuestro país económicamente hablando. Y sí, AMLO es, además, sumamente desprendido con los recursos financieros del gobierno, sobre todo con esas dos entidades federativas de su preferencia.

Tal vez en ese sentido, el de ignorar a nuestra entidad federativa en la función gubernamental, AMLO sea el presidente de la República que más nos ha desairado a los zacatecanos. Y sí ciertamente como señala nuestro gobernador: “Pareciese que hay un divorcio entre el gobierno federal y el estatal en lo local”.

Para esto, ni siquiera los delegados federales de las diferentes instancias gubernamentales nos toman en cuenta a los zacatecanos. El mismo gobernador Alejandro Tello Cristerna señala públicamente que los(a) delegados(as) “pareciese que están trabajando en un Estado totalmente ajeno a Zacatecas, donde hay muy poca interacción y comunicación”.

Los(as) delegados(as) federales que se tienen en Zacatecas, así, ni resuellan ni hacen alharacas, ni siquiera pintan en algo en la escena política estatal, tal como lo señala nuestro gobernador. Se la han de pasar rascándose las corvas, sentados(as) en sus oficinas. Sólo hurgando verdaderamente en la prensa cotidiana local uno puede darse cuenta que los(as) referidos(as) delegados(as) únicamente representan al poder ejecutivo federal y salen un tanto a declarar públicamente cuando se les inquiere por algún asunto público, pero no hacen gran cosa por la gestión de los recursos federales para nuestra entidad federativa. No hay compromiso, pues.

Estamos como en tiempos de la presidencia de Antonio López de Santa Anna, quien no hacía caso alguno de nuestra entidad federativa, y nuestro prócer Francisco García Salinas, a la postre gobernador de Zacatecas, alzó no sólo la voz contra Santana, sino se enfrentó militarmente en la famosa batalla de Zacatecas de 1835, justamente por tenernos el tirano tenernos, además de estar de por medio no sólo nuestra entidad federativa, sino incluso minando las posibilidades de desarrollo.

Tal vez no lleguemos a ese nivel, pero sí, que se considere plenamente desde el actual gobierno federal que Zacatecas también es México.

Al gobernador de Zacatecas, Alejandro Tello Cristerna, le “parece” que el gobierno federal y el estatal están divorciados. A mí –como mero ciudadano zacatecano que soy –me parece que al presidente AMLO simplemente no le interesa Zacatecas. No es sólo que AMLO ande ocupado para arriba y para abajo en el país, sino que tiene más interés por la Ciudad de México y Tabasco, así como por los estados más solventes de nuestro país económicamente hablando. Y sí, AMLO es, además, sumamente desprendido con los recursos financieros del gobierno, sobre todo con esas dos entidades federativas de su preferencia.

Tal vez en ese sentido, el de ignorar a nuestra entidad federativa en la función gubernamental, AMLO sea el presidente de la República que más nos ha desairado a los zacatecanos. Y sí ciertamente como señala nuestro gobernador: “Pareciese que hay un divorcio entre el gobierno federal y el estatal en lo local”.

Para esto, ni siquiera los delegados federales de las diferentes instancias gubernamentales nos toman en cuenta a los zacatecanos. El mismo gobernador Alejandro Tello Cristerna señala públicamente que los(a) delegados(as) “pareciese que están trabajando en un Estado totalmente ajeno a Zacatecas, donde hay muy poca interacción y comunicación”.

Los(as) delegados(as) federales que se tienen en Zacatecas, así, ni resuellan ni hacen alharacas, ni siquiera pintan en algo en la escena política estatal, tal como lo señala nuestro gobernador. Se la han de pasar rascándose las corvas, sentados(as) en sus oficinas. Sólo hurgando verdaderamente en la prensa cotidiana local uno puede darse cuenta que los(as) referidos(as) delegados(as) únicamente representan al poder ejecutivo federal y salen un tanto a declarar públicamente cuando se les inquiere por algún asunto público, pero no hacen gran cosa por la gestión de los recursos federales para nuestra entidad federativa. No hay compromiso, pues.

Estamos como en tiempos de la presidencia de Antonio López de Santa Anna, quien no hacía caso alguno de nuestra entidad federativa, y nuestro prócer Francisco García Salinas, a la postre gobernador de Zacatecas, alzó no sólo la voz contra Santana, sino se enfrentó militarmente en la famosa batalla de Zacatecas de 1835, justamente por tenernos el tirano tenernos, además de estar de por medio no sólo nuestra entidad federativa, sino incluso minando las posibilidades de desarrollo.

Tal vez no lleguemos a ese nivel, pero sí, que se considere plenamente desde el actual gobierno federal que Zacatecas también es México.

martes 18 de febrero de 2020

El resuelto Leonardo

miércoles 05 de febrero de 2020

Entre coronas y chicharrones

miércoles 08 de enero de 2020

Inseguridad pública en Zacatecas en el 2019

jueves 02 de enero de 2020

Broncas con Bolivia

martes 10 de diciembre de 2019

Inseguridad rampante

Cargar Más