/ domingo 24 de enero de 2021

Escenarios 2021

La unidad queda en el discurso

Un tanto precipitado se ve Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) oficializando registros únicos.

La visita del dirigente nacional de Morena, Mario Delgado Carrillo a Zacatecas, inició con un discurso de unidad y acabó con un discurso de que los perdedores son unos viles ambiciosos.

Es decir, la llamada operación cicatriz dentro de Morena parece un mero discurso en el que nadie está interesado.

Después de todo, para beneficio de todos, incluso hay tiempo de volver a hacer la encuesta en los términos que todos los aspirantes digan y firmen y va a volver a ganarla David Monreal.

En la entrega de la constancia de registro único se vio la fuerza de Monreal Ávila, con la presencia de 15 presidentes municipales, incluyendo algunos electos por otros partidos políticos.

Pero el primero en violar la convocatoria fue el propio dirigente nacional de Morena, ya que había plazos establecidos, y traslaparlos es lo que le ha valido los reclamos de quienes piden transparencia y la reposición del procedimiento.

Tiempos apresurados

Muy apresurados han sido los tiempos, por lo que sea, pero se está en una etapa de precampaña que hoy parece la guerra interna de Morena, en donde a nadie le interesa salir a curar las heridas, todos se tiran a matar.

Los que ya están creen que con lo que tienen les alcanza para ganar sin dificultad, y a los que no quedaron les interesa seguir los procesos jurisdiccionales en la idea de que van a obtener algo, en la negociación o en la etapa legal.

La simulación es algo que siempre se ha dado en la política, y eso es lo que la mayor parte de los partidos tratan de evitar, pero el “partido del pueblo” se envuelve en pleitos internos que hacen recordar aquella etapa bélica del PRD.

Mario no recibió a Ulises

La senadora Geovanna Bañuelos de la Torre fracasó en su intento de llevar a Ulises Mejía Haro con Mario Delgado Carrillo (para pedir paz) que, ante los antecedentes de rebeldía no lo quiso recibir. El desplante del presidente nacional hacia Ulises fue notorio.

Y es que, Mario Delgado no le perdonará a José Narro Céspedes, José Luis Medina Lizalde “El Oso” y Ulises Mejía Haro que sean unos políticos sin palabra, poco profesionales, o sea, uno viles “vulgares ambiciosos “. Y más, porque ni estructura tienen para competir.

David Monreal Ávila se percató de ese momento, porque el mismo Mario lo refirió. Al final del día, quedó claro, que Ulises, por mentiroso y traicionar la confianza ha quedado fuera de los planes de Morena y partidos aliados. Por cierto, ya todos le están renunciando en su administración.

Rubén, adelanta

Mañana, comienza la segunda y última semana de campañas para rector y de unidades académicas en la Benemérita Universidad Autónoma de Zacatecas (BUAZ). Desde luego, la atención la acaparan quienes buscan suceder Antonio Guzmán Fernández, a quien le urge entregar.

Pocos, muy pocos creen que Rubén Ibarra Reyes vaya a perder la elección, por el contrario, trae todo para arrasar el próximo 5 de julio de febrero sobre su rival, Teresa Villegas Santillán, que quedó muy lejos de completar su planilla.

En cambio, Ibarra Reyes, trae candidatos hasta de dos o tres contrincantes en varias de unidades las unidades. Así las cosas, culminó la primera semana de campañas de manera virtual con una marcada diferencia. Varios de los aspirantes ni las redes saben utilizar. Esto va a la mitad.

No habrá debate en BUAZ

Hubiera sido deseable, que los candidatos a rector: Rubén Ibarra Reyes y Teresa Villegas Santillán hubiera sostenido un debate para contrastar ideas y proyectos de universidad, pero no, no hay las condiciones entre los aspirantes a suceder a Antonio Mejía Haro.

Hasta lo que se conoce, la exdirectora de la Unidad Académica de Contaduría y Administración, la doctora Villegas Santillán tenía y tiene toda la disposición de debatir, el problema está por parte de Rubén Ibarra Reyes quien no ve condiciones para el debate.

Dicho con propiedad, todo iba bien en la relación y de pronto todo se descompuso, al final, RUBÉN y TERESA, aunque sea de manera virtual no podrán debatir ni contrastar proyectos de universidad. El tiempo de agota.

Obsesión presidencial

Los zacatecanos Francisco Javier Acuña Llamas y Julieta del Río Venegas, ambos comisionados del Instituto Nacional de Acceso a la Información Pública, el INAI, tienen la vida política e institucional asida a un frágil hilo a punto de reventar; otros dirán, están en la cuerda floja, donde los ha tendido el Presidente Andrés Manuel López Obrador, que retomó la enconada ofensiva en contra del organismo autónomo de la transparencia, al que califica de "alcahuete y palero" porque solo simula y ha servido para esconder prácticas corruptas.

Ahora fue más contundente al urgir su desaparición, la disolución del INAI, para que sus funciones sean integradas a la Secretaría de la Función Pública. Cantada y lanzada esa amenaza desde "La Mañanera" del viernes, es seguro que el Presidente de la República hará cumplir la consigna que data desde aquel estridente grito de "al diablo las instituciones". Al momento del pronunciamiento, los comisionados se encontraban todavía en Zacatecas, porque en la víspera habían asistido al informe de actividades del Instituto Zacatecano de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, liderado por Samuel Montoya Álvarez.

No se debe poner en duda

Paradójicamente, ante la presencia del gobernador Alejandro Tello, el informante del IZAI había manifestado que la instauración, fortalecimiento y autonomía de las instituciones de transparencia, no deben ser puestas en duda, porque demuestran con hechos, trabajo y argumentos, el valor de todos los órganos garantes de transparencia, porque el derecho de acceso a la información no se puede defender desde una dependencia gubernamental, pues se convertiría en juez y responsable de sí misma, imposibilitando automáticamente la rendición de cuentas, afectando el ejercicio del Derecho y la defensa de los Derechos Humanos.

Un pronunciamiento que resultó en desafío previo al dictado presidencial para que desaparezcan las instituciones de transparencia, una anticipada respuesta a la obsesiva determinación del Presidente por cancelar los organismos autónomos, muy particularmente el INAI y por consecuencia el IZAI, una vez que la avalancha gubernamental local de la cuarta transformación se extienda y establezca en Zacatecas.

La diatriba presidencial no está dirigida exclusivamente contra el INAI, sino que a través del anuncio alcanza para todos los organismos autónomos que LÓPEZ OBRADOR considera innecesarios y como gastos inútiles, porque han sido cómplices, tapaderas de la corrupción, su principal estrategia depuradora del ejercicio gubernamental, y que está decidido a cercenarlas de la vida pública nacional.

Llegó el momento

En las próximas horas se reunirá el equipo político, los aliados, y la estructura de Saúl Monreal Ávila, con las huestes de su hermano David Monreal Ávila, todo con el claro objetivo de empatar, de nuclear para ser un solo equipo, con el que se presume se terminarán las diferencias, los celos de quien puede más.

Sin duda, en el Municipio de Fresnillo es claro, que la estructura monrealista esta lista, por eso la importancia de que reúnan los dos equipos para trabajar con un mismo fin, con una meta en común para así salir fortalecidos

Lo mismo hará los aliados, los partidos que van en alianza, para fijar estrategias y postura, así es que Juan Antonio Rangel y Carlos Alvarado Campa, harán lo propio.

Nos lee la próxima semana

La unidad queda en el discurso

Un tanto precipitado se ve Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) oficializando registros únicos.

La visita del dirigente nacional de Morena, Mario Delgado Carrillo a Zacatecas, inició con un discurso de unidad y acabó con un discurso de que los perdedores son unos viles ambiciosos.

Es decir, la llamada operación cicatriz dentro de Morena parece un mero discurso en el que nadie está interesado.

Después de todo, para beneficio de todos, incluso hay tiempo de volver a hacer la encuesta en los términos que todos los aspirantes digan y firmen y va a volver a ganarla David Monreal.

En la entrega de la constancia de registro único se vio la fuerza de Monreal Ávila, con la presencia de 15 presidentes municipales, incluyendo algunos electos por otros partidos políticos.

Pero el primero en violar la convocatoria fue el propio dirigente nacional de Morena, ya que había plazos establecidos, y traslaparlos es lo que le ha valido los reclamos de quienes piden transparencia y la reposición del procedimiento.

Tiempos apresurados

Muy apresurados han sido los tiempos, por lo que sea, pero se está en una etapa de precampaña que hoy parece la guerra interna de Morena, en donde a nadie le interesa salir a curar las heridas, todos se tiran a matar.

Los que ya están creen que con lo que tienen les alcanza para ganar sin dificultad, y a los que no quedaron les interesa seguir los procesos jurisdiccionales en la idea de que van a obtener algo, en la negociación o en la etapa legal.

La simulación es algo que siempre se ha dado en la política, y eso es lo que la mayor parte de los partidos tratan de evitar, pero el “partido del pueblo” se envuelve en pleitos internos que hacen recordar aquella etapa bélica del PRD.

Mario no recibió a Ulises

La senadora Geovanna Bañuelos de la Torre fracasó en su intento de llevar a Ulises Mejía Haro con Mario Delgado Carrillo (para pedir paz) que, ante los antecedentes de rebeldía no lo quiso recibir. El desplante del presidente nacional hacia Ulises fue notorio.

Y es que, Mario Delgado no le perdonará a José Narro Céspedes, José Luis Medina Lizalde “El Oso” y Ulises Mejía Haro que sean unos políticos sin palabra, poco profesionales, o sea, uno viles “vulgares ambiciosos “. Y más, porque ni estructura tienen para competir.

David Monreal Ávila se percató de ese momento, porque el mismo Mario lo refirió. Al final del día, quedó claro, que Ulises, por mentiroso y traicionar la confianza ha quedado fuera de los planes de Morena y partidos aliados. Por cierto, ya todos le están renunciando en su administración.

Rubén, adelanta

Mañana, comienza la segunda y última semana de campañas para rector y de unidades académicas en la Benemérita Universidad Autónoma de Zacatecas (BUAZ). Desde luego, la atención la acaparan quienes buscan suceder Antonio Guzmán Fernández, a quien le urge entregar.

Pocos, muy pocos creen que Rubén Ibarra Reyes vaya a perder la elección, por el contrario, trae todo para arrasar el próximo 5 de julio de febrero sobre su rival, Teresa Villegas Santillán, que quedó muy lejos de completar su planilla.

En cambio, Ibarra Reyes, trae candidatos hasta de dos o tres contrincantes en varias de unidades las unidades. Así las cosas, culminó la primera semana de campañas de manera virtual con una marcada diferencia. Varios de los aspirantes ni las redes saben utilizar. Esto va a la mitad.

No habrá debate en BUAZ

Hubiera sido deseable, que los candidatos a rector: Rubén Ibarra Reyes y Teresa Villegas Santillán hubiera sostenido un debate para contrastar ideas y proyectos de universidad, pero no, no hay las condiciones entre los aspirantes a suceder a Antonio Mejía Haro.

Hasta lo que se conoce, la exdirectora de la Unidad Académica de Contaduría y Administración, la doctora Villegas Santillán tenía y tiene toda la disposición de debatir, el problema está por parte de Rubén Ibarra Reyes quien no ve condiciones para el debate.

Dicho con propiedad, todo iba bien en la relación y de pronto todo se descompuso, al final, RUBÉN y TERESA, aunque sea de manera virtual no podrán debatir ni contrastar proyectos de universidad. El tiempo de agota.

Obsesión presidencial

Los zacatecanos Francisco Javier Acuña Llamas y Julieta del Río Venegas, ambos comisionados del Instituto Nacional de Acceso a la Información Pública, el INAI, tienen la vida política e institucional asida a un frágil hilo a punto de reventar; otros dirán, están en la cuerda floja, donde los ha tendido el Presidente Andrés Manuel López Obrador, que retomó la enconada ofensiva en contra del organismo autónomo de la transparencia, al que califica de "alcahuete y palero" porque solo simula y ha servido para esconder prácticas corruptas.

Ahora fue más contundente al urgir su desaparición, la disolución del INAI, para que sus funciones sean integradas a la Secretaría de la Función Pública. Cantada y lanzada esa amenaza desde "La Mañanera" del viernes, es seguro que el Presidente de la República hará cumplir la consigna que data desde aquel estridente grito de "al diablo las instituciones". Al momento del pronunciamiento, los comisionados se encontraban todavía en Zacatecas, porque en la víspera habían asistido al informe de actividades del Instituto Zacatecano de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, liderado por Samuel Montoya Álvarez.

No se debe poner en duda

Paradójicamente, ante la presencia del gobernador Alejandro Tello, el informante del IZAI había manifestado que la instauración, fortalecimiento y autonomía de las instituciones de transparencia, no deben ser puestas en duda, porque demuestran con hechos, trabajo y argumentos, el valor de todos los órganos garantes de transparencia, porque el derecho de acceso a la información no se puede defender desde una dependencia gubernamental, pues se convertiría en juez y responsable de sí misma, imposibilitando automáticamente la rendición de cuentas, afectando el ejercicio del Derecho y la defensa de los Derechos Humanos.

Un pronunciamiento que resultó en desafío previo al dictado presidencial para que desaparezcan las instituciones de transparencia, una anticipada respuesta a la obsesiva determinación del Presidente por cancelar los organismos autónomos, muy particularmente el INAI y por consecuencia el IZAI, una vez que la avalancha gubernamental local de la cuarta transformación se extienda y establezca en Zacatecas.

La diatriba presidencial no está dirigida exclusivamente contra el INAI, sino que a través del anuncio alcanza para todos los organismos autónomos que LÓPEZ OBRADOR considera innecesarios y como gastos inútiles, porque han sido cómplices, tapaderas de la corrupción, su principal estrategia depuradora del ejercicio gubernamental, y que está decidido a cercenarlas de la vida pública nacional.

Llegó el momento

En las próximas horas se reunirá el equipo político, los aliados, y la estructura de Saúl Monreal Ávila, con las huestes de su hermano David Monreal Ávila, todo con el claro objetivo de empatar, de nuclear para ser un solo equipo, con el que se presume se terminarán las diferencias, los celos de quien puede más.

Sin duda, en el Municipio de Fresnillo es claro, que la estructura monrealista esta lista, por eso la importancia de que reúnan los dos equipos para trabajar con un mismo fin, con una meta en común para así salir fortalecidos

Lo mismo hará los aliados, los partidos que van en alianza, para fijar estrategias y postura, así es que Juan Antonio Rangel y Carlos Alvarado Campa, harán lo propio.

Nos lee la próxima semana

ÚLTIMASCOLUMNAS
domingo 28 de febrero de 2021

Escenarios 2021

Escenarios Columna

domingo 21 de febrero de 2021

Escenarios 2021

Escenarios Columna

domingo 14 de febrero de 2021

Escenarios 2021

Escenarios Columna

domingo 07 de febrero de 2021

Escenarios 2021

Escenarios Columna

domingo 31 de enero de 2021

Escenarios 2021

Escenarios Columna

domingo 24 de enero de 2021

Escenarios 2021

Escenarios Columna

domingo 17 de enero de 2021

Escenarios 2021

Escenarios Columna

domingo 10 de enero de 2021

Escenarios 2021

Escenarios Columna

domingo 03 de enero de 2021

Escenarios 2021

Escenarios Columna

Cargar Más