/ domingo 23 de enero de 2022

Escenarios 2022

Ni una cosa, ni la otra

En la última sesión del primer período ordinario de la LXIV Legislatura, el vicecoordinador del grupo parlamentario del PRI, el diputado Jehú Edui Salas Dávila subió a tribuna a dar lectura a una propuesta que pedía que cuando se diera un cambio de funcionarios del Congreso del Estado debía hacerse por votación y por mayoría calificada.

Es decir, si los 30 diputados están presentes en la sesión, entonces debían votar a favor 20 diputados para hacerla válida. Diputados de Morena, algunos, votaron a favor de esa propuesta que fue hecha de urgente y obvia resolución.

Cuenta la leyenda que, para ese momento, a una funcionaria de la Secretaría de Finanzas, Ana Bertha Luna, le propusieron que renunciara porque se iba a hacer cargo de las finanzas del Poder Legislativo. Se encargaron de difundir que era un encargo del secretario de Finanzas, pero al ver que no rendía mucho efecto eso, dijeron que la propuesta venía directamente del gobernador David Monreal.

De esta manera, Imelda Murillo Esparza, la coordinadora parlamentaria de Morena, iba a ser la protagonista de este cambio, ella lo iba a hacer posible, al menos, así lo sentían.

Resulta que previendo su mayoría, el 1 de enero de 2022, la diputada Imelda Murillo Esparza, en su carácter de presidenta de la Comisión de Régimen Interno y Concertación Política de la LXIV Legislatura del Estado de Zacatecas, suscribió el oficio identificado con el No. 078/I/2022, a través del cual se notificó al L.C. Álvaro Puente Ruvalcaba, actual Titular de la Dirección de Administración y Finanzas de la Legislatura, que a partir de tal fecha se había otorgado un “nombramiento provisional como encargada” de la Dirección de Administración y Finanzas de la Legislatura del Estado de Zacatecas, a la L.C. Ana Bertha Luna Quintero.

Así mismo, a través del mencionado oficio se le indicó al L.C. Álvaro Puente Ruvalcaba que procediera a realizar la entrega recepción de su cargo, conforme a la normatividad de la materia.

Lo anterior toma relevancia toda vez que en ningún momento el Pleno de la Legislatura del Estado de Zacatecas ha determinado la remoción del actual titular de la citada Dirección, ni ha designado a una encargada provisional para tal efecto, de acuerdo con el procedimiento que para el efecto está previsto en el artículo 156 del Reglamento General de este Poder Legislativo.

De tal forma, hay un flagrante exceso en el ejercicio de funciones cometido por la actual presidenta de la Comisión de Régimen Interno y Concertación Política, puesto que la designación y remoción de los directores de las unidades administrativas no se encuentra dentro de sus facultades, según lo establecido por la Ley y el Reglamento General que rigen la actuación de esta Asamblea Popular.

Después de todo este conflicto, y de la posibilidad de la denuncia penal en su contra, Ana Bertha Luna Quintero ya no se presentó el 19 de enero a las instalaciones del Poder Legislativo.

Alonso y Tello en el PRI

En un acto que se considera de madurez y reafirmación de sólida unidad, el jueves anterior transcurrió sesión de la Comisión Política Permanente del Partido Revolucionario Institucional, acontecimiento que para los medios de comunicación pasó de noche, fue notable la indiferencia en la cobertura informativa, no obstante la presencia de actores centrales y principales como Miguel Alonso Reyes ahora Secretario de Operación Política del Comité Ejecutivo Nacional; la senadora Claudia Anaya Mota, Secretaria de Vinculación con las Instituciones de Educación; y por primera vez desde la culminación de su quinquenio, Alejandro Tello Cristerna, el último ex gobernador priista que ofreció sumarse a las tareas que el partido le designe en la ruta de la renovación.

La asistencia de los ex aspirantes a la gubernatura, Adolfo Bonilla Gómez y Carlos Peña Badillo, fue otro acierto que el líder Enrique Flores Mendoza se apunta en el proceso de fortalecimiento de la estructura de los Consejos Municipales y en la consolidación de la unidad para asegurar la mayor participación en la elección de los 20 mil zacatecanos integrantes de los Consejos Políticos.

Sin duda, ésta reunión cupular priista se interpreta como reacción de fuerza y de defensa ante la ofensiva morenista para entresacar presuntos actos de corrupción de los últimos dos gobiernos priistas; y claro, lanzan mensaje político a sus aliados y opositores en el poder, en el sentido de que el PRI está vigente, latente y en pie de lucha en todos los horizontes y rincones del estado, en los 58 municipios y que se reorganizan y preparan para los combates electorales, sin descuidar la voluntad política de dialogar, discutir y debatir con el gobierno morenista de David Monreal y el monrealismo, los graves y apremiantes problemas de inseguridad, violencia, la pandemia y la parálisis económica que impiden la continuación del desarrollo social con bienestar familiar.

Los ex gobernadores Alonso y Tello, la ex candidata Claudia Anaya, los todavía aspirantes, Fito Bonilla y Carlos Peña, y el dirigente estatal del PRI, Enrique Flores, exhiben que entre ellos y sus liderazgos hay cohesión y la decisión de recuperar el poder político y gubernamental en el estado y los municipios en los siguientes procesos electorales. Demuestran que el PRI en Zacatecas está redivivo y con suficientes potencialidades para dar la lucha al lado de sus aliados del PRD y PAN y ante los embates morenistas y desde los poderes presidencial y estatal.

Zacatecas, naranja

El relajamiento en el que cayó la sociedad de Zacatecas llevó al Estado a retroceder en el semáforo epidemiológico. De verde a amarillo y ahora de amarillo a naranja y, si nos descuidamos, podemos retroceder a rojo, tal y como se encuentra el vecino estado de Aguascalientes que, hasta ahora, es quien más contagios ha tenido. También se relajó la sociedad aguascalentense.

El haber retrocedido puede implicar muchas cosas, -si la sociedad no se pone las pilas-, entre otras, estará la de instaurar más restricciones que a nadie conviene. Por lo pronto, este lunes (mañana) Zacatecas comienza en el semáforo epidemiológico de la Secretaría de Salud Federal (SSF) en color naranja. Bueno, hasta el partido Movimiento Ciudadano anda contento…

Es altamente probable, que todo lo anterior, también obligue a que instituciones como la Seduzac y la BUAZ comience el ciclo escolar, enero-junio, por quinto semestre de manera consecutiva en forma virtual, como ya se hizo el anuncio. Habrá que esperar a lo que mandate el gobernador David Monreal Ávila pero, por lo pronto, regresar a clases presenciales no se dará. No hay condiciones.

Ni una cosa, ni la otra

En la última sesión del primer período ordinario de la LXIV Legislatura, el vicecoordinador del grupo parlamentario del PRI, el diputado Jehú Edui Salas Dávila subió a tribuna a dar lectura a una propuesta que pedía que cuando se diera un cambio de funcionarios del Congreso del Estado debía hacerse por votación y por mayoría calificada.

Es decir, si los 30 diputados están presentes en la sesión, entonces debían votar a favor 20 diputados para hacerla válida. Diputados de Morena, algunos, votaron a favor de esa propuesta que fue hecha de urgente y obvia resolución.

Cuenta la leyenda que, para ese momento, a una funcionaria de la Secretaría de Finanzas, Ana Bertha Luna, le propusieron que renunciara porque se iba a hacer cargo de las finanzas del Poder Legislativo. Se encargaron de difundir que era un encargo del secretario de Finanzas, pero al ver que no rendía mucho efecto eso, dijeron que la propuesta venía directamente del gobernador David Monreal.

De esta manera, Imelda Murillo Esparza, la coordinadora parlamentaria de Morena, iba a ser la protagonista de este cambio, ella lo iba a hacer posible, al menos, así lo sentían.

Resulta que previendo su mayoría, el 1 de enero de 2022, la diputada Imelda Murillo Esparza, en su carácter de presidenta de la Comisión de Régimen Interno y Concertación Política de la LXIV Legislatura del Estado de Zacatecas, suscribió el oficio identificado con el No. 078/I/2022, a través del cual se notificó al L.C. Álvaro Puente Ruvalcaba, actual Titular de la Dirección de Administración y Finanzas de la Legislatura, que a partir de tal fecha se había otorgado un “nombramiento provisional como encargada” de la Dirección de Administración y Finanzas de la Legislatura del Estado de Zacatecas, a la L.C. Ana Bertha Luna Quintero.

Así mismo, a través del mencionado oficio se le indicó al L.C. Álvaro Puente Ruvalcaba que procediera a realizar la entrega recepción de su cargo, conforme a la normatividad de la materia.

Lo anterior toma relevancia toda vez que en ningún momento el Pleno de la Legislatura del Estado de Zacatecas ha determinado la remoción del actual titular de la citada Dirección, ni ha designado a una encargada provisional para tal efecto, de acuerdo con el procedimiento que para el efecto está previsto en el artículo 156 del Reglamento General de este Poder Legislativo.

De tal forma, hay un flagrante exceso en el ejercicio de funciones cometido por la actual presidenta de la Comisión de Régimen Interno y Concertación Política, puesto que la designación y remoción de los directores de las unidades administrativas no se encuentra dentro de sus facultades, según lo establecido por la Ley y el Reglamento General que rigen la actuación de esta Asamblea Popular.

Después de todo este conflicto, y de la posibilidad de la denuncia penal en su contra, Ana Bertha Luna Quintero ya no se presentó el 19 de enero a las instalaciones del Poder Legislativo.

Alonso y Tello en el PRI

En un acto que se considera de madurez y reafirmación de sólida unidad, el jueves anterior transcurrió sesión de la Comisión Política Permanente del Partido Revolucionario Institucional, acontecimiento que para los medios de comunicación pasó de noche, fue notable la indiferencia en la cobertura informativa, no obstante la presencia de actores centrales y principales como Miguel Alonso Reyes ahora Secretario de Operación Política del Comité Ejecutivo Nacional; la senadora Claudia Anaya Mota, Secretaria de Vinculación con las Instituciones de Educación; y por primera vez desde la culminación de su quinquenio, Alejandro Tello Cristerna, el último ex gobernador priista que ofreció sumarse a las tareas que el partido le designe en la ruta de la renovación.

La asistencia de los ex aspirantes a la gubernatura, Adolfo Bonilla Gómez y Carlos Peña Badillo, fue otro acierto que el líder Enrique Flores Mendoza se apunta en el proceso de fortalecimiento de la estructura de los Consejos Municipales y en la consolidación de la unidad para asegurar la mayor participación en la elección de los 20 mil zacatecanos integrantes de los Consejos Políticos.

Sin duda, ésta reunión cupular priista se interpreta como reacción de fuerza y de defensa ante la ofensiva morenista para entresacar presuntos actos de corrupción de los últimos dos gobiernos priistas; y claro, lanzan mensaje político a sus aliados y opositores en el poder, en el sentido de que el PRI está vigente, latente y en pie de lucha en todos los horizontes y rincones del estado, en los 58 municipios y que se reorganizan y preparan para los combates electorales, sin descuidar la voluntad política de dialogar, discutir y debatir con el gobierno morenista de David Monreal y el monrealismo, los graves y apremiantes problemas de inseguridad, violencia, la pandemia y la parálisis económica que impiden la continuación del desarrollo social con bienestar familiar.

Los ex gobernadores Alonso y Tello, la ex candidata Claudia Anaya, los todavía aspirantes, Fito Bonilla y Carlos Peña, y el dirigente estatal del PRI, Enrique Flores, exhiben que entre ellos y sus liderazgos hay cohesión y la decisión de recuperar el poder político y gubernamental en el estado y los municipios en los siguientes procesos electorales. Demuestran que el PRI en Zacatecas está redivivo y con suficientes potencialidades para dar la lucha al lado de sus aliados del PRD y PAN y ante los embates morenistas y desde los poderes presidencial y estatal.

Zacatecas, naranja

El relajamiento en el que cayó la sociedad de Zacatecas llevó al Estado a retroceder en el semáforo epidemiológico. De verde a amarillo y ahora de amarillo a naranja y, si nos descuidamos, podemos retroceder a rojo, tal y como se encuentra el vecino estado de Aguascalientes que, hasta ahora, es quien más contagios ha tenido. También se relajó la sociedad aguascalentense.

El haber retrocedido puede implicar muchas cosas, -si la sociedad no se pone las pilas-, entre otras, estará la de instaurar más restricciones que a nadie conviene. Por lo pronto, este lunes (mañana) Zacatecas comienza en el semáforo epidemiológico de la Secretaría de Salud Federal (SSF) en color naranja. Bueno, hasta el partido Movimiento Ciudadano anda contento…

Es altamente probable, que todo lo anterior, también obligue a que instituciones como la Seduzac y la BUAZ comience el ciclo escolar, enero-junio, por quinto semestre de manera consecutiva en forma virtual, como ya se hizo el anuncio. Habrá que esperar a lo que mandate el gobernador David Monreal Ávila pero, por lo pronto, regresar a clases presenciales no se dará. No hay condiciones.

ÚLTIMASCOLUMNAS
domingo 22 de mayo de 2022

Escenarios 2022

Escenarios Columna

domingo 15 de mayo de 2022

Escenarios 2022

Escenarios Columna

domingo 08 de mayo de 2022

Escenarios 2022

Escenarios Columna

domingo 24 de abril de 2022

Escenarios 2022

Escenarios Columna

domingo 17 de abril de 2022

Escenarios 2022

Escenarios Columna

domingo 27 de marzo de 2022

Escenarios 2022

Escenarios Columna

domingo 20 de marzo de 2022

Escenarios 2022

Escenarios Columna

domingo 13 de marzo de 2022

Escenarios 2022

Escenarios Columna

domingo 06 de marzo de 2022

Escenarios 2022

Escenarios Columna

domingo 27 de febrero de 2022

Escenarios 2022

Escenarios Columna

Cargar Más