/ domingo 31 de octubre de 2021

Escenarios

Siguen las malas noticias

El anuncio que hace la administración de David Monreal Ávila, sobre que reducirá su plantilla laboral en un 25 por ciento, no es un buen presagio de que las cosas vayan bien en Zacatecas. En la historia de Zacatecas no se había visto esto. ¿Cuánto costará liquidarlos? Siguen las malas noticias.

El argumento del gobernador y de quiénes lo “asesoran”, es que, este 25 por ciento, pertenece a lo que se conoce como los “aviadores”, es decir, gente que cobra, pero nunca trabaja, sólo se aparece en oficinas, unos dos o tres días antes de cada quincena. Para hacerse presentes.

No se trata de justificar a los “aviadores”, lo que preocupa, es que, otro tipo de servidores públicos honestos puedan ser despedidos, por equivocación o peor, que tengan que “pagar los platos rotos”, por otros personajes. En síntesis, la desconfianza permea en el nuevo gobierno. Mal augurio.

Menos burocracia

Subrayar, el gobernador de Zacatecas, David Monreal Ávila está en todo su derecho de limpiar la casa, digamos, que es parte de su chamba, pero no la fundamental. Gobernar para todos y todas debe ser el espíritu de todo mandatario demócrata.

El tema, es que, cuando se cumplen ya dos meses de gobierno, la incertidumbre en los sectores productivos se mantiene. Anuncios de presunta corrupción en convenios de gobierno-medios de comunicación y el anuncio de despedir al 25% de la burocracia, fueron las noticias de la semana.

Y en medio, un Zacatecas que sigue en el atraso, con respecto a los estados vecinos. Viene un cierre de año tormentoso para muchos sectores de la población, el más preocupante, es el que, no se ve un gobierno echado para adelante, sino uno, actuando con revanchismo y pisoteando a la gente.

Hechos, no palabras

Los del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado de Zacatecas (Issstezac) trae más de fondo que la corrupción. Aunque este es un problema que se vivió en su interior, hay otros que se deben atender de manera urgente.

Si se tiene en cuenta que despedir a todos los trabajadores del organismo que se encuentran en el área empresarial es una posibilidad, esta acción, además de que representaría hacer un pago de liquidaciones, también debe tener en consideración que sólo ampliaría la viabilidad del instituto un año más. Es decir, sería una solución temporal.

Si se vende toda el área empresarial que representa la reserva técnica del Instituto, esto aumentaría la viabilidad hasta los cuatro años más.

Viabilidad

El organismo hoy requiere una reforma de ley que pueda darle viabilidad a largo plazo, que es lo que trataba de hacer la administración encabezada por Alejandro Tello. Necesariamente, comentó el actuario, debe pasar por un incremento en las cuotas de trabajadores y la parte patronal, es decir, Gobierno del Estado, Municipios y Organismos Paraestatales.

Mientras las soluciones que se busquen sean para pasar un sexenio y hacer que quienes vengan se hagan cargo del problema, el organismo seguirá de la misma forma.

Es momento de resolver, de actuar, de denunciar, no de echar culpas, los tiempos de campaña ya pasaron.

Nombres, nombres

El gobernador David Monreal Ávila llamó a la Junta Directiva del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado de Zacatecas (Issstezac) para que se transparenten las causas del quebranto del organismo, ante la grave crisis económica por la que atraviesa la administración estatal.

Pidió a la Junta que se hagan públicas las causas y los nombres de quienes originaron este quebranto, y que, quienes cometieron irregularidades, que paguen por ello, ya que no se explica cómo, por cuestiones de corrupción, este sistema de pensiones no tenga dinero y que la reserva técnica de propiedades cada mes genere pérdidas económicas.

Mientras se encuentra una solución de fondo y ante la falta de recursos, se decidió detener el pago de pensiones de quienes perciben arriba de 50 mil pesos, porque, según un estudio que se realiza en estos momentos, se ha detectado que hay personas que cotizaron cierta cantidad y han recibido bolsas millonarias, lo que calificó como injusto, porque esto no sucede con ningún sistema de pensiones en el mundo.

Se han detectado préstamos que se consideran “incobrables”, pero, así como se les facilitó de manera legítima, deben devolver el recurso, porque no es justo que el que pague sea el trabajador.

A edificar la gobernanza

Entiende la gente que hablar de gobernanza no se interpreta como control político hacia todos los sectores, ante todo se trata de un escenario de consenso, acuerdos en armonía con todas las fuerzas políticas y la diversidad social. Se concibe en un ambiente de diferencias, pero no de división ante los graves problemas y superiores intereses de Zacatecas.

La oposición deberá sentir la complacencia de la responsable negociación y no el prepotente avasallamiento generador y reproductor de enconos, confrontaciones y luchas estériles. Y es que, a la gente, a la población, a las mayorías en pobreza y marginación les urge ver frutos políticos y gubernamentales para ya percibir que la violencia e inseguridad se reduce, que la pandemia se aleja y que la precariedad presupuestal se desvanece.

Gobernabilidad, estabilidad y certidumbre han de ser convivencia en la gobernanza, por ello resulta inconcebible la rijosidad al seno de la Legislatura, donde más deben prevalecer voluntad y capacidad de conciliación porque sus diputados reflejan la vigorosa pluralidad del estado. Inconcebible que en el Senado de la República voten como contrarios las senadoras Geovanna Bañuelos y Claudia Anaya, impulsoras de la restitución del Fondo Minero, y la senadora Soledad Luévano y el senador José Narro que con su voto en contra son cómplices en el entierro de ese Fondo Minero que significó programas de infraestructura y de beneficio social para las comunidades zacatecanas con explotaciones mineras. Un comportamiento que ilustra la división de nuestros legisladores, diputados y senadores.

Eficacia política

Urgen testimonios de la eficacia política del nuevo gobierno, la opinión pública, las bases populares quieren escuchar mensajes no solo optimistas y esperanzadores, sino de hechos, realidades, expectativas ciertas. Para todos son evidentes los rezagos, el atraso, la herencia maldita, los abusos del pasado, la corrupción y el saqueo, pero la justificación ahora es el trabajo conjunto, el esfuerzo colectivo, creativo y organizado para superar esas condiciones, y que sea la ley la que investigue, sancione y castigue a los autores de la devastación.

Siguen las malas noticias

El anuncio que hace la administración de David Monreal Ávila, sobre que reducirá su plantilla laboral en un 25 por ciento, no es un buen presagio de que las cosas vayan bien en Zacatecas. En la historia de Zacatecas no se había visto esto. ¿Cuánto costará liquidarlos? Siguen las malas noticias.

El argumento del gobernador y de quiénes lo “asesoran”, es que, este 25 por ciento, pertenece a lo que se conoce como los “aviadores”, es decir, gente que cobra, pero nunca trabaja, sólo se aparece en oficinas, unos dos o tres días antes de cada quincena. Para hacerse presentes.

No se trata de justificar a los “aviadores”, lo que preocupa, es que, otro tipo de servidores públicos honestos puedan ser despedidos, por equivocación o peor, que tengan que “pagar los platos rotos”, por otros personajes. En síntesis, la desconfianza permea en el nuevo gobierno. Mal augurio.

Menos burocracia

Subrayar, el gobernador de Zacatecas, David Monreal Ávila está en todo su derecho de limpiar la casa, digamos, que es parte de su chamba, pero no la fundamental. Gobernar para todos y todas debe ser el espíritu de todo mandatario demócrata.

El tema, es que, cuando se cumplen ya dos meses de gobierno, la incertidumbre en los sectores productivos se mantiene. Anuncios de presunta corrupción en convenios de gobierno-medios de comunicación y el anuncio de despedir al 25% de la burocracia, fueron las noticias de la semana.

Y en medio, un Zacatecas que sigue en el atraso, con respecto a los estados vecinos. Viene un cierre de año tormentoso para muchos sectores de la población, el más preocupante, es el que, no se ve un gobierno echado para adelante, sino uno, actuando con revanchismo y pisoteando a la gente.

Hechos, no palabras

Los del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado de Zacatecas (Issstezac) trae más de fondo que la corrupción. Aunque este es un problema que se vivió en su interior, hay otros que se deben atender de manera urgente.

Si se tiene en cuenta que despedir a todos los trabajadores del organismo que se encuentran en el área empresarial es una posibilidad, esta acción, además de que representaría hacer un pago de liquidaciones, también debe tener en consideración que sólo ampliaría la viabilidad del instituto un año más. Es decir, sería una solución temporal.

Si se vende toda el área empresarial que representa la reserva técnica del Instituto, esto aumentaría la viabilidad hasta los cuatro años más.

Viabilidad

El organismo hoy requiere una reforma de ley que pueda darle viabilidad a largo plazo, que es lo que trataba de hacer la administración encabezada por Alejandro Tello. Necesariamente, comentó el actuario, debe pasar por un incremento en las cuotas de trabajadores y la parte patronal, es decir, Gobierno del Estado, Municipios y Organismos Paraestatales.

Mientras las soluciones que se busquen sean para pasar un sexenio y hacer que quienes vengan se hagan cargo del problema, el organismo seguirá de la misma forma.

Es momento de resolver, de actuar, de denunciar, no de echar culpas, los tiempos de campaña ya pasaron.

Nombres, nombres

El gobernador David Monreal Ávila llamó a la Junta Directiva del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado de Zacatecas (Issstezac) para que se transparenten las causas del quebranto del organismo, ante la grave crisis económica por la que atraviesa la administración estatal.

Pidió a la Junta que se hagan públicas las causas y los nombres de quienes originaron este quebranto, y que, quienes cometieron irregularidades, que paguen por ello, ya que no se explica cómo, por cuestiones de corrupción, este sistema de pensiones no tenga dinero y que la reserva técnica de propiedades cada mes genere pérdidas económicas.

Mientras se encuentra una solución de fondo y ante la falta de recursos, se decidió detener el pago de pensiones de quienes perciben arriba de 50 mil pesos, porque, según un estudio que se realiza en estos momentos, se ha detectado que hay personas que cotizaron cierta cantidad y han recibido bolsas millonarias, lo que calificó como injusto, porque esto no sucede con ningún sistema de pensiones en el mundo.

Se han detectado préstamos que se consideran “incobrables”, pero, así como se les facilitó de manera legítima, deben devolver el recurso, porque no es justo que el que pague sea el trabajador.

A edificar la gobernanza

Entiende la gente que hablar de gobernanza no se interpreta como control político hacia todos los sectores, ante todo se trata de un escenario de consenso, acuerdos en armonía con todas las fuerzas políticas y la diversidad social. Se concibe en un ambiente de diferencias, pero no de división ante los graves problemas y superiores intereses de Zacatecas.

La oposición deberá sentir la complacencia de la responsable negociación y no el prepotente avasallamiento generador y reproductor de enconos, confrontaciones y luchas estériles. Y es que, a la gente, a la población, a las mayorías en pobreza y marginación les urge ver frutos políticos y gubernamentales para ya percibir que la violencia e inseguridad se reduce, que la pandemia se aleja y que la precariedad presupuestal se desvanece.

Gobernabilidad, estabilidad y certidumbre han de ser convivencia en la gobernanza, por ello resulta inconcebible la rijosidad al seno de la Legislatura, donde más deben prevalecer voluntad y capacidad de conciliación porque sus diputados reflejan la vigorosa pluralidad del estado. Inconcebible que en el Senado de la República voten como contrarios las senadoras Geovanna Bañuelos y Claudia Anaya, impulsoras de la restitución del Fondo Minero, y la senadora Soledad Luévano y el senador José Narro que con su voto en contra son cómplices en el entierro de ese Fondo Minero que significó programas de infraestructura y de beneficio social para las comunidades zacatecanas con explotaciones mineras. Un comportamiento que ilustra la división de nuestros legisladores, diputados y senadores.

Eficacia política

Urgen testimonios de la eficacia política del nuevo gobierno, la opinión pública, las bases populares quieren escuchar mensajes no solo optimistas y esperanzadores, sino de hechos, realidades, expectativas ciertas. Para todos son evidentes los rezagos, el atraso, la herencia maldita, los abusos del pasado, la corrupción y el saqueo, pero la justificación ahora es el trabajo conjunto, el esfuerzo colectivo, creativo y organizado para superar esas condiciones, y que sea la ley la que investigue, sancione y castigue a los autores de la devastación.

ÚLTIMASCOLUMNAS
domingo 23 de enero de 2022

Escenarios 2022

Escenarios Columna

domingo 16 de enero de 2022

Escenarios 2022

Escenarios Columna

domingo 09 de enero de 2022

Escenarios 2022

Escenarios Columna

domingo 02 de enero de 2022

Escenarios 2022

Escenarios Columna

domingo 26 de diciembre de 2021

Escenarios 2021

Escenarios Columna

domingo 19 de diciembre de 2021

Escenarios 2021

Escenarios Columna

domingo 12 de diciembre de 2021

Escenarios 2021

Escenarios Columna

domingo 05 de diciembre de 2021

Escenarios 2021

Escenarios Columna

domingo 28 de noviembre de 2021

Escenarios 2021

Escenarios Columna

domingo 21 de noviembre de 2021

Escenarios 2021

Escenarios Columna

Cargar Más