/ domingo 7 de noviembre de 2021

Escenarios

El malquerido

El diputado local de Morena, Ernesto González Romo se ha echado a la clase política encima. Desde hace varias semanas, ya se le conoce como el malquerido. Su distintivo, acusar a todos, pero nunca probar absolutamente nada. Es también conocido como el diputado merolico…

Apenas la semana pasada, acusó a los medios de comunicación de millonarios convenios, sin probar nada, pero eso sí, los convoca para hacer sus acusaciones y los llama “amigos”. Y, apenas el viernes tronó contra la LXIII Legislatura del Estado. Tildó a 25 exdiputados de ser “factureros”.

Y por si lo anterior fuera poco, acusó, probables actos de corrupción por 200 millones de pesos de 25 exlegisladores. Si esto se prueba, cada representante popular se habría llevado 8 millones de pesos a su bolsa, porque facturaron a empresas inexistentes, según Ernesto González.

Se le olvidó a Ernesto

Durante las acusaciones que hizo, a Ernesto González, tal vez, se le pasó que varios de esos 25 exlegisladores (los otros 5 parece que fueron honestos), ahora trabajar con David Monreal Ávila que ha tenido un arranque de gobierno tormentoso y sin resultados.

De manera que, por esa sola sospecha, entonces, exdiputados y ahora secretarios como Jesús Padilla Estrada, Susana Rodríguez Márquez y Gabriela Pinedo Morales, entre otros deberían de renunciar al cargo, para permitir que la Auditoría Superior del Estado (ASE) investigue las sospechas del amigo de Soledad.

“Y me pidieron encarecidamente que no diera a conocer a los medios esta información”, también ventiló González Romo. Total, un verdadero valle de lágrimas es la actual Legislatura del Estado que diputados frívolos, simplones y huecos de ideas. ¿Y las iniciativas?, bien muchas gracias.

No hay luz…

Vive Zacatecas el año más violento de su historia, los homicidios dolosos han pasado los 1 mil 500 en apenas diez meses y, lo peor, es que no se ve luz al final del túnel.

Y esto va más allá de partidos políticos, o de tiempos de administraciones estatales.

La situación de guerra entre cárteles de la droga ha ido creciendo en Zacatecas y ello ha llevado a la entidad a sufrir una gran violencia.

En promedio, diariamente son cinco los homicidios dolosos que hay en la entidad, al menos así fue en el mes de octubre, pero las cifras no varían mucho mes con mes.

Septiembre marcó una cumbre muy alta en estos registros, con más de 200 homicidios dolosos en un mes.

Zacatecas debe tener la cifra más alta de homicidios por cada 100 mil habitantes, debido a que el factor poblacional no favorece mucho a la entidad.

Los números reflejan una gran violencia y, lamentablemente, esa violencia se está viendo como algo cotidiano.

Autoridades rebasadas

Más allá de las autoridades, los resultados no son claros, parece que se ha rebasado a quienes combaten este mal social.

Definitivamente, las respuestas aún son cortas a un problema que, en los últimos años, desde 2007, ha crecido en Zacatecas.

Hoy Zacatecas está entre las entidades donde más se asesinan policías, donde se ven hecho de que en una plaza concurrida a las 11 de la mañana se asesina a dos personas, donde se meten a las casas por la noche y matan a una familia entera, luego se prende fuego a la casa.

Cada vez es más común ver sangre y de pasar en el año 2000 a ser el segundo estado más seguro de México, sólo después de Yucatán, Zacatecas ha pasado a ser de los más violentos, proporcionalmente en niveles similares a Guanajuato, aunque allá el problema numéricamente sigue estando muy alto.

La respuesta va más allá de colores y más allá de traer corporaciones federales, pero es urgente que se haga algo para frenar esa violencia.

La reina de las discusiones

Gran satisfacción se produce entre los zacatecanos el observar que sus diputados federales y senadores son actores y protagonistas en el escenario nacional, donde se toman las grandes decisiones de trascendencia política del país, es el caso que Reginaldo Sandoval, coordinador de la bancada del Partido del Trabajo en la Cámara de Diputados y Carlos Puente, coordinador de la fracción parlamentaria del Partido Verde Ecologista de México, junto a Ignacio Piña, el coordinador de los diputados morenistas, anunciaron la postergación de la reforma eléctrica hasta abril de 2022, alentador margen para la promoción de concertación de acuerdos.

Conciliador

De inmediato, el más notable de los legisladores zacatecanos allá en el centro, el Senador Ricardo Monreal Ávila, coordinador parlamentario de Morena en el Senado de la República, celebró se difiera el debate y sin ciega lealtad pone los pies en la realidad y considera que hay que escuchar a los empresarios porque la gran mayoría son nacionalistas. O sea, ante el delicado y polémico tema responsablemente asume una postura centrada, racional y conciliadora hacia la construcción de consensos, como así procede con los grupos parlamentarios. Un proceder inteligente y cargado de compromiso con México.

Acertado, Ricardo Monreal reconoce que la iniciativa presidencial sobre la Reforma Eléctrica, es la reina de las discusiones, no solo parlamentarias al seno de las cámaras de diputados y senadores, sino también entre los sectores de la iniciativa privada, los empresarios, inversionistas, en la sociedad, entre los académicos y en los partidos políticos. Incluso, en el extranjero hay demasiado interés por el rumbo que tome la aprobación de la reforma, sobre todo en Estados Unidos, en las Cámaras de Representantes y del Senado, así como entre los diversos y amplios actores del Tratado de Libre Comercio de México, Canadá y Estados Unidos.

Nos leemos la próxima semana

El malquerido

El diputado local de Morena, Ernesto González Romo se ha echado a la clase política encima. Desde hace varias semanas, ya se le conoce como el malquerido. Su distintivo, acusar a todos, pero nunca probar absolutamente nada. Es también conocido como el diputado merolico…

Apenas la semana pasada, acusó a los medios de comunicación de millonarios convenios, sin probar nada, pero eso sí, los convoca para hacer sus acusaciones y los llama “amigos”. Y, apenas el viernes tronó contra la LXIII Legislatura del Estado. Tildó a 25 exdiputados de ser “factureros”.

Y por si lo anterior fuera poco, acusó, probables actos de corrupción por 200 millones de pesos de 25 exlegisladores. Si esto se prueba, cada representante popular se habría llevado 8 millones de pesos a su bolsa, porque facturaron a empresas inexistentes, según Ernesto González.

Se le olvidó a Ernesto

Durante las acusaciones que hizo, a Ernesto González, tal vez, se le pasó que varios de esos 25 exlegisladores (los otros 5 parece que fueron honestos), ahora trabajar con David Monreal Ávila que ha tenido un arranque de gobierno tormentoso y sin resultados.

De manera que, por esa sola sospecha, entonces, exdiputados y ahora secretarios como Jesús Padilla Estrada, Susana Rodríguez Márquez y Gabriela Pinedo Morales, entre otros deberían de renunciar al cargo, para permitir que la Auditoría Superior del Estado (ASE) investigue las sospechas del amigo de Soledad.

“Y me pidieron encarecidamente que no diera a conocer a los medios esta información”, también ventiló González Romo. Total, un verdadero valle de lágrimas es la actual Legislatura del Estado que diputados frívolos, simplones y huecos de ideas. ¿Y las iniciativas?, bien muchas gracias.

No hay luz…

Vive Zacatecas el año más violento de su historia, los homicidios dolosos han pasado los 1 mil 500 en apenas diez meses y, lo peor, es que no se ve luz al final del túnel.

Y esto va más allá de partidos políticos, o de tiempos de administraciones estatales.

La situación de guerra entre cárteles de la droga ha ido creciendo en Zacatecas y ello ha llevado a la entidad a sufrir una gran violencia.

En promedio, diariamente son cinco los homicidios dolosos que hay en la entidad, al menos así fue en el mes de octubre, pero las cifras no varían mucho mes con mes.

Septiembre marcó una cumbre muy alta en estos registros, con más de 200 homicidios dolosos en un mes.

Zacatecas debe tener la cifra más alta de homicidios por cada 100 mil habitantes, debido a que el factor poblacional no favorece mucho a la entidad.

Los números reflejan una gran violencia y, lamentablemente, esa violencia se está viendo como algo cotidiano.

Autoridades rebasadas

Más allá de las autoridades, los resultados no son claros, parece que se ha rebasado a quienes combaten este mal social.

Definitivamente, las respuestas aún son cortas a un problema que, en los últimos años, desde 2007, ha crecido en Zacatecas.

Hoy Zacatecas está entre las entidades donde más se asesinan policías, donde se ven hecho de que en una plaza concurrida a las 11 de la mañana se asesina a dos personas, donde se meten a las casas por la noche y matan a una familia entera, luego se prende fuego a la casa.

Cada vez es más común ver sangre y de pasar en el año 2000 a ser el segundo estado más seguro de México, sólo después de Yucatán, Zacatecas ha pasado a ser de los más violentos, proporcionalmente en niveles similares a Guanajuato, aunque allá el problema numéricamente sigue estando muy alto.

La respuesta va más allá de colores y más allá de traer corporaciones federales, pero es urgente que se haga algo para frenar esa violencia.

La reina de las discusiones

Gran satisfacción se produce entre los zacatecanos el observar que sus diputados federales y senadores son actores y protagonistas en el escenario nacional, donde se toman las grandes decisiones de trascendencia política del país, es el caso que Reginaldo Sandoval, coordinador de la bancada del Partido del Trabajo en la Cámara de Diputados y Carlos Puente, coordinador de la fracción parlamentaria del Partido Verde Ecologista de México, junto a Ignacio Piña, el coordinador de los diputados morenistas, anunciaron la postergación de la reforma eléctrica hasta abril de 2022, alentador margen para la promoción de concertación de acuerdos.

Conciliador

De inmediato, el más notable de los legisladores zacatecanos allá en el centro, el Senador Ricardo Monreal Ávila, coordinador parlamentario de Morena en el Senado de la República, celebró se difiera el debate y sin ciega lealtad pone los pies en la realidad y considera que hay que escuchar a los empresarios porque la gran mayoría son nacionalistas. O sea, ante el delicado y polémico tema responsablemente asume una postura centrada, racional y conciliadora hacia la construcción de consensos, como así procede con los grupos parlamentarios. Un proceder inteligente y cargado de compromiso con México.

Acertado, Ricardo Monreal reconoce que la iniciativa presidencial sobre la Reforma Eléctrica, es la reina de las discusiones, no solo parlamentarias al seno de las cámaras de diputados y senadores, sino también entre los sectores de la iniciativa privada, los empresarios, inversionistas, en la sociedad, entre los académicos y en los partidos políticos. Incluso, en el extranjero hay demasiado interés por el rumbo que tome la aprobación de la reforma, sobre todo en Estados Unidos, en las Cámaras de Representantes y del Senado, así como entre los diversos y amplios actores del Tratado de Libre Comercio de México, Canadá y Estados Unidos.

Nos leemos la próxima semana

ÚLTIMASCOLUMNAS
domingo 23 de enero de 2022

Escenarios 2022

Escenarios Columna

domingo 16 de enero de 2022

Escenarios 2022

Escenarios Columna

domingo 09 de enero de 2022

Escenarios 2022

Escenarios Columna

domingo 02 de enero de 2022

Escenarios 2022

Escenarios Columna

domingo 26 de diciembre de 2021

Escenarios 2021

Escenarios Columna

domingo 19 de diciembre de 2021

Escenarios 2021

Escenarios Columna

domingo 12 de diciembre de 2021

Escenarios 2021

Escenarios Columna

domingo 05 de diciembre de 2021

Escenarios 2021

Escenarios Columna

domingo 28 de noviembre de 2021

Escenarios 2021

Escenarios Columna

domingo 21 de noviembre de 2021

Escenarios 2021

Escenarios Columna

Cargar Más