/ miércoles 4 de marzo de 2020

Evita riesgos en Banca por Internet

La banca electrónica (Internet), representa una opción interesante para el público usuario por lo siguiente: disminuye considerablemente los costos, el tiempo o traslado a determinado domicilio (acudir presencialmente a la sucursal) para efectuar pagos o movimientos sujetos a un determinado horario; para las propias entidades financieras, resulta ventajoso en la medida en que reducen costos operativos.

Sin embargo al utilizar esta alternativa, es necesario extremar precauciones para evitar te roben la información, datos y tu dinero. Existen medidas para que no existan riesgos, pero hay que conocerlas.

Para lograr un mejor nivel de uso ante las opciones de banca por Internet es necesario verificar con anticipación en tu institución bancaria, cuál será el protocolo para activarte como usuario de banca por Internet, No te quedes con dudas, pide a tu asesor o ejecutivo de cuenta toda la información.

La Condusef reitera la importancia de que al momento de hacer uso de servicios bancarios bajo esta modalidad apliques recomendaciones como las siguientes: Evita compartir las claves de acceso (password). Guarda los dispositivos de generación de claves (Token) en un lugar seguro.

De igual forma, solicita o activa el registro de alertas al celular o correo electrónico. Compra sólo en establecimientos reconocidos o seguros (sitios reconocidos " https "). Programa los movimientos que vas a hacer (pagos, transferencias u operaciones), para evitar tener abierta la sesión por mucho tiempo. Concreta la operación y cierra tu sesión. Nunca dejes abierta la sesión.

Verifica por semana o quincena el estado de cuenta (Internet) para ver que no haya cargos extraños. Evita los llamados "ciber-cafés". Teclea la dirección de Internet del banco, evita ingresar a sesiones mediante hipervínculos que recibas. Nunca abras o respondas a una ventana emergente (pop-up), o correo electrónico (Phising)

Utiliza software actualizado de protección antivirus y anti-espía. Procura tener diferentes contraseñas para cada servicio. Revisa periódicamente las cuentas registradas para hacer traspasos.

Cada vez un mayor número de gente hace uso de las opciones de servicios financieros a través del Internet, y según cifras de la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI), prácticamente la totalidad de éstos (95%), realiza consulta de saldos, en comparación con el hecho de que aproximadamente la mitad hace pago de servicios (54%), o efectúa algún tipo de transferencias (48%).

Esta proporción de cifras refleja por una parte el atractivo que implica la banca por Internet como opción, pero también por la otra, la reserva o limitación que el propio público usuario ejerce, en la medida se limita de hacer un mayor número operaciones activas como pagos o transferencias.

La banca electrónica (Internet), representa una opción interesante para el público usuario por lo siguiente: disminuye considerablemente los costos, el tiempo o traslado a determinado domicilio (acudir presencialmente a la sucursal) para efectuar pagos o movimientos sujetos a un determinado horario; para las propias entidades financieras, resulta ventajoso en la medida en que reducen costos operativos.

Sin embargo al utilizar esta alternativa, es necesario extremar precauciones para evitar te roben la información, datos y tu dinero. Existen medidas para que no existan riesgos, pero hay que conocerlas.

Para lograr un mejor nivel de uso ante las opciones de banca por Internet es necesario verificar con anticipación en tu institución bancaria, cuál será el protocolo para activarte como usuario de banca por Internet, No te quedes con dudas, pide a tu asesor o ejecutivo de cuenta toda la información.

La Condusef reitera la importancia de que al momento de hacer uso de servicios bancarios bajo esta modalidad apliques recomendaciones como las siguientes: Evita compartir las claves de acceso (password). Guarda los dispositivos de generación de claves (Token) en un lugar seguro.

De igual forma, solicita o activa el registro de alertas al celular o correo electrónico. Compra sólo en establecimientos reconocidos o seguros (sitios reconocidos " https "). Programa los movimientos que vas a hacer (pagos, transferencias u operaciones), para evitar tener abierta la sesión por mucho tiempo. Concreta la operación y cierra tu sesión. Nunca dejes abierta la sesión.

Verifica por semana o quincena el estado de cuenta (Internet) para ver que no haya cargos extraños. Evita los llamados "ciber-cafés". Teclea la dirección de Internet del banco, evita ingresar a sesiones mediante hipervínculos que recibas. Nunca abras o respondas a una ventana emergente (pop-up), o correo electrónico (Phising)

Utiliza software actualizado de protección antivirus y anti-espía. Procura tener diferentes contraseñas para cada servicio. Revisa periódicamente las cuentas registradas para hacer traspasos.

Cada vez un mayor número de gente hace uso de las opciones de servicios financieros a través del Internet, y según cifras de la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI), prácticamente la totalidad de éstos (95%), realiza consulta de saldos, en comparación con el hecho de que aproximadamente la mitad hace pago de servicios (54%), o efectúa algún tipo de transferencias (48%).

Esta proporción de cifras refleja por una parte el atractivo que implica la banca por Internet como opción, pero también por la otra, la reserva o limitación que el propio público usuario ejerce, en la medida se limita de hacer un mayor número operaciones activas como pagos o transferencias.

jueves 25 de junio de 2020

Felguérez

miércoles 17 de junio de 2020

Minusvalías… ¿Tormenta pasajera?

martes 09 de junio de 2020

La desconfiaza: tu mejor aliado

martes 02 de junio de 2020

A distancia trámites de usuarios

miércoles 06 de mayo de 2020

Aumentan retiros por desempleo

lunes 27 de abril de 2020

A 21 Años…

jueves 16 de abril de 2020

¡Cuidado con los fraudes!

miércoles 08 de abril de 2020

¡No te confundas!

Cargar Más