/ martes 23 de julio de 2019

La ENSU, ¡Qué fregonería del INEGI!

Si hay un problema fundamental en la convivencia actual, cotidiana, de los mexicanos, éste es sin duda el de la inseguridad pública, asunto que sin embargo la prensa a veces exagera, a veces subestima. Pero qué mejor que preguntarnos a los mismos mexicanos cómo percibimos la inseguridad pública, como lo hace la ENSU.

En el caso específico de Zacatecas, tras conocerse los resultados de la última Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), en los que se advierte un empeoramiento de la percepción de seguridad entre los habitantes de la capital y de Fresnillo, el mismo secretario de Seguridad Pública Estatal, Ismael Camberos Hernández admite que esos datos muestran que “si bien es cierto que las cifras (de delitos) han ido a la baja en municipios como Fresnillo, también es cierto que estas bajas han sido marginales”. En otras palabras: las bajas en seguridad pública en Zacatecas no son estadísticamente significativas.

En cuanto a la comisión de delitos, el especialista Camberos Hernández indicó que en el caso de Fresnillo sí hay una mayor incidencia de hechos violentos y agravios en la zona centro, además de que hay otras colonias ubicadas como focos rojos, entre ellas la Francisco Villa.

No obstante, en el área metropolitana de Zacatecas y Guadalupe no es muy probable ese peligroso riesgo, pese a lo mencionado en días pasados por el gobernador Alejandro Tello Cristerna, quien en un evento refirió que el Centro Histórico de la capital era la zona de mayor peligro.

Al respecto, Cambero Hernández apuntó que en ninguno de estos dos municipios –Zacatecas y Guadalupe – son donde se encuentra la mayor incidencia de delitos, sino que la peligrosidad para los habitantes de estas demarcaciones se ubica en las colonias periféricas. En el caso de la capital Zacatecas, el referido experto en seguridad pública señaló algunas como la Lázaro Cárdenas y El Orito.

La ENSU asimismo muestra un cambio en la tendencia de la percepción de inseguridad de los ciudadanos de Zacatecas y Fresnillo, es decir, se incrementó. A diferencia de 2018, cuando se tuvo una disminución constante a lo largo del año, en los dos primeros trimestres de 2019 ha crecido el porcentaje de personas que nos sentimos inseguros.

En la capital Zacatecas, la variación al alza fue “significativa” de acuerdo al INEGI, al haber pasado de 78.8 por ciento en el mes de marzo, a 82.5 por ciento en junio. En Fresnillo, aunque en menor medida, también empeoró la cifra al pasar de 74.6 por ciento en marzo a un 73.9 por ciento en el estudio del mes de junio.

No hay de otra: los habitantes de estos municipios debemos seguir tomando todas las precauciones en cuanto nuestra seguridad personal y patrimonial.

Si hay un problema fundamental en la convivencia actual, cotidiana, de los mexicanos, éste es sin duda el de la inseguridad pública, asunto que sin embargo la prensa a veces exagera, a veces subestima. Pero qué mejor que preguntarnos a los mismos mexicanos cómo percibimos la inseguridad pública, como lo hace la ENSU.

En el caso específico de Zacatecas, tras conocerse los resultados de la última Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), en los que se advierte un empeoramiento de la percepción de seguridad entre los habitantes de la capital y de Fresnillo, el mismo secretario de Seguridad Pública Estatal, Ismael Camberos Hernández admite que esos datos muestran que “si bien es cierto que las cifras (de delitos) han ido a la baja en municipios como Fresnillo, también es cierto que estas bajas han sido marginales”. En otras palabras: las bajas en seguridad pública en Zacatecas no son estadísticamente significativas.

En cuanto a la comisión de delitos, el especialista Camberos Hernández indicó que en el caso de Fresnillo sí hay una mayor incidencia de hechos violentos y agravios en la zona centro, además de que hay otras colonias ubicadas como focos rojos, entre ellas la Francisco Villa.

No obstante, en el área metropolitana de Zacatecas y Guadalupe no es muy probable ese peligroso riesgo, pese a lo mencionado en días pasados por el gobernador Alejandro Tello Cristerna, quien en un evento refirió que el Centro Histórico de la capital era la zona de mayor peligro.

Al respecto, Cambero Hernández apuntó que en ninguno de estos dos municipios –Zacatecas y Guadalupe – son donde se encuentra la mayor incidencia de delitos, sino que la peligrosidad para los habitantes de estas demarcaciones se ubica en las colonias periféricas. En el caso de la capital Zacatecas, el referido experto en seguridad pública señaló algunas como la Lázaro Cárdenas y El Orito.

La ENSU asimismo muestra un cambio en la tendencia de la percepción de inseguridad de los ciudadanos de Zacatecas y Fresnillo, es decir, se incrementó. A diferencia de 2018, cuando se tuvo una disminución constante a lo largo del año, en los dos primeros trimestres de 2019 ha crecido el porcentaje de personas que nos sentimos inseguros.

En la capital Zacatecas, la variación al alza fue “significativa” de acuerdo al INEGI, al haber pasado de 78.8 por ciento en el mes de marzo, a 82.5 por ciento en junio. En Fresnillo, aunque en menor medida, también empeoró la cifra al pasar de 74.6 por ciento en marzo a un 73.9 por ciento en el estudio del mes de junio.

No hay de otra: los habitantes de estos municipios debemos seguir tomando todas las precauciones en cuanto nuestra seguridad personal y patrimonial.

martes 22 de octubre de 2019

El sindicalismo del sector educativo

martes 08 de octubre de 2019

Excesos de la directora del Conacyt

martes 01 de octubre de 2019

AMLO citado a comparecer

martes 24 de septiembre de 2019

Nombramientos híper-polémicos

martes 10 de septiembre de 2019

Tello, ¿moralmente derrotado?

martes 27 de agosto de 2019

Llevándose rudo: AMLO vs Calderón

Cargar Más