Graciela Lira Estrada

  / viernes 18 de octubre de 2019

Lo tengo en mente

Frase muy utilizada como excusa o promesa para hacer sentir bien comúnmente a las personas con las que establecemos un diálogo de manera rápida e informal. Es decir, dar a entender que tengo presente una plática o acuerdo contigo o con ustedes previo a este encuentro, que recuerdo pero en este momento no se puede abordar por falta de tiempo o no ser el lugar adecuado. Utilizada también cuando se olvida algún hecho, circunstancia o palabra.

“Mente” proviene del latín mens, mentis, donde se encuentran las capacidades cognitivas: percepción, pensamiento, memoria y la consciencia que permite tener un conocimiento interno de cómo se percibe uno mismo en su ámbito externo. La mente realiza actividades y procesos conscientes e inconscientes, es estudiada por psicólogos y psiquiatras. El cerebro por sus procesos físicos y químicos, en la biología.

Por otra parte, se utiliza la expresión “lo tengo en mente” cuando se tiene una idea de realizar alguna meta u objetivo y que no se ha efectuado al no tener una estrategia definida; por consiguiente es importante organizarnos, priorizando las acciones a seguir contemplando las capacidades y aptitudes que nos ayuden a lograrlo.

En ocasiones existe el auto boicot para no llevarlo a cabo por miedo o inseguridades, es preciso focalizar bien lo que esperamos conseguir en todos los ámbitos como serían: el académico, cuando debemos decidir cómo y dónde será nuestra formación; en lo laboral, específicamente qué pudiera desarrollar mejor nuestra capacidad profesional; culturalmente también es importante enfocar hacia donde nos atrae crecer para obtener un conocimiento sobre algo que despierte el interés; así mismo podría ser en lo social, cuándo se desea intervenir en la comunidad a la que buscamos pertenecer.

Sin embargo, al tener una claridad de pensamiento sobre lo que queremos, se hace necesaria una planeación que incluya los pasos a seguir con tiempos preestablecidos, que contemple varios aspectos en las capacidades personales y financieras. La idea pensada o imaginada se debe analizar detenidamente mediante un razonamiento lógico, que incluya también la creatividad e imaginación.

Es importante conservar una mente abierta con flexibilidad y disposición para aprender y hacer cosas nuevas aceptando las opiniones de terceros, tratando de eliminar una mente cerrada debido a temores muchas veces infundados para poder beneficiarse con cambios y oportunidades.

El pensar que “ ya lo tengo en mente” no es avanzar, mientras no se empiece a diseñar y ejecutar el programa mediante varios procesos que conlleven tiempos, alternativas y presupuestos reales, para obtener una seguridad y confianza, hacia dónde dirigir los esfuerzos logrando aterrizar las ideas y no sólo tenerlo en mente.

Hay que iniciar y ser perseverante porque se debe considerar que pudieran existir algunos pequeños inconvenientes en lo ya planeado, teniendo que hacer ajustes ante los imprevistos sin sensaciones de pérdida de entusiasmo, tratemos de controlar las situaciones que se presenten con una actitud positiva para obtener el éxito en lo anhelado.

Frase muy utilizada como excusa o promesa para hacer sentir bien comúnmente a las personas con las que establecemos un diálogo de manera rápida e informal. Es decir, dar a entender que tengo presente una plática o acuerdo contigo o con ustedes previo a este encuentro, que recuerdo pero en este momento no se puede abordar por falta de tiempo o no ser el lugar adecuado. Utilizada también cuando se olvida algún hecho, circunstancia o palabra.

“Mente” proviene del latín mens, mentis, donde se encuentran las capacidades cognitivas: percepción, pensamiento, memoria y la consciencia que permite tener un conocimiento interno de cómo se percibe uno mismo en su ámbito externo. La mente realiza actividades y procesos conscientes e inconscientes, es estudiada por psicólogos y psiquiatras. El cerebro por sus procesos físicos y químicos, en la biología.

Por otra parte, se utiliza la expresión “lo tengo en mente” cuando se tiene una idea de realizar alguna meta u objetivo y que no se ha efectuado al no tener una estrategia definida; por consiguiente es importante organizarnos, priorizando las acciones a seguir contemplando las capacidades y aptitudes que nos ayuden a lograrlo.

En ocasiones existe el auto boicot para no llevarlo a cabo por miedo o inseguridades, es preciso focalizar bien lo que esperamos conseguir en todos los ámbitos como serían: el académico, cuando debemos decidir cómo y dónde será nuestra formación; en lo laboral, específicamente qué pudiera desarrollar mejor nuestra capacidad profesional; culturalmente también es importante enfocar hacia donde nos atrae crecer para obtener un conocimiento sobre algo que despierte el interés; así mismo podría ser en lo social, cuándo se desea intervenir en la comunidad a la que buscamos pertenecer.

Sin embargo, al tener una claridad de pensamiento sobre lo que queremos, se hace necesaria una planeación que incluya los pasos a seguir con tiempos preestablecidos, que contemple varios aspectos en las capacidades personales y financieras. La idea pensada o imaginada se debe analizar detenidamente mediante un razonamiento lógico, que incluya también la creatividad e imaginación.

Es importante conservar una mente abierta con flexibilidad y disposición para aprender y hacer cosas nuevas aceptando las opiniones de terceros, tratando de eliminar una mente cerrada debido a temores muchas veces infundados para poder beneficiarse con cambios y oportunidades.

El pensar que “ ya lo tengo en mente” no es avanzar, mientras no se empiece a diseñar y ejecutar el programa mediante varios procesos que conlleven tiempos, alternativas y presupuestos reales, para obtener una seguridad y confianza, hacia dónde dirigir los esfuerzos logrando aterrizar las ideas y no sólo tenerlo en mente.

Hay que iniciar y ser perseverante porque se debe considerar que pudieran existir algunos pequeños inconvenientes en lo ya planeado, teniendo que hacer ajustes ante los imprevistos sin sensaciones de pérdida de entusiasmo, tratemos de controlar las situaciones que se presenten con una actitud positiva para obtener el éxito en lo anhelado.

jueves 26 de diciembre de 2019

Navidad

viernes 29 de noviembre de 2019

Cuarta etapa de vida

viernes 15 de noviembre de 2019

Neurosis

viernes 08 de noviembre de 2019

Azúcar

viernes 01 de noviembre de 2019

Vacunación en adultos mayores

viernes 25 de octubre de 2019

El testamento

viernes 18 de octubre de 2019

Lo tengo en mente

viernes 06 de septiembre de 2019

El porqué

viernes 30 de agosto de 2019

Violencia intrafamiliar

Cargar Más