/ lunes 20 de mayo de 2019

Mayor estrés financiero

Hace algunos años, escribí acerca de las palabras “estrés financiero”, problema que radica en la economía individual o familiar y que conlleva a una severa angustia por los problemas de salud ello origina por hechos como: no contar con liquidez para pago de créditos, incertidumbre laboral, etc.

1.Estrés se define como: el estado de cansancio mental provocado por la exigencia de un rendimiento muy superior al normal; suele provocar diversos trastornos físicos y mentales. o aquel conjunto de alteraciones que se producen en el organismo como respuesta física ante determinados estímulos repetidos, como por ejemplo el frío, el miedo, cansancio, la alegría, etc.

El denominado estrés financiero entró de moda después del descalabro que generó el problema de Wall Street el 15 de septiembre del año 2008 por el colapso en la falta de liquidez inmobiliaria de EUA. Se aplicó no solo al sector empresarial, sino al de la sociedad en su conjunto.

Derivado de lo anterior, el estrés financiero familiar se refiere a los problemas que tienen los padres de familia para enfrentar ciertos gastos y obligaciones contractuales. Desafortunadamente un tema común para todos. Es importante señalar que este tipo de estrés financiero, como todos sabemos, está ligado a problemas de salud como aumento de presión arterial, problemas de sueño y depresión. Pero además puede ser un factor que desencadene otros males para los cuales tengamos cierta predisposición.

En un país como el nuestro, con un ingreso familiar promedio tan pequeño, el estrés financiero es un problema afecta a la mayoría de la población. Por lo menos 9 de cada 10 hogares (esto tomando en cuenta que en un país como Estados Unidos, 6 de cada 10 personas dicen estar “muy estresadas” con respecto a su situación financiera). Lo anterior ya que en nuestro país, vivimos en una situación económica muy complicada.

El estrés financiero familiar es un problema, que entre otras cosas, produce ansiedad. Y puede afectarnos de distintas formas, como por ejemplo: Afectar nuestra estabilidad emocional. Aunque suene fuerte, es una realidad. ¿Cuántos de nosotros no hemos estado preocupados por algún tema de dinero, y hemos cometido el error de gritarle a nuestra pareja o nuestros hijos por un asunto o travesura sin importancia? Esto, a su vez, nos puede afectar negativamente nuestra situación familiar e incluso laboral, lo cual a su vez produce más estrés financiero.

Hacernos caer en adicciones. Muchas personas manejan su ansiedad de una forma nociva y buscan salir por puertas falsas. Esto puede dar lugar a adicciones como fumar, beber, comprar compulsivamente o incluso, en casos extremos, abusar de las drogas. Esto no resuelve nada, pero además nos hace caer en un círculo vicioso: más estrés, más grandes nuestras adicciones.

Incrementar nuestro gasto. Como ya mencionamos, el exceso de estrés y de ansiedad provocan o desencadenan problemas de salud. Esto puede ser por varias razones: la falta de sueño puede bajarnos las defensas y causarnos problemas cognitivos. Nos enfermaremos más, lo cual incrementará nuestro gasto y nos generará, irónicamente, mayor estrés financiero.

Quedar más vulnerables. Muchas personas lo primero que recortan cuando tienen un exceso de gasto, y un cierto nivel de desesperación, es el pago de prima de sus seguros. Esto puede ser un error garrafal, ya que quedar desprotegidos nos hace vulnerables. Y a algunas personas, saberlo les causa aún más ansiedad. Cuando es necesario hacer recortes en este rubro, lo mejor es trabajar junto con nuestro agente de seguros con el fin de mantener cierta protección de acuerdo a las necesidades que tengamos en esos momentos

Sin embargo, no es demasiado tarde para ahorrar y pagar las deudas. Encuentra pequeñas maneras para ahorrar y pagar deudas. Además, idea o crea un plan a corto y mediano plazo que integre tus ingresos, cuales son tus egresos y evitar los “gastos hormiga”, para tener un mejor resultado. La disciplina en este trabajo en el mejor aliado para sanear la finanzas familiares. Esto te ayudará a eliminar el estrés de forma lenta pero segura. Nunca es fácil lidiar con el estrés financiero pero practicar el optimismo puede llevar a resultados más sanos.



Hace algunos años, escribí acerca de las palabras “estrés financiero”, problema que radica en la economía individual o familiar y que conlleva a una severa angustia por los problemas de salud ello origina por hechos como: no contar con liquidez para pago de créditos, incertidumbre laboral, etc.

1.Estrés se define como: el estado de cansancio mental provocado por la exigencia de un rendimiento muy superior al normal; suele provocar diversos trastornos físicos y mentales. o aquel conjunto de alteraciones que se producen en el organismo como respuesta física ante determinados estímulos repetidos, como por ejemplo el frío, el miedo, cansancio, la alegría, etc.

El denominado estrés financiero entró de moda después del descalabro que generó el problema de Wall Street el 15 de septiembre del año 2008 por el colapso en la falta de liquidez inmobiliaria de EUA. Se aplicó no solo al sector empresarial, sino al de la sociedad en su conjunto.

Derivado de lo anterior, el estrés financiero familiar se refiere a los problemas que tienen los padres de familia para enfrentar ciertos gastos y obligaciones contractuales. Desafortunadamente un tema común para todos. Es importante señalar que este tipo de estrés financiero, como todos sabemos, está ligado a problemas de salud como aumento de presión arterial, problemas de sueño y depresión. Pero además puede ser un factor que desencadene otros males para los cuales tengamos cierta predisposición.

En un país como el nuestro, con un ingreso familiar promedio tan pequeño, el estrés financiero es un problema afecta a la mayoría de la población. Por lo menos 9 de cada 10 hogares (esto tomando en cuenta que en un país como Estados Unidos, 6 de cada 10 personas dicen estar “muy estresadas” con respecto a su situación financiera). Lo anterior ya que en nuestro país, vivimos en una situación económica muy complicada.

El estrés financiero familiar es un problema, que entre otras cosas, produce ansiedad. Y puede afectarnos de distintas formas, como por ejemplo: Afectar nuestra estabilidad emocional. Aunque suene fuerte, es una realidad. ¿Cuántos de nosotros no hemos estado preocupados por algún tema de dinero, y hemos cometido el error de gritarle a nuestra pareja o nuestros hijos por un asunto o travesura sin importancia? Esto, a su vez, nos puede afectar negativamente nuestra situación familiar e incluso laboral, lo cual a su vez produce más estrés financiero.

Hacernos caer en adicciones. Muchas personas manejan su ansiedad de una forma nociva y buscan salir por puertas falsas. Esto puede dar lugar a adicciones como fumar, beber, comprar compulsivamente o incluso, en casos extremos, abusar de las drogas. Esto no resuelve nada, pero además nos hace caer en un círculo vicioso: más estrés, más grandes nuestras adicciones.

Incrementar nuestro gasto. Como ya mencionamos, el exceso de estrés y de ansiedad provocan o desencadenan problemas de salud. Esto puede ser por varias razones: la falta de sueño puede bajarnos las defensas y causarnos problemas cognitivos. Nos enfermaremos más, lo cual incrementará nuestro gasto y nos generará, irónicamente, mayor estrés financiero.

Quedar más vulnerables. Muchas personas lo primero que recortan cuando tienen un exceso de gasto, y un cierto nivel de desesperación, es el pago de prima de sus seguros. Esto puede ser un error garrafal, ya que quedar desprotegidos nos hace vulnerables. Y a algunas personas, saberlo les causa aún más ansiedad. Cuando es necesario hacer recortes en este rubro, lo mejor es trabajar junto con nuestro agente de seguros con el fin de mantener cierta protección de acuerdo a las necesidades que tengamos en esos momentos

Sin embargo, no es demasiado tarde para ahorrar y pagar las deudas. Encuentra pequeñas maneras para ahorrar y pagar deudas. Además, idea o crea un plan a corto y mediano plazo que integre tus ingresos, cuales son tus egresos y evitar los “gastos hormiga”, para tener un mejor resultado. La disciplina en este trabajo en el mejor aliado para sanear la finanzas familiares. Esto te ayudará a eliminar el estrés de forma lenta pero segura. Nunca es fácil lidiar con el estrés financiero pero practicar el optimismo puede llevar a resultados más sanos.



viernes 16 de agosto de 2019

Por fin se Registra Plusvalía…

lunes 05 de agosto de 2019

Modelo pensionario: a 22 Años

jueves 01 de agosto de 2019

Que no te sorprendan

lunes 22 de julio de 2019

Comercio electrónico: evita fraudes

lunes 08 de julio de 2019

Cuando te roban la identidad…

jueves 04 de julio de 2019

Sector bancario con más reclamaciones

miércoles 26 de junio de 2019

Nueva forma de fraude: el carding

miércoles 19 de junio de 2019

Corresponsales bancarios

lunes 10 de junio de 2019

Fondos generacionales en Afores

jueves 06 de junio de 2019

Educación vial…urge

Cargar Más