/ lunes 15 de abril de 2019

Mitos y realidades en el acoso sexual

Los medios de comunicación y las redes sociales han tocado de manera insistente el tema sobre denuncias de acoso sexual a mujeres, por personajes de la política, arte, y sobre todo en el ámbito académico, llamó la atención una denuncia anónima en el portal ME-TOO MEXICO, en el cual se denunciaba al músico Armando Vega Gil, por acoso sexual a una menor de edad, esto derivó lamentablemente en que decidiera terminar con su vida, despidiéndose en una carta donde señalaba su inocencia y su desesperación por ver afectada su carrera y su vida de manera dramática, este asunto nos llama a la reflexión, pues si bien es cierto existe el acoso a las mujeres y este ha crecido de manera alarmante, también existe la otra parte; el abuso en acusaciones falsas con la afectación a personas y su familia de manera cruel, puesto que algunas mujeres recurren a este práctica para afectar a terceros por asuntos totalmente ajenos a un acoso sexual o laboral. Es necesario delimitar de manera exacta la diferencia entre acoso sexual y otras modalidades simples de coqueteo o cortejo, pues puede llegar a “confundirse” y caer en la tentación de acusar de manera injusta y provocar el daño mencionado.

El portal ME TOO México recibe denuncias, anónimas, cayendo en la posibilidad de que una gran mayoría sean falsas. El acoso sexual es un asunto que debe tomar gran importancia, máximo que en nuestro país aumentan considerablemente los asesinatos a mujeres.

Las redes sociales se han desbordado de manera incontrolable y han servido como herramientas nocivas que promueven el odio y difunden de manera viral noticias falsas y acusaciones sin un sustento legal hacia una o varias personas, dañando la integridad de estas de manera irremediable, en estas circunstancias ninguna persona puede contar con defensa alguna por la velocidad en que se virilizan las noticias.

Es necesario hacer un alto y analizar este problema, no podemos caer en el exceso ni en la indolencia, evitemos que las organizaciones feministas actúen con odio y pierdan de vista su principal objetivo, que es el de procurar y promover el respeto a los derechos humanos de las mujeres en un marco de la igualdad y equidad en la aplicación de la justicia, sin olvidar el derecho humano del acusado sobre la presunción de inocencia, que establece lo siguiente: “Toda persona acusada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad, conforme a la ley y en un juicio público en el que se le hayan asegurado todas las garantías necesarias a su defensa”. Actuemos con legalidad respetando el estado de derecho, logrando la justicia pata todos(as). Para reflexionar.

Los medios de comunicación y las redes sociales han tocado de manera insistente el tema sobre denuncias de acoso sexual a mujeres, por personajes de la política, arte, y sobre todo en el ámbito académico, llamó la atención una denuncia anónima en el portal ME-TOO MEXICO, en el cual se denunciaba al músico Armando Vega Gil, por acoso sexual a una menor de edad, esto derivó lamentablemente en que decidiera terminar con su vida, despidiéndose en una carta donde señalaba su inocencia y su desesperación por ver afectada su carrera y su vida de manera dramática, este asunto nos llama a la reflexión, pues si bien es cierto existe el acoso a las mujeres y este ha crecido de manera alarmante, también existe la otra parte; el abuso en acusaciones falsas con la afectación a personas y su familia de manera cruel, puesto que algunas mujeres recurren a este práctica para afectar a terceros por asuntos totalmente ajenos a un acoso sexual o laboral. Es necesario delimitar de manera exacta la diferencia entre acoso sexual y otras modalidades simples de coqueteo o cortejo, pues puede llegar a “confundirse” y caer en la tentación de acusar de manera injusta y provocar el daño mencionado.

El portal ME TOO México recibe denuncias, anónimas, cayendo en la posibilidad de que una gran mayoría sean falsas. El acoso sexual es un asunto que debe tomar gran importancia, máximo que en nuestro país aumentan considerablemente los asesinatos a mujeres.

Las redes sociales se han desbordado de manera incontrolable y han servido como herramientas nocivas que promueven el odio y difunden de manera viral noticias falsas y acusaciones sin un sustento legal hacia una o varias personas, dañando la integridad de estas de manera irremediable, en estas circunstancias ninguna persona puede contar con defensa alguna por la velocidad en que se virilizan las noticias.

Es necesario hacer un alto y analizar este problema, no podemos caer en el exceso ni en la indolencia, evitemos que las organizaciones feministas actúen con odio y pierdan de vista su principal objetivo, que es el de procurar y promover el respeto a los derechos humanos de las mujeres en un marco de la igualdad y equidad en la aplicación de la justicia, sin olvidar el derecho humano del acusado sobre la presunción de inocencia, que establece lo siguiente: “Toda persona acusada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad, conforme a la ley y en un juicio público en el que se le hayan asegurado todas las garantías necesarias a su defensa”. Actuemos con legalidad respetando el estado de derecho, logrando la justicia pata todos(as). Para reflexionar.

jueves 16 de enero de 2020

El seno familiar, factor clave

viernes 27 de diciembre de 2019

Retos y desafíos para el 2020

miércoles 11 de diciembre de 2019

Etapas del duelo y cómo llevarlas

jueves 17 de octubre de 2019

Importancia de la salud mental

jueves 10 de octubre de 2019

Bioética y calidad

lunes 30 de septiembre de 2019

¿Ley de amnistía, perdón y olvido?

Cargar Más