/ martes 19 de octubre de 2021

Perdón por la conquista

Llegamos en este 2021 a los 200 años de la independencia de la nación, en la que se recibió una misiva del Papa Francisco en la que finalmente, el estado Vaticano pide perdón por los pecados cometidos por la Iglesia Católica en el país mesoamericano y por ende las órdenes religiosas que proliferaron y muchas de ellas todavía con presencia en el país.

Según una carta difundida el lunes 26 de septiembre de 2021, con motivo de los 200 años de la independencia del país latinoamericano. “Tanto mis antecesores como yo mismo hemos pedido perdón por los pecados personales y sociales por todas las acciones u omisiones que no contribuyeron a la evangelización”.

En octubre de 2020, el presidente Andrés Manuel López Obrador señaló lo oportuno de pedir disculpas por aquellas “oprobiosas necesidades” que padecieron los pueblos originarios, los saqueos de sus bienes y sus tierras y su sometimiento cultural y religioso.

La carta fue firmada por el Papa Francisco y leída por el cardenal Rogelio Cabrera, arzobispo de Monterrey y presidente del Episcopado Mexicano (CEM) con motivo de los 200 años de la independencia de México.

El Papa Francisco sostiene que para fortalecer las raíces es preciso hacer una lectura del pasado, teniendo en cuenta tanto las luces como las sombras que han forjado la historia del país, e insiste en que esa mirada retrospectiva incluye necesariamente un proceso de purificación de la memoria; reconocer los errores del pasado que han sido dolorosos.

La respuesta a la carta enviada por el Papa Francisco, a nombre de la nación mexicana López Obrador ha asegurado que nos declaramos partidarios de la paz, de la soberanía y del amor, aunque no olvidamos, sostenemos que es tiempo del perdón y el respeto mutuo. Ahora, por ejemplo, mantenemos buenas relaciones con la Iglesia Católica, gracias a que el Papa Francisco es un verdadero cristiano puntualizó el mandatario mexicano.

Sin lugar a dudas es un buen gesto por parte del representante de la Iglesia Católica con el hermanamiento que se tiene con México, y por la buena relación que se ha dado con el estado vaticano, las visitas papales han dado esa muestra con Juan Pablo II y con Benedicto XVI, a la espera de que Francisco pueda en su oportunidad visitar México, en el marco de estas importantes conmemoraciones para nuestro país.

Llegamos en este 2021 a los 200 años de la independencia de la nación, en la que se recibió una misiva del Papa Francisco en la que finalmente, el estado Vaticano pide perdón por los pecados cometidos por la Iglesia Católica en el país mesoamericano y por ende las órdenes religiosas que proliferaron y muchas de ellas todavía con presencia en el país.

Según una carta difundida el lunes 26 de septiembre de 2021, con motivo de los 200 años de la independencia del país latinoamericano. “Tanto mis antecesores como yo mismo hemos pedido perdón por los pecados personales y sociales por todas las acciones u omisiones que no contribuyeron a la evangelización”.

En octubre de 2020, el presidente Andrés Manuel López Obrador señaló lo oportuno de pedir disculpas por aquellas “oprobiosas necesidades” que padecieron los pueblos originarios, los saqueos de sus bienes y sus tierras y su sometimiento cultural y religioso.

La carta fue firmada por el Papa Francisco y leída por el cardenal Rogelio Cabrera, arzobispo de Monterrey y presidente del Episcopado Mexicano (CEM) con motivo de los 200 años de la independencia de México.

El Papa Francisco sostiene que para fortalecer las raíces es preciso hacer una lectura del pasado, teniendo en cuenta tanto las luces como las sombras que han forjado la historia del país, e insiste en que esa mirada retrospectiva incluye necesariamente un proceso de purificación de la memoria; reconocer los errores del pasado que han sido dolorosos.

La respuesta a la carta enviada por el Papa Francisco, a nombre de la nación mexicana López Obrador ha asegurado que nos declaramos partidarios de la paz, de la soberanía y del amor, aunque no olvidamos, sostenemos que es tiempo del perdón y el respeto mutuo. Ahora, por ejemplo, mantenemos buenas relaciones con la Iglesia Católica, gracias a que el Papa Francisco es un verdadero cristiano puntualizó el mandatario mexicano.

Sin lugar a dudas es un buen gesto por parte del representante de la Iglesia Católica con el hermanamiento que se tiene con México, y por la buena relación que se ha dado con el estado vaticano, las visitas papales han dado esa muestra con Juan Pablo II y con Benedicto XVI, a la espera de que Francisco pueda en su oportunidad visitar México, en el marco de estas importantes conmemoraciones para nuestro país.

ÚLTIMASCOLUMNAS