/ lunes 17 de febrero de 2020

Preocupaciones preelectorales

Las declaraciones previas a las elecciones han iniciado, unas con mejor suerte que otras; la presidenta en funciones de Morena, Yeidkol Polensky, ha dicho que priistas pueden ingresar a Morena para ser candidatos; al mismo tiempo a candidateado a Tatiana Clouthier para Nuevo León o para Sinaloa. El presidente López Obrador ha pedido a los diputados federales que vayan a sus distritos a solicitar el voto para su reelección y difundan su obra (la del presidente).

Los más recientes casos de corrupción, escándalos que afectan negativamente al priismo nacional, le bajan la moral y sus electores se inhiben de votar por ellos; no obstante, yo pienso que van a ganar distritos y algunas gubernaturas. Los aspirantes priistas y morenistas, hasta ahora conocidos, en Zacatecas tienen muchas dificultades para ganar la gubernatura; una inmediata es la unidad de esos partidos, el priismo la resuelve con la disciplina tradicional a que se sujetan los aspirantes, pero los morenistas no. Otra dificultad, me parece muy grande, es cómo resolver tantos problemas acumulados como resultado de sexenios anteriores. La gran mayoría de todos los aspirantes, de uno y otro lado, no tienen ni la más remota idea de estos problemas y ni cómo resolverlos. Pareciera que aspiran a la gubernatura para tener un punto más en su currículum político.

Desde el tres de octubre de 2018, se reúnen un amplio grupo plural en lo político y unido por la experiencia política, cada quince días; en cada reunión se expone y analiza un problema cuya explicación es resultado de una investigación; por esta razón hemos tomado conciencia de la desatención crónica sobre esos problemas que han colocado a Zacatecas como el Estado más resegado de la región en relación con la industrialización.

Hemos visto, a la vez, el contraste de estos problemas de raíces profundas, con la superficialidad y ligereza de las declaraciones de los aspirantes de esos dos partidos, y cada día nos convencen más de que, ni con el poder del futuro gobernador podrá uno de ellos abordar y resolver los grandes problemas del Estado de Zacatecas en beneficio de su pueblo.

Ante estos problemas y conociendo a los aspirantes, no tiene caso entrar a la dinámica de las encuestas por ellos promovida; porque, aunque ahora sean favorecidos(as) por alguna de ellas, los grandes problemas sin resolver les van a infligir severas derrotas como gobernantes.

Es mejor ir pensando de otra manera.

Tal vez algo parecido a lo declarado públicamente por el Lic. Arturo Nahle recientemente para que el gobierno futuro se integre con un equipo corresponsable de la conducción del Estado para resolver los problemas que un sexenio lo permita.

Las declaraciones previas a las elecciones han iniciado, unas con mejor suerte que otras; la presidenta en funciones de Morena, Yeidkol Polensky, ha dicho que priistas pueden ingresar a Morena para ser candidatos; al mismo tiempo a candidateado a Tatiana Clouthier para Nuevo León o para Sinaloa. El presidente López Obrador ha pedido a los diputados federales que vayan a sus distritos a solicitar el voto para su reelección y difundan su obra (la del presidente).

Los más recientes casos de corrupción, escándalos que afectan negativamente al priismo nacional, le bajan la moral y sus electores se inhiben de votar por ellos; no obstante, yo pienso que van a ganar distritos y algunas gubernaturas. Los aspirantes priistas y morenistas, hasta ahora conocidos, en Zacatecas tienen muchas dificultades para ganar la gubernatura; una inmediata es la unidad de esos partidos, el priismo la resuelve con la disciplina tradicional a que se sujetan los aspirantes, pero los morenistas no. Otra dificultad, me parece muy grande, es cómo resolver tantos problemas acumulados como resultado de sexenios anteriores. La gran mayoría de todos los aspirantes, de uno y otro lado, no tienen ni la más remota idea de estos problemas y ni cómo resolverlos. Pareciera que aspiran a la gubernatura para tener un punto más en su currículum político.

Desde el tres de octubre de 2018, se reúnen un amplio grupo plural en lo político y unido por la experiencia política, cada quince días; en cada reunión se expone y analiza un problema cuya explicación es resultado de una investigación; por esta razón hemos tomado conciencia de la desatención crónica sobre esos problemas que han colocado a Zacatecas como el Estado más resegado de la región en relación con la industrialización.

Hemos visto, a la vez, el contraste de estos problemas de raíces profundas, con la superficialidad y ligereza de las declaraciones de los aspirantes de esos dos partidos, y cada día nos convencen más de que, ni con el poder del futuro gobernador podrá uno de ellos abordar y resolver los grandes problemas del Estado de Zacatecas en beneficio de su pueblo.

Ante estos problemas y conociendo a los aspirantes, no tiene caso entrar a la dinámica de las encuestas por ellos promovida; porque, aunque ahora sean favorecidos(as) por alguna de ellas, los grandes problemas sin resolver les van a infligir severas derrotas como gobernantes.

Es mejor ir pensando de otra manera.

Tal vez algo parecido a lo declarado públicamente por el Lic. Arturo Nahle recientemente para que el gobierno futuro se integre con un equipo corresponsable de la conducción del Estado para resolver los problemas que un sexenio lo permita.

lunes 10 de agosto de 2020

La decisión el Consejo Universitario

lunes 27 de julio de 2020

Las decisiones del rector

lunes 13 de julio de 2020

El discurso de López Obrador

lunes 15 de junio de 2020

¿Discutir el Estado Mexicano?

lunes 18 de mayo de 2020

Reflexiones amistosas

lunes 06 de abril de 2020

Solidaridad en la crisis

Cargar Más