/ domingo 24 de junio de 2018

Propiedad intelectual en la historia de un café

La Revista de la OMPI describe en uno de sus artículos la historia de un Café que destaca la importancia de la propiedad intelectual (PI) en cualquier proyecto innovador. El nombre del establecimiento es Ya Kun, su sede se encuentra en Singapur y está constituido por un gran imperio de tiendas de café con más de 100 sucursales en doce mercados de Asia Oriental y Sudoriental.

Adrin Loi es el director ejecutivo de Ya Kun; comenta que su padre desde los quince años de edad, comenzó a trabajar en un puesto de café en un céntrico barrio de Singapur. Pronto abrió su propia tienda, en la que servía café, té, tostadas y huevos pasados por agua a los comerciantes y armadores que trabajaban en la zona. En tanto su madre comenzó a preparar su propia kaya, una pasta parecida a la mermelada hecha con huevos y coco.

Cuando enfermó el padre, sus hijos Adrin y Algie Loi se hicieron cargo del negocio en 1998. Casi 20 años más tarde, la familia Loi está al frente de una empresa que tiene más de 60 sucursales en Singapur y 55 en Asia, en lugares como Dubai, Japón, la República de Corea e Indonesia. Los cafés Ya Kun siguen ofreciendo a sus clientes un menú básico de café, té, tostadas, mermelada de kaya y huevos pasados por agua.

Loi sostiene que la propiedad intelectual constituye un elemento central de la estrategia de Ya Kun. La empresa tiene una oferta sencilla, pero la familia Loi ha aprovechado el desarrollo de su marca para ofrecer oportunidades de franquicia a sus asociados.

El Sr. Loi cometa: “Cuando comenzamos, nos dimos cuenta de que los imitadores podían aprovechar fácilmente lo que nos había costado tanto trabajo construir”. Por tal motivo, la esposa de Adrin Loi lo ayudó a idear el nombre “Puesto de café, tostadas y kaya Ya Kun, establecido en 1944”, una frase larga elegida para desalentar a la competencia que quisiera beneficiarse de la reputación de Ya Kun, y significa que hay una tradición que respalda la marca como una forma de captar clientes.

Además del registro de la marca Ya Kun, ahora la empresa tiene una marca para las tostadas Ya Kun, la marca denominativa Ya Kun, Ya Kun en caracteres chinos y la marca del “toastwich” Ya Kun. Además, los diseños que utiliza para sus productos, como el café molido y la mermelada de kaya para llevar, están protegidos por derecho de autor. El secreto comercial protege sus procesos de torrefacción y preparación del café, y su receta de mermelada de kaya.

Estas estrategias de PI demuestran cómo los propietarios de la empresa asiática entendieron la importancia de aprovechar las ventajas de la PI para hacer crecer a su empresa exponencialmente en el mercado global. Lo dicho: Proteger… es ganar!!!


La Revista de la OMPI describe en uno de sus artículos la historia de un Café que destaca la importancia de la propiedad intelectual (PI) en cualquier proyecto innovador. El nombre del establecimiento es Ya Kun, su sede se encuentra en Singapur y está constituido por un gran imperio de tiendas de café con más de 100 sucursales en doce mercados de Asia Oriental y Sudoriental.

Adrin Loi es el director ejecutivo de Ya Kun; comenta que su padre desde los quince años de edad, comenzó a trabajar en un puesto de café en un céntrico barrio de Singapur. Pronto abrió su propia tienda, en la que servía café, té, tostadas y huevos pasados por agua a los comerciantes y armadores que trabajaban en la zona. En tanto su madre comenzó a preparar su propia kaya, una pasta parecida a la mermelada hecha con huevos y coco.

Cuando enfermó el padre, sus hijos Adrin y Algie Loi se hicieron cargo del negocio en 1998. Casi 20 años más tarde, la familia Loi está al frente de una empresa que tiene más de 60 sucursales en Singapur y 55 en Asia, en lugares como Dubai, Japón, la República de Corea e Indonesia. Los cafés Ya Kun siguen ofreciendo a sus clientes un menú básico de café, té, tostadas, mermelada de kaya y huevos pasados por agua.

Loi sostiene que la propiedad intelectual constituye un elemento central de la estrategia de Ya Kun. La empresa tiene una oferta sencilla, pero la familia Loi ha aprovechado el desarrollo de su marca para ofrecer oportunidades de franquicia a sus asociados.

El Sr. Loi cometa: “Cuando comenzamos, nos dimos cuenta de que los imitadores podían aprovechar fácilmente lo que nos había costado tanto trabajo construir”. Por tal motivo, la esposa de Adrin Loi lo ayudó a idear el nombre “Puesto de café, tostadas y kaya Ya Kun, establecido en 1944”, una frase larga elegida para desalentar a la competencia que quisiera beneficiarse de la reputación de Ya Kun, y significa que hay una tradición que respalda la marca como una forma de captar clientes.

Además del registro de la marca Ya Kun, ahora la empresa tiene una marca para las tostadas Ya Kun, la marca denominativa Ya Kun, Ya Kun en caracteres chinos y la marca del “toastwich” Ya Kun. Además, los diseños que utiliza para sus productos, como el café molido y la mermelada de kaya para llevar, están protegidos por derecho de autor. El secreto comercial protege sus procesos de torrefacción y preparación del café, y su receta de mermelada de kaya.

Estas estrategias de PI demuestran cómo los propietarios de la empresa asiática entendieron la importancia de aprovechar las ventajas de la PI para hacer crecer a su empresa exponencialmente en el mercado global. Lo dicho: Proteger… es ganar!!!