/ lunes 6 de enero de 2020

Propósitos financieros 2020

Entre los propósitos para éste 2020 de un gran número de personas se encuentran: bajar de peso, inscribirse en un gimnasio, estudiar un posgrado, cambiar de teléfono móvil, aprender un nuevo idioma, encontrar pareja, remodelar la casa, buscar un trabajo con mayor ingreso, etc, etc. Sin embargo, nadie piensa o tiene como objetivo principal el adecuado desarrollo de sus finanzas.

Es tiempo de tomar papel y lápiz con el fin de visualizar cómo te quieres ver el presente año que inicia, es decir, implementar una estrategia que permita un sano desenvolvimiento del ámbito económico y financiero a nivel familiar o personal. Van algunos tips.

Comparte tus metas con la familia. Cuando se informa a tu familia sobre tus ideas financieras, es más fácil cumplirlas. Si alguien se retrasa con algún propósito, habrá mayor vigilancia y presión entre los miembros de la familia para volverlo a retomar y llegar a su cumplimiento.

Elabora un presupuesto. La organización es la base de todo, por ello anota tus ingresos y gastos mensuales para saber cuánto dinero destinas a cada concepto. Recuerda que puedes ayudarte de la aplicación de la Condusef “Presupuesto Familiar”, para organizarte de la mejor manera.

Paga tus deudas. Muy importante para sanear las finanzas es atender las obligaciones. Comienza con los créditos más grandes o que te generen mayor interés, esto permitirá que no sigan creciendo. Conoce tu capacidad de endeudamiento. Resta a tus ingresos mensuales la cantidad que gastas en el mes y la que destinas al ahorro, para saber qué tanto puedes endeudarte y de cuánto dispones para pagar tus deudas.

Evita hacer compras por impulso. Aprende a diferenciar lo que es necesario de aquello que solo deseas en el momento. Muy importante es comparar precios, ya que el artículo que se busca puede existir de la misma marca, en otro establecimiento a menor precio.

Crea un fondo de emergencia. La principal razón por la cual algunas personas solicitan préstamos con altas tasas de interés es que ocurrió un siniestro o un familiar se enfermó. Dentro de tus metas de ahorro considera crear un fondo de emergencia que cubra tres meses de gastos fijos y, si tienes familia, que cubra gastos hasta por seis meses. Esta cantidad debe estar líquida para el momento en el que la requieras

Usa el crédito a tu favor. Recuerda que solo es dinero prestado y ser impuntual en los pagos o dejar de pagar, te genera intereses y un mal historial crediticio, úsalo de forma responsable.

Decídete a ahorrar. Considera la posibilidad de ahorrar una cantidad fija, no solo aquella que te sobra de vez en cuando, y asegúrate de mantener tu dinero seguro. Elabora un plan de vida financiero. Establece metas realistas, considerando tu nivel de ingresos y gastos. Divídelas en corto, mediano y largo plazo, y comienza hoy a tomar las mejores decisiones para tu futuro.

Prepara tu retiro. Piensa en las necesidades que tendrás en el futuro y tómalas en cuenta para tus decisiones de consumo. Ahorra para tu retiro y protege tu patrimonio, procura estar siempre en la Afore con mayor rendimiento neto.

Protege a tus seres queridos. Piensa en la importancia de que tú y tus seres queridos estén asegurados, recuerda que un seguro los protege en caso de cualquier enfermedad o accidente, un seguro de gastos médicos mayores puede ser la opción. Protege tu patrimonio. Considera la opción de proteger tu patrimonio ante cualquier eventualidad o desastre natural. Una buena alternativa puede ser el seguro de daños.

Invierte tu dinero o busca un plan de ahorro. Al hacerlo podrás generar un capital extra, siempre busca la opción que más te convenga. Existen diferentes opciones que son seguras y realmente otorgan certidumbre financiera. Hay que acudir a las diferentes instituciones confiables para establecer este tipo de tarea muy benéfica para todos.


Entre los propósitos para éste 2020 de un gran número de personas se encuentran: bajar de peso, inscribirse en un gimnasio, estudiar un posgrado, cambiar de teléfono móvil, aprender un nuevo idioma, encontrar pareja, remodelar la casa, buscar un trabajo con mayor ingreso, etc, etc. Sin embargo, nadie piensa o tiene como objetivo principal el adecuado desarrollo de sus finanzas.

Es tiempo de tomar papel y lápiz con el fin de visualizar cómo te quieres ver el presente año que inicia, es decir, implementar una estrategia que permita un sano desenvolvimiento del ámbito económico y financiero a nivel familiar o personal. Van algunos tips.

Comparte tus metas con la familia. Cuando se informa a tu familia sobre tus ideas financieras, es más fácil cumplirlas. Si alguien se retrasa con algún propósito, habrá mayor vigilancia y presión entre los miembros de la familia para volverlo a retomar y llegar a su cumplimiento.

Elabora un presupuesto. La organización es la base de todo, por ello anota tus ingresos y gastos mensuales para saber cuánto dinero destinas a cada concepto. Recuerda que puedes ayudarte de la aplicación de la Condusef “Presupuesto Familiar”, para organizarte de la mejor manera.

Paga tus deudas. Muy importante para sanear las finanzas es atender las obligaciones. Comienza con los créditos más grandes o que te generen mayor interés, esto permitirá que no sigan creciendo. Conoce tu capacidad de endeudamiento. Resta a tus ingresos mensuales la cantidad que gastas en el mes y la que destinas al ahorro, para saber qué tanto puedes endeudarte y de cuánto dispones para pagar tus deudas.

Evita hacer compras por impulso. Aprende a diferenciar lo que es necesario de aquello que solo deseas en el momento. Muy importante es comparar precios, ya que el artículo que se busca puede existir de la misma marca, en otro establecimiento a menor precio.

Crea un fondo de emergencia. La principal razón por la cual algunas personas solicitan préstamos con altas tasas de interés es que ocurrió un siniestro o un familiar se enfermó. Dentro de tus metas de ahorro considera crear un fondo de emergencia que cubra tres meses de gastos fijos y, si tienes familia, que cubra gastos hasta por seis meses. Esta cantidad debe estar líquida para el momento en el que la requieras

Usa el crédito a tu favor. Recuerda que solo es dinero prestado y ser impuntual en los pagos o dejar de pagar, te genera intereses y un mal historial crediticio, úsalo de forma responsable.

Decídete a ahorrar. Considera la posibilidad de ahorrar una cantidad fija, no solo aquella que te sobra de vez en cuando, y asegúrate de mantener tu dinero seguro. Elabora un plan de vida financiero. Establece metas realistas, considerando tu nivel de ingresos y gastos. Divídelas en corto, mediano y largo plazo, y comienza hoy a tomar las mejores decisiones para tu futuro.

Prepara tu retiro. Piensa en las necesidades que tendrás en el futuro y tómalas en cuenta para tus decisiones de consumo. Ahorra para tu retiro y protege tu patrimonio, procura estar siempre en la Afore con mayor rendimiento neto.

Protege a tus seres queridos. Piensa en la importancia de que tú y tus seres queridos estén asegurados, recuerda que un seguro los protege en caso de cualquier enfermedad o accidente, un seguro de gastos médicos mayores puede ser la opción. Protege tu patrimonio. Considera la opción de proteger tu patrimonio ante cualquier eventualidad o desastre natural. Una buena alternativa puede ser el seguro de daños.

Invierte tu dinero o busca un plan de ahorro. Al hacerlo podrás generar un capital extra, siempre busca la opción que más te convenga. Existen diferentes opciones que son seguras y realmente otorgan certidumbre financiera. Hay que acudir a las diferentes instituciones confiables para establecer este tipo de tarea muy benéfica para todos.


jueves 09 de julio de 2020

El SAR a 23 Años…

lunes 06 de julio de 2020

Banco Famsa: la quiebra

jueves 25 de junio de 2020

Felguérez

miércoles 17 de junio de 2020

Minusvalías… ¿Tormenta pasajera?

martes 09 de junio de 2020

La desconfiaza: tu mejor aliado

martes 02 de junio de 2020

A distancia trámites de usuarios

miércoles 06 de mayo de 2020

Aumentan retiros por desempleo

lunes 27 de abril de 2020

A 21 Años…

Cargar Más