/ viernes 22 de noviembre de 2019

Puntos importantes sobre el Insabi (Instituto Nacional de Salud para el Bienestar)

El pasado 14 de noviembre el Senado aprobó la reforma a la Ley General de Salud para modificar artículos reservados, con ello se da paso a la desaparición del Seguro Popular, creando el INSABI, el cual pretende dar la universalidad a los servicios de salud asegurando su gratuidad.

La desaparición del Seguro Popular representa una preocupación sobre el destino de los más de 51 millones de beneficiarios, por lo que nos preguntamos si este Instituto equiparará o superará la otorgación de este bien tan necesario para los mexicanos.

En administración pública los cambios en procesos o programas es obligado para corregir o eliminar lo que no funciona, evaluando la anterior de manera muy minuciosa, también se hace necesario aplicar programas pilotos que aseguren la efectividad de la nueva propuesta.

¿Que se plantea para el funcionamiento del INSABI?, trataremos de resumir lo más importante para poder entender el futuro del Sector Salud. Es importante resaltar que para el funcionamiento del INSABI se requieren de 271, 519 mil millones de pesos provenientes de recursos federales y de los estados, además de 40 mil millones de pesos para la creación del mismo.

El INSABI se creará de acuerdo a las políticas del programa IMSS bienestar operando de manera directa todos los Servicios de Salud.

Se dará atención por igual a extranjeros residentes en nuestro país, otorgándoles servicios médicos de forma gratuita.

El financiamiento para salud será cien por ciento público, se prevé que se requieran 224,885 millones de pesos para que el servicio sea gratuito, financiándolo con recursos provenientes del Ramo 12, Ramo 33 y FASSA (Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud).

Se ampliará el catálogo de enfermedades catastróficas (65) a un número mayor y se aumentará la edad en los casos de canceres, carcinomas y leucemias para mayores de 18 años, esperando que la atención mejore en ese tipo de padecimientos.

Se propone establecer convenios de coordinación con los estados (fin de la descentralización) y se dará la pauta para que los estados puedan regresar a la federación de manera íntegra la operación de los servicios de salud, esta medida es desde mi punto de vista arriesgada puesto que se tendrá que crear infraestructura federal para atender dicha operación.

Se crea el Fondo de Salud para el Bienestar que sustituirá al Fondo de Gastos Catastróficos, este funcionará con el 11% de la suma de los recursos del gobierno federal y de los estados que tienen actualmente para el rubro de salud.

También, se da la posibilidad de que Licenciadas en enfermería y médicos homeópatas, puedan prescribir recetas médicas, ese punto debe de ser muy cuidado para no dar paso a un problema de abuso. Demos tiempo al tiempo. Para Reflexionar

El pasado 14 de noviembre el Senado aprobó la reforma a la Ley General de Salud para modificar artículos reservados, con ello se da paso a la desaparición del Seguro Popular, creando el INSABI, el cual pretende dar la universalidad a los servicios de salud asegurando su gratuidad.

La desaparición del Seguro Popular representa una preocupación sobre el destino de los más de 51 millones de beneficiarios, por lo que nos preguntamos si este Instituto equiparará o superará la otorgación de este bien tan necesario para los mexicanos.

En administración pública los cambios en procesos o programas es obligado para corregir o eliminar lo que no funciona, evaluando la anterior de manera muy minuciosa, también se hace necesario aplicar programas pilotos que aseguren la efectividad de la nueva propuesta.

¿Que se plantea para el funcionamiento del INSABI?, trataremos de resumir lo más importante para poder entender el futuro del Sector Salud. Es importante resaltar que para el funcionamiento del INSABI se requieren de 271, 519 mil millones de pesos provenientes de recursos federales y de los estados, además de 40 mil millones de pesos para la creación del mismo.

El INSABI se creará de acuerdo a las políticas del programa IMSS bienestar operando de manera directa todos los Servicios de Salud.

Se dará atención por igual a extranjeros residentes en nuestro país, otorgándoles servicios médicos de forma gratuita.

El financiamiento para salud será cien por ciento público, se prevé que se requieran 224,885 millones de pesos para que el servicio sea gratuito, financiándolo con recursos provenientes del Ramo 12, Ramo 33 y FASSA (Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud).

Se ampliará el catálogo de enfermedades catastróficas (65) a un número mayor y se aumentará la edad en los casos de canceres, carcinomas y leucemias para mayores de 18 años, esperando que la atención mejore en ese tipo de padecimientos.

Se propone establecer convenios de coordinación con los estados (fin de la descentralización) y se dará la pauta para que los estados puedan regresar a la federación de manera íntegra la operación de los servicios de salud, esta medida es desde mi punto de vista arriesgada puesto que se tendrá que crear infraestructura federal para atender dicha operación.

Se crea el Fondo de Salud para el Bienestar que sustituirá al Fondo de Gastos Catastróficos, este funcionará con el 11% de la suma de los recursos del gobierno federal y de los estados que tienen actualmente para el rubro de salud.

También, se da la posibilidad de que Licenciadas en enfermería y médicos homeópatas, puedan prescribir recetas médicas, ese punto debe de ser muy cuidado para no dar paso a un problema de abuso. Demos tiempo al tiempo. Para Reflexionar

jueves 16 de enero de 2020

El seno familiar, factor clave

viernes 27 de diciembre de 2019

Retos y desafíos para el 2020

miércoles 11 de diciembre de 2019

Etapas del duelo y cómo llevarlas

jueves 17 de octubre de 2019

Importancia de la salud mental

jueves 10 de octubre de 2019

Bioética y calidad

lunes 30 de septiembre de 2019

¿Ley de amnistía, perdón y olvido?

Cargar Más