/ martes 13 de julio de 2021

Referente periodístico │ Plazas y cargos

Ceñirse a lo que dice la ley

Todos los gobernantes que se van -semanas antes- otorgan plazas a servidores públicos, que, se presupone cumplieron los requisitos de la Ley de la Administración Pública Estatal y del Servicio Civil de Carrera. Lo hizo Ricardo Monreal, Amalia García, Miguel Alonso y ahora Alejandro Tello. El tema es, que otorgan las plazas con transparencia y sin privilegios.

Que cumplan lo que mandata la Ley.

En otras palabras, no molesta que los gobernantes que se van las otorguen, lo que irrita es que lo hagan pisoteando los derechos de otros. Cuidado con la opacidad. Ojalá y el gobernador Tello cuide estos aspectos. Creo, se evitaría el aún gobernador varios dolores de cabeza.

Sobre aviso no hay engaño.

Un dato importante: el otorgamiento de plazas se da no sólo a partir de los méritos, de cubrir una serie de requisitos, pero, sobre todo, cuando se tiene una suficiencia financiera. Seguramente, el SUTSEMOP también palomea esas plazas porque se cumple con lo que marca la Ley.

Necesarios conocer la postura del sindicato.

Reacciona David Monreal

Y a propósito del cambio de gobierno que se dará el 12 de septiembre, algo detectó el gobernador electo, David Monreal Ávila que tuvo que salir para hacer algunas precisiones como la: “nadie puede hablar a mi nombre para ofrecer cargos públicos”.

Reaccionó rápido el fresnillense.

Y decimos que algo detectó el gobernador electo, porque también mostró su preocupación por el otorgamiento de plazas importantes, aparentemente, sin la mayor transparencia, incluso, con percepciones altas.

Desde ahora hay que poner orden.

A lo que pretendo llegar es que el gobernador Alejandro Tello debe cuidar el otorgamiento de plazas y la recategorización para evitar futuros problemas. En tanto que David Monreal hizo lo correcto al salir frenar cualquier intento de engaño de sus apasionados seguidores.

Plazas y cargos, deben cuidarse…

Avanza la entrega-recepción

Bajo este escenario, hasta lo que se conoce en varias áreas de la administración pública la entrega-recepción marcha sin contratiempos, están por comenzar los comités designados y han interpretado la voluntad políticos mostrada por Alejandro Tello como de David Monreal.

Que todo salga correctamente.

Así las cosas, la polémica por el otorgamiento de plazas con una buena categoría no extraña, sería deseable que quien deja el gobierno las transparentará. Y desde luego es importante que David Monreal salga y aclare que “nadie puede hablar a su nombre para designar cargos”.

Seguramente, seguirá la polémica.

En conclusión, normalmente en un cambio de gobierno ocurre lo que hoy estamos observando y nada mejor que salir a aclarar las decisiones finales e iniciales con toda transparencia.

La transparencia es una necesidad imperante.

Hasta mañana.

Ceñirse a lo que dice la ley

Todos los gobernantes que se van -semanas antes- otorgan plazas a servidores públicos, que, se presupone cumplieron los requisitos de la Ley de la Administración Pública Estatal y del Servicio Civil de Carrera. Lo hizo Ricardo Monreal, Amalia García, Miguel Alonso y ahora Alejandro Tello. El tema es, que otorgan las plazas con transparencia y sin privilegios.

Que cumplan lo que mandata la Ley.

En otras palabras, no molesta que los gobernantes que se van las otorguen, lo que irrita es que lo hagan pisoteando los derechos de otros. Cuidado con la opacidad. Ojalá y el gobernador Tello cuide estos aspectos. Creo, se evitaría el aún gobernador varios dolores de cabeza.

Sobre aviso no hay engaño.

Un dato importante: el otorgamiento de plazas se da no sólo a partir de los méritos, de cubrir una serie de requisitos, pero, sobre todo, cuando se tiene una suficiencia financiera. Seguramente, el SUTSEMOP también palomea esas plazas porque se cumple con lo que marca la Ley.

Necesarios conocer la postura del sindicato.

Reacciona David Monreal

Y a propósito del cambio de gobierno que se dará el 12 de septiembre, algo detectó el gobernador electo, David Monreal Ávila que tuvo que salir para hacer algunas precisiones como la: “nadie puede hablar a mi nombre para ofrecer cargos públicos”.

Reaccionó rápido el fresnillense.

Y decimos que algo detectó el gobernador electo, porque también mostró su preocupación por el otorgamiento de plazas importantes, aparentemente, sin la mayor transparencia, incluso, con percepciones altas.

Desde ahora hay que poner orden.

A lo que pretendo llegar es que el gobernador Alejandro Tello debe cuidar el otorgamiento de plazas y la recategorización para evitar futuros problemas. En tanto que David Monreal hizo lo correcto al salir frenar cualquier intento de engaño de sus apasionados seguidores.

Plazas y cargos, deben cuidarse…

Avanza la entrega-recepción

Bajo este escenario, hasta lo que se conoce en varias áreas de la administración pública la entrega-recepción marcha sin contratiempos, están por comenzar los comités designados y han interpretado la voluntad políticos mostrada por Alejandro Tello como de David Monreal.

Que todo salga correctamente.

Así las cosas, la polémica por el otorgamiento de plazas con una buena categoría no extraña, sería deseable que quien deja el gobierno las transparentará. Y desde luego es importante que David Monreal salga y aclare que “nadie puede hablar a su nombre para designar cargos”.

Seguramente, seguirá la polémica.

En conclusión, normalmente en un cambio de gobierno ocurre lo que hoy estamos observando y nada mejor que salir a aclarar las decisiones finales e iniciales con toda transparencia.

La transparencia es una necesidad imperante.

Hasta mañana.