/ jueves 8 de agosto de 2019

Tiroteos, violencia y racismo

En Estados Unidos de América (EUA) son cada vez más frecuentes los ataques con armas de fuego a población indefensa y desprevenida, tanto en escuelas, centros comerciales e incluso festivales. La pregunta es ¿qué pasa en esa nación?

Durante la última semana en EUA, el domingo 29 de julio un hombre abrió fuego contra personas en un festival en California, el martes 31 en centro comercial de Mississippi y el sábado 2 de agosto en estados de Texas y Ohio. El diario español El País publica al respecto “en lo que va del año 2019, se han producido alrededor de 250 ataques múltiples con armas de fuego, casi un millar de víctimas, cerca de 250 mortales” (03/agosto/2019). Registros internacionales sobre estos lamentables sucesos refieren que EUA es la nación con mayor incidencia.

Respuesta a la pregunta del primer párrafo es complicada por multifactorial, pero en lo inmediato se escribe:

1) La historia estadounidense refleja ser un país de origen migrante. Cuando los ingleses llegan a territorio de América del Norte se adueñan asesinando colectivamente a los nativos y luego a mexicanos del territorio despojado en el siglo XIX, de ser 13 colonias al independizarse ya para mitad dl siglo XX es potencia económica mundial basándose en una economía de guerra, es pues una nación cuya naturaleza o esencia está fundada en asesinato, guerra, ambición, dinero, desprecio a minorías en desventaja y racismo. Este es su ADN como país.

2) Es resultado de descomposición cultural y humanista, es incremento de violencia basada en odio por problemas personales de naturaleza social y psicológica e incluso por racismo, agréguese el alto consumo de drogas por estadounidenses y la fácil compra de armas.

3) Un factor que influye en el repunte de tiroteos a gente indefensa en lugares públicos es el afán de protagonismo personal, de seguir con una moda o tendencia en cuanto a la supremacía racial, pues prácticamente todos los responsables de estas matanzas son hombres de raza blanca.

4) La orientación política del presidente Donald Trump cuyo formato para hacerse notar es despertar sentimientos nacionalistas en grupos de estadounidenses con mentalidad conservadora. Este es un proceso que para revertirlo será difícil si posteriores administraciones gubernamentales desean eliminar el odio a grupos pobres y extranjeros de piel diferente al color blanco y pelo amarillo.

Tiroteos, violencia y racismo ya tienen plena presencia y peso específico en EUA, lástima por la gente buena de esa nación.

En Estados Unidos de América (EUA) son cada vez más frecuentes los ataques con armas de fuego a población indefensa y desprevenida, tanto en escuelas, centros comerciales e incluso festivales. La pregunta es ¿qué pasa en esa nación?

Durante la última semana en EUA, el domingo 29 de julio un hombre abrió fuego contra personas en un festival en California, el martes 31 en centro comercial de Mississippi y el sábado 2 de agosto en estados de Texas y Ohio. El diario español El País publica al respecto “en lo que va del año 2019, se han producido alrededor de 250 ataques múltiples con armas de fuego, casi un millar de víctimas, cerca de 250 mortales” (03/agosto/2019). Registros internacionales sobre estos lamentables sucesos refieren que EUA es la nación con mayor incidencia.

Respuesta a la pregunta del primer párrafo es complicada por multifactorial, pero en lo inmediato se escribe:

1) La historia estadounidense refleja ser un país de origen migrante. Cuando los ingleses llegan a territorio de América del Norte se adueñan asesinando colectivamente a los nativos y luego a mexicanos del territorio despojado en el siglo XIX, de ser 13 colonias al independizarse ya para mitad dl siglo XX es potencia económica mundial basándose en una economía de guerra, es pues una nación cuya naturaleza o esencia está fundada en asesinato, guerra, ambición, dinero, desprecio a minorías en desventaja y racismo. Este es su ADN como país.

2) Es resultado de descomposición cultural y humanista, es incremento de violencia basada en odio por problemas personales de naturaleza social y psicológica e incluso por racismo, agréguese el alto consumo de drogas por estadounidenses y la fácil compra de armas.

3) Un factor que influye en el repunte de tiroteos a gente indefensa en lugares públicos es el afán de protagonismo personal, de seguir con una moda o tendencia en cuanto a la supremacía racial, pues prácticamente todos los responsables de estas matanzas son hombres de raza blanca.

4) La orientación política del presidente Donald Trump cuyo formato para hacerse notar es despertar sentimientos nacionalistas en grupos de estadounidenses con mentalidad conservadora. Este es un proceso que para revertirlo será difícil si posteriores administraciones gubernamentales desean eliminar el odio a grupos pobres y extranjeros de piel diferente al color blanco y pelo amarillo.

Tiroteos, violencia y racismo ya tienen plena presencia y peso específico en EUA, lástima por la gente buena de esa nación.

jueves 13 de agosto de 2020

Opositores y gobierno

miércoles 29 de julio de 2020

Complicado escenario económico zacatecano

miércoles 15 de julio de 2020

Pugna informativa en política

miércoles 08 de julio de 2020

Encuentro AMLO – Trump

miércoles 17 de junio de 2020

Discriminación mexicana

miércoles 03 de junio de 2020

Necesidad de diálogo nacional

viernes 29 de mayo de 2020

Cultura ciudadana ante pandemia

Cargar Más