/ lunes 21 de enero de 2019

UAZ en crisis financiera y de credibilidad

El Presidente de la República en su vista del pasado viernes expresó que la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), debe dar cuentas claras y atenerse obligadamente al presupuesto asignado para 2019.

Ello implicaque desde ahora debe resolver su insuficiencia presupuestal pues ya no habrá rescate financiero extra-ordinario, resulta muy delicada la referencia de corrupción que el Presidente percibe hay en la UAZ. Todos estos factores ahora sí le obligan rendir cuentas como las demás instituciones públicas descentralizadas de educación superior (Institutos Tecnológicos, Universidades Politécnicas y Tecnológicas) y también ser auditada por la federación a través de la Auditoría Superior y la Secretaría de la Función Pública, probablemente en el ámbito estatal suceda lo mismo con el recurso que le entrega el pueblo zacatecano a través del Gobierno del Estado.

Es preciso escribir que la UAZ prácticamente no entrega cuentas a la sociedad, desde años sus autoridades se amparan en una interpretación de autonomía y que son la máxima casa de estudios por tanto hay bastante personal docente altamente capacitado para la correcta contabilidad y asignación financiera. En la UAZ existe una Contraloría Interna pero depende en gran medida de las decisiones del Rector en turno y por los resultados no es notoria su presencia. Será novedoso que la UAZ rinda cuentas claras y precisas conforme el sistema de fiscalización del gobierno federal que tiene alto rigor contable y financiero, se revisará cuánto recibe y cómo gasta más de 150 millones mensuales, cuántos docentes y trabajadores tiene contratados y la diferencia con los autorizados por SEP, además delgasto en servicios y materiales, ver si cumple la normatividad establecida por SEP para universidades autónomas. Será una fiscalización financiera, académica y administrativa integral.

Uno de los factores que propiciaron estas nuevas reglas para la UAZ,respetando su autonomía, fue que el nuevo régimen presidencial le entregó 250 millones de pesos para salir del déficit en 2018 y obligó a las autoridades universitarias en firmar un acuerdo de auditoría y rendición de cuentas el pasado 21 de diciembre, situación que no se presentó en años anteriores o la UAZ no respondía cabalmente.Muchos docentes y trabajadores de la UAZ consideran esteacuerdo de inaceptable como lo expresa el sindicato de docentes, pero también hay un segmento interno y muy amplio que afirma que ya era hora de poner orden en decisiones financieras de la UAZ.Para ciudadanos y universitarios esta universidad se convirtió en “un barril sin fondo”durante varios años.

Sería fundamentalciudadanizar el proceso de auditoría, solución a su crisis financiera y de credibilidad participando ciudadanos expertos y sin nexo con la UAZ pues es y se debe a los zacatecanos.

El Presidente de la República en su vista del pasado viernes expresó que la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), debe dar cuentas claras y atenerse obligadamente al presupuesto asignado para 2019.

Ello implicaque desde ahora debe resolver su insuficiencia presupuestal pues ya no habrá rescate financiero extra-ordinario, resulta muy delicada la referencia de corrupción que el Presidente percibe hay en la UAZ. Todos estos factores ahora sí le obligan rendir cuentas como las demás instituciones públicas descentralizadas de educación superior (Institutos Tecnológicos, Universidades Politécnicas y Tecnológicas) y también ser auditada por la federación a través de la Auditoría Superior y la Secretaría de la Función Pública, probablemente en el ámbito estatal suceda lo mismo con el recurso que le entrega el pueblo zacatecano a través del Gobierno del Estado.

Es preciso escribir que la UAZ prácticamente no entrega cuentas a la sociedad, desde años sus autoridades se amparan en una interpretación de autonomía y que son la máxima casa de estudios por tanto hay bastante personal docente altamente capacitado para la correcta contabilidad y asignación financiera. En la UAZ existe una Contraloría Interna pero depende en gran medida de las decisiones del Rector en turno y por los resultados no es notoria su presencia. Será novedoso que la UAZ rinda cuentas claras y precisas conforme el sistema de fiscalización del gobierno federal que tiene alto rigor contable y financiero, se revisará cuánto recibe y cómo gasta más de 150 millones mensuales, cuántos docentes y trabajadores tiene contratados y la diferencia con los autorizados por SEP, además delgasto en servicios y materiales, ver si cumple la normatividad establecida por SEP para universidades autónomas. Será una fiscalización financiera, académica y administrativa integral.

Uno de los factores que propiciaron estas nuevas reglas para la UAZ,respetando su autonomía, fue que el nuevo régimen presidencial le entregó 250 millones de pesos para salir del déficit en 2018 y obligó a las autoridades universitarias en firmar un acuerdo de auditoría y rendición de cuentas el pasado 21 de diciembre, situación que no se presentó en años anteriores o la UAZ no respondía cabalmente.Muchos docentes y trabajadores de la UAZ consideran esteacuerdo de inaceptable como lo expresa el sindicato de docentes, pero también hay un segmento interno y muy amplio que afirma que ya era hora de poner orden en decisiones financieras de la UAZ.Para ciudadanos y universitarios esta universidad se convirtió en “un barril sin fondo”durante varios años.

Sería fundamentalciudadanizar el proceso de auditoría, solución a su crisis financiera y de credibilidad participando ciudadanos expertos y sin nexo con la UAZ pues es y se debe a los zacatecanos.

martes 16 de abril de 2019

Pugna por el poder y reforma educativa

jueves 04 de abril de 2019

Gobernabilidad y conflictos

lunes 04 de marzo de 2019

Educación en cuarta transformación

lunes 25 de febrero de 2019

Cuatro años del ICATEZ

lunes 18 de febrero de 2019

Presupuesto 2019 a PEMEX y desarrollo

miércoles 13 de febrero de 2019

Impuestos ecológicos

Cargar Más