/ jueves 5 de diciembre de 2019

Vacaciones… Evita se conviertan en pesadilla

Ya nos encontramos en la antesala de período vacacional de invierno, que lleva consigo la Navidad y Fin de Año. Siempre buscamos que al emprender un viaje sea de verdadero disfrute y descanso, que no se convierta en una terrible pesadilla o dolor de cabeza difícil de controlar. Es importante tomar en cuenta algunos consejos que permitan un viaje sin contratiempos.

Antes de viajar debes realizar un presupuesto, que permita definir que es posible gastar diariamente en compras, excursiones y comidas. Si vas con tu familia hay que procurar que todos participen, pues así se vuelve un compromiso que todos van a respetar. La adecuada planificación de las vacaciones evita malgastar el dinero.

Se recomienda acudir en tiempo oportuno (no a última hora) a una Agencia de Viajes reconocida que ofrezca las diferentes alternativas que existen, ya que el abanico de opciones permite tomar la decisión más adecuada. De ésta manera cuidas tu dinero, tomando en cuenta que en temporadas altas, por el aumento de la demanda todos los precios y tarifas sufran incrementos.

Si se utiliza la tarjeta de crédito o débito para pago del viaje, no hay que descuidar el plástico, conservar el voucher para aclarar cualquier problema que pueda surgir. Si existe la opción de “meses sin intereses”, es muy recomendable siempre y cuando no se caiga en atrasos en el calendario de pagos.

Vale la pena considerar que al quedarse en casa durante las vacaciones, suele ser más económico que viajar, así que si sientes que debes ahorrar esta es una excelente opción para descansar sin gastar mucho. Hay que buscar en los medios de comunicación tanto impresos como electrónicos que opciones de cultura y diversión se presentan durante ésta temporada. Muchos eventos son gratuitos.

Ya cuando te encuentras en el lugar turístico, es muy común que haya vendedores que buscan convencerte de que les compres sus productos, los cuales por lo general te ofrecen a un precio muy elevado. Vale la pena investigar si los museos, teatros y otro tipo de esparcimiento cultural, tienen algún día en que la entrada sea gratuita., pues así te puedes divertir, vivir la cultura local y no gastar mucho en ello.

Un truco en los sitios muy turísticos es huir de los lugares a los que va todo el mundo. Existen restaurantes o lugares para comer más tranquilos, más baratos con buena atención y en ocasiones hasta de mejor calidad. Para ello, hay que preguntar en las oficinas de turismo y con personal del hotel. No preguntar a cualquier persona para evitar riesgos.

Usar las tarjetas (crédito o débito) para pago de productos o servicios, sin descuidar el plástico, guardar el ticket o el voucher para cualquier aclaración. En los casos de acudir a cajeros automáticos, preferible que se encuentren el centros comerciales, en sucursales bancarias, de día, acompañados y si observamos algo raro o irregular no realizar la operación.

Existen actividades económicas o gratuitas que puedes realizar, como por ejemplo ir a un parque con tu familia o amigos, leer, ver televisión o practicar algún deporte como el fútbol, o simplemente salir a correr. Busca igualmente museos o actividades culturales, que no impliquen mucho gasto. Así puedes ocupar tu tiempo libre en cosas que no solo son baratas sino también saludables.

Ya nos encontramos en la antesala de período vacacional de invierno, que lleva consigo la Navidad y Fin de Año. Siempre buscamos que al emprender un viaje sea de verdadero disfrute y descanso, que no se convierta en una terrible pesadilla o dolor de cabeza difícil de controlar. Es importante tomar en cuenta algunos consejos que permitan un viaje sin contratiempos.

Antes de viajar debes realizar un presupuesto, que permita definir que es posible gastar diariamente en compras, excursiones y comidas. Si vas con tu familia hay que procurar que todos participen, pues así se vuelve un compromiso que todos van a respetar. La adecuada planificación de las vacaciones evita malgastar el dinero.

Se recomienda acudir en tiempo oportuno (no a última hora) a una Agencia de Viajes reconocida que ofrezca las diferentes alternativas que existen, ya que el abanico de opciones permite tomar la decisión más adecuada. De ésta manera cuidas tu dinero, tomando en cuenta que en temporadas altas, por el aumento de la demanda todos los precios y tarifas sufran incrementos.

Si se utiliza la tarjeta de crédito o débito para pago del viaje, no hay que descuidar el plástico, conservar el voucher para aclarar cualquier problema que pueda surgir. Si existe la opción de “meses sin intereses”, es muy recomendable siempre y cuando no se caiga en atrasos en el calendario de pagos.

Vale la pena considerar que al quedarse en casa durante las vacaciones, suele ser más económico que viajar, así que si sientes que debes ahorrar esta es una excelente opción para descansar sin gastar mucho. Hay que buscar en los medios de comunicación tanto impresos como electrónicos que opciones de cultura y diversión se presentan durante ésta temporada. Muchos eventos son gratuitos.

Ya cuando te encuentras en el lugar turístico, es muy común que haya vendedores que buscan convencerte de que les compres sus productos, los cuales por lo general te ofrecen a un precio muy elevado. Vale la pena investigar si los museos, teatros y otro tipo de esparcimiento cultural, tienen algún día en que la entrada sea gratuita., pues así te puedes divertir, vivir la cultura local y no gastar mucho en ello.

Un truco en los sitios muy turísticos es huir de los lugares a los que va todo el mundo. Existen restaurantes o lugares para comer más tranquilos, más baratos con buena atención y en ocasiones hasta de mejor calidad. Para ello, hay que preguntar en las oficinas de turismo y con personal del hotel. No preguntar a cualquier persona para evitar riesgos.

Usar las tarjetas (crédito o débito) para pago de productos o servicios, sin descuidar el plástico, guardar el ticket o el voucher para cualquier aclaración. En los casos de acudir a cajeros automáticos, preferible que se encuentren el centros comerciales, en sucursales bancarias, de día, acompañados y si observamos algo raro o irregular no realizar la operación.

Existen actividades económicas o gratuitas que puedes realizar, como por ejemplo ir a un parque con tu familia o amigos, leer, ver televisión o practicar algún deporte como el fútbol, o simplemente salir a correr. Busca igualmente museos o actividades culturales, que no impliquen mucho gasto. Así puedes ocupar tu tiempo libre en cosas que no solo son baratas sino también saludables.

jueves 09 de julio de 2020

El SAR a 23 Años…

lunes 06 de julio de 2020

Banco Famsa: la quiebra

jueves 25 de junio de 2020

Felguérez

miércoles 17 de junio de 2020

Minusvalías… ¿Tormenta pasajera?

martes 09 de junio de 2020

La desconfiaza: tu mejor aliado

martes 02 de junio de 2020

A distancia trámites de usuarios

miércoles 06 de mayo de 2020

Aumentan retiros por desempleo

lunes 27 de abril de 2020

A 21 Años…

Cargar Más