/ martes 31 de diciembre de 2019

Ya viene la cuesta de enero…

Termina 2019. Cada año sucede lo mismo. Posterior a las festividades decembrinas se nos presenta la famosa o tradicional “Cuesta de Enero”, mes en el que debemos realizar un gran número de pagos como: impuesto predial, refrendo o tenencia del auto, renovación de tus seguros, algunos gastos por el regreso a clases, etc. La situación será verdaderamente complicada si nos excedimos en los gasto y no se guardó algo de dinero.

Por si esto fuera poco, muchos consumidores se inscriben en gimnasios o se apuntan en tratamientos antitabaco en este mes que comienza, con lo que la denominada cuesta de enero se hace un poco más empinada…

Por lo anterior, si pretendes superar el primer mes del año sin tantos problemas, existen algunas claves o sugerencias para que tus bolsillos tengan el mínimo deterioro en el transcurso de los próximos días.

Planifica.-La mejor estrategia para ahorrar un poco, es la planeación de todos y cada uno de los gastos que se presentan en la temporada de navidad y fin de año. La idea es evitar exceso de gastos antes de que ocurran. Si destinas una partida a las compras ya verás cómo afrontas enero con mejores perspectivas.

Controla los consumos.-Haz una lista con lo que gastas a nivel fijo (electricidad, renta, combustible, agua) y plantéate si estás pagando realmente por lo que necesitas o si podría ofrecerte lo mismo otra compañía a un mejor precio. Comparar representa una oportunidad para cuidar tu dinero.

Haz un presupuesto mensual. Al hacer una lista de tus ingresos y egresos podrás identificar los gastos que no son necesarios, esto te permitirá saber tu capacidad de ahorro para lograr tus objetivos y hasta donde puedes gastar. Elimina los gastos superfluos.-Repasa los gastos fijos de tu tarjeta (s) y considera si estás dado de alta en servicios que no utilizas. Es recomendable ser totalero para evitar mayor pago de intereses.

Define tu capacidad de endeudamiento. Esto con el fin de no hacer gastos que en un futuro te generen problemas y que no puedas pagar con las consecuencias negativas que esto conlleva, desde el estrés financiero así como historial crediticio negativo. No al tarjetazo. La tarjeta de crédito es una excelente herramienta siempre y cuando la utilices correctamente, no te dejes seducir por los meses sin intereses, procura que los artículos que compres con la tarjeta sean bienes cuya vida útil sea duradera.

Usa el crédito de manera responsable. Hazlo tu mejor aliado, recuerda que el crédito no es un dinero extra, es una cantidad que te presta el banco por la cual estás obligado a pagarla, de lo contrario te generará muchos intereses y un mal historial crediticio.

Invierte tu dinero. Al hacerlo podrás generar un capital extra, siempre busca la opción que más te convenga, una buena opción es invertir en los Certificados de la Tesorería de la Federación, mejor conocidos como CETES.

Por último, ten presente que ahorrar es un proceso complejo y difícil. Si necesitas disponer de tus ahorros a la vez que guardas tu dinero para otras ocasiones especiales, lo mejor es que te suscribas un seguro de ahorro que te permita almacenar una cierta cantidad que puede ser saludable en el futuro inmediato.

Termina 2019. Cada año sucede lo mismo. Posterior a las festividades decembrinas se nos presenta la famosa o tradicional “Cuesta de Enero”, mes en el que debemos realizar un gran número de pagos como: impuesto predial, refrendo o tenencia del auto, renovación de tus seguros, algunos gastos por el regreso a clases, etc. La situación será verdaderamente complicada si nos excedimos en los gasto y no se guardó algo de dinero.

Por si esto fuera poco, muchos consumidores se inscriben en gimnasios o se apuntan en tratamientos antitabaco en este mes que comienza, con lo que la denominada cuesta de enero se hace un poco más empinada…

Por lo anterior, si pretendes superar el primer mes del año sin tantos problemas, existen algunas claves o sugerencias para que tus bolsillos tengan el mínimo deterioro en el transcurso de los próximos días.

Planifica.-La mejor estrategia para ahorrar un poco, es la planeación de todos y cada uno de los gastos que se presentan en la temporada de navidad y fin de año. La idea es evitar exceso de gastos antes de que ocurran. Si destinas una partida a las compras ya verás cómo afrontas enero con mejores perspectivas.

Controla los consumos.-Haz una lista con lo que gastas a nivel fijo (electricidad, renta, combustible, agua) y plantéate si estás pagando realmente por lo que necesitas o si podría ofrecerte lo mismo otra compañía a un mejor precio. Comparar representa una oportunidad para cuidar tu dinero.

Haz un presupuesto mensual. Al hacer una lista de tus ingresos y egresos podrás identificar los gastos que no son necesarios, esto te permitirá saber tu capacidad de ahorro para lograr tus objetivos y hasta donde puedes gastar. Elimina los gastos superfluos.-Repasa los gastos fijos de tu tarjeta (s) y considera si estás dado de alta en servicios que no utilizas. Es recomendable ser totalero para evitar mayor pago de intereses.

Define tu capacidad de endeudamiento. Esto con el fin de no hacer gastos que en un futuro te generen problemas y que no puedas pagar con las consecuencias negativas que esto conlleva, desde el estrés financiero así como historial crediticio negativo. No al tarjetazo. La tarjeta de crédito es una excelente herramienta siempre y cuando la utilices correctamente, no te dejes seducir por los meses sin intereses, procura que los artículos que compres con la tarjeta sean bienes cuya vida útil sea duradera.

Usa el crédito de manera responsable. Hazlo tu mejor aliado, recuerda que el crédito no es un dinero extra, es una cantidad que te presta el banco por la cual estás obligado a pagarla, de lo contrario te generará muchos intereses y un mal historial crediticio.

Invierte tu dinero. Al hacerlo podrás generar un capital extra, siempre busca la opción que más te convenga, una buena opción es invertir en los Certificados de la Tesorería de la Federación, mejor conocidos como CETES.

Por último, ten presente que ahorrar es un proceso complejo y difícil. Si necesitas disponer de tus ahorros a la vez que guardas tu dinero para otras ocasiones especiales, lo mejor es que te suscribas un seguro de ahorro que te permita almacenar una cierta cantidad que puede ser saludable en el futuro inmediato.

martes 21 de enero de 2020

No se detiene el comercio electrónico

lunes 06 de enero de 2020

Propósitos financieros 2020

martes 31 de diciembre de 2019

Ya viene la cuesta de enero…

viernes 27 de diciembre de 2019

¿Cómo terminamos el 2019?

lunes 16 de diciembre de 2019

Diciembre... mes de gastos

miércoles 11 de diciembre de 2019

Disciplina ante las tarjetas

miércoles 27 de noviembre de 2019

El CoDi

lunes 25 de noviembre de 2019

Fondos generacionales

Cargar Más