/ viernes 28 de septiembre de 2018

[Video] Elba Núñez, protectora de una tradición

Zacatecanos y turistas disfrutan de los tradicionales helados que Elba, junto a su familia, elabora

Zacatecas, Zac.- Elba Núñez llegó desde pequeña a la capital zacatecana, en la capital de cantera y plata realizó sus estudios, su vida y a su hermosa familia, como ella lo describe. Una de sus vocaciones siempre fue ser maestra, pues disfrutaba mucho poder transmitirles a sus alumnos los conocimientos que ella había adquirido en sus estudios profesionales.

Además siempre tuvo en cuenta que parte de su formación era hacerlos obtener una gran pasión por el aprender y así continuar capacitándose para lograr lo que se propusieran en la vida.

Lo que más le gusta de la vida a Elba es disfrutar cada momento con su familia, poder ver crecer a sus nietos e incluso a sus bisnietos; nuestro personaje social de esta semana describe a su familia como muy unida y como un apoyo en todo momento. Y como madre se siente orgullosa que sus hijos la acompañan y que a ella como a su esposo no los dejan solos. Y junto a su familia hizo crecer los helados que los zacatecanos y turistas ya consideran una tradición, los helados El Nilo.

Una tradición familiar

Con una historia llena de recuerdos, experiencias y mucho amor, Elba nos relató entre sonrisas que estos helados se fueron dando a conocer gracias a su padre, quien junto a un hermano aprendieron a elaborarlos con unos comerciantes que vendían fresas en el conocido Jardín Independencia, en la capital zacatecana.

Después de que su padre falleciera, Elba y su mamá decidieron retomar la venta de estos helados por cuestiones de necesidad, pues su madre sabía cómo se elaboraban y aún contaban con insumos suficientes para iniciar. Con el paso del tiempo, su hermano menor, Arturo, continuó con esta tradición pues ellos quisieron que esta exquisita receta pasara de generación en generación y así comenzó a crecer, ya que al haber solo un “carrito” en el cual se ofrecían los helados ya se podían observar más de éstos en diversos puntos del centro histórico.

Los reconocidos helados tradicionales El Nilo son sencillos de identificar entre las calles, callejones, plazas y cualquier punto del centro histórico, pues característicamente son vendidos en carretas de color amarillo con letras rojas, en los cuales se observa un pozo de madera lleno de hielo y entre cada pieza es posible observar los moldes de acero inoxidable que contienen el exquisito helado tradicional.

Aunque con el paso del tiempo y las nuevas ideas de los hijos que van haciéndose cargo de las ventas y también acorde a las necesidades, hay algunos carros ambulantes que ya son de color blanco, sin dejar de lado las icónicas letras en tonos rojos.

Te recomendamos: Yojan Montoya, un talabartero millenial

El singular sabor de estos helados ha sido parte fundamental para que continúen siendo tradición, claro que se ha apostado por otros sabores, comentó Elba durante la entrevista, pero sin lugar a dudas, los turistas y zacatecanos se quedan con el sabor original de este helado.

Finalmente, Elba se siente muy orgullosa de ver como esta receta familiar ha pasado de generación en generación, además dice estar muy agradecida porque el continuar en el gusto de las personas es una grandiosa manera de honrar a su padre, fuese en su momento le enseñó a Elba a preparar estos exquisitos helados.

Sigue leyendo:

Zacatecas, Zac.- Elba Núñez llegó desde pequeña a la capital zacatecana, en la capital de cantera y plata realizó sus estudios, su vida y a su hermosa familia, como ella lo describe. Una de sus vocaciones siempre fue ser maestra, pues disfrutaba mucho poder transmitirles a sus alumnos los conocimientos que ella había adquirido en sus estudios profesionales.

Además siempre tuvo en cuenta que parte de su formación era hacerlos obtener una gran pasión por el aprender y así continuar capacitándose para lograr lo que se propusieran en la vida.

Lo que más le gusta de la vida a Elba es disfrutar cada momento con su familia, poder ver crecer a sus nietos e incluso a sus bisnietos; nuestro personaje social de esta semana describe a su familia como muy unida y como un apoyo en todo momento. Y como madre se siente orgullosa que sus hijos la acompañan y que a ella como a su esposo no los dejan solos. Y junto a su familia hizo crecer los helados que los zacatecanos y turistas ya consideran una tradición, los helados El Nilo.

Una tradición familiar

Con una historia llena de recuerdos, experiencias y mucho amor, Elba nos relató entre sonrisas que estos helados se fueron dando a conocer gracias a su padre, quien junto a un hermano aprendieron a elaborarlos con unos comerciantes que vendían fresas en el conocido Jardín Independencia, en la capital zacatecana.

Después de que su padre falleciera, Elba y su mamá decidieron retomar la venta de estos helados por cuestiones de necesidad, pues su madre sabía cómo se elaboraban y aún contaban con insumos suficientes para iniciar. Con el paso del tiempo, su hermano menor, Arturo, continuó con esta tradición pues ellos quisieron que esta exquisita receta pasara de generación en generación y así comenzó a crecer, ya que al haber solo un “carrito” en el cual se ofrecían los helados ya se podían observar más de éstos en diversos puntos del centro histórico.

Los reconocidos helados tradicionales El Nilo son sencillos de identificar entre las calles, callejones, plazas y cualquier punto del centro histórico, pues característicamente son vendidos en carretas de color amarillo con letras rojas, en los cuales se observa un pozo de madera lleno de hielo y entre cada pieza es posible observar los moldes de acero inoxidable que contienen el exquisito helado tradicional.

Aunque con el paso del tiempo y las nuevas ideas de los hijos que van haciéndose cargo de las ventas y también acorde a las necesidades, hay algunos carros ambulantes que ya son de color blanco, sin dejar de lado las icónicas letras en tonos rojos.

Te recomendamos: Yojan Montoya, un talabartero millenial

El singular sabor de estos helados ha sido parte fundamental para que continúen siendo tradición, claro que se ha apostado por otros sabores, comentó Elba durante la entrevista, pero sin lugar a dudas, los turistas y zacatecanos se quedan con el sabor original de este helado.

Finalmente, Elba se siente muy orgullosa de ver como esta receta familiar ha pasado de generación en generación, además dice estar muy agradecida porque el continuar en el gusto de las personas es una grandiosa manera de honrar a su padre, fuese en su momento le enseñó a Elba a preparar estos exquisitos helados.

Sigue leyendo:

Policiaca

Se intoxican dos niñas en el interior de una camioneta; una murió

La tragedia ocurrió en Lomas de Bracho, en la capital zacatecana

Local

Ataque armado contra pareja en Tierra y Libertad; un hombre murió

Una mujer resultó gravemente herida y fue trasladada al hospital

Sociedad

Interpondrá denuncia CNDH por video de tortura sobre caso Iguala

El ombudsman (defensor del pueblo) nacional, Luis Raúl González Pérez, negó que la institución a su cargo haya encubierto este acto de tortura

Local

Con la lluvia, aumenta peligro de colapso de antigua bóveda en Zacatecas

La humedad es el principal factor que debilita su estructura.

Sociedad

Chalecos México marcharán el 30 de junio en contra de AMLO

A esta protesta, contra lo que califican como “el peor error electoral’’, se unirán ciudades estadounidenses en donde radican la mayoría de connacionales

Policiaca

Se intoxican dos niñas en el interior de una camioneta; una murió

La tragedia ocurrió en Lomas de Bracho, en la capital zacatecana