imagotipo

Crónica del poder

  • Ignacio Valenzuela

A la escritora DANIELA SPENSER, por la publicación de su libro “ EN COMBATE, la vida de LOMBARDO TOLEDANO”

IMPOTENCIAS E IMPOTENTES:

SORAYA BAÑUELOS, líder de la Sección 34 del SNTE y OSCAR CASTRUITA, dirigente de la Sección 58, desconocen los acuerdos que ANDRÉS LÓPEZ firmó con facciones magisteriales disidentes identificadas con ELBA ESTHER GORDILLO. Fortaleza y unidad.

CARLOS PUENTE SALAS, el senador zacatecano líder nacional del Partido Verde Ecologista de México, ya sumó al doctor HELADIO VERVER Y VARGAS, en la vía de JOSÉ ANTONIO MEADE y CUAUHTÉMOC CALDERÓN. Vientos de transición que para otros son de traición.

JORGE ÁLVAREZ MAYNEZ dio la nota de luto y tristeza al llevar ante la sed nacional del PRI, un ataúd que simboliza la muerte del partido en el poder. Una provocación.

ENRIQUE GUADALUPE FLORES MENDOZA fue ratificado por el Partido Revolucionario Institucional, como el candidato a la Presidencia Municipal de Guadalupe, por la coalición POR ZACATECAS, del PRI y Verde Ecologista. Sufragio efectivo, sí reelección.

EN FRESNILLO y en contraste, ERICK MUÑOZ no cayó muy bien al ser postulado candidato del PRI a diputado local por el sexto distrito. Otro frente de riesgo.
LA IMPOTENCIA GUBERNAMENTAL SERÍA DECEPCIONANTE

Dice el dicho popular que “querer es poder” y, si ALEJANDRO TELLO quiere la paz, y si tiene el poder, puede alcanzarla para los zacatecanos, pero no la paz de los sepulcros, sino la paz que traduce tranquilidad social y estabilidad en el trabajo, no solo porque la salvaguarda de la paz en la entidad es una prioridad, sino porque la Constitución le mandata garantizar la seguridad de la población y asegurar la defensa y protección del patrimonio de los ciudadanos y sus familias.

No hacerlo así, no poder lograr la paz anhelada y más prometida, sería una grave exhibición de impotencia y además, sería decepcionante para quienes le confiaron el gobierno, que bien reconocen se trata de un gobernante honesto y transparente, lo que no está en duda, pero lo requieren y demandan más eficaz, más oportuno, innovador, decidido, revolucionario, efectivamente diferente, con todas las cualidades de un liderazgo firme, sólido y más contundente a través de resultados, que además de cambiar la percepción, cambien la triste realidad de hoy.

El pronunciamiento del mandatario no es solo un deseo, es convicción; una vez más ha reiterado el compromiso de fortalecer la seguridad en el estado, y lo hizo ante las corporaciones policiales y en las instalaciones de la Policía Metropolitana.

SON MÁS LAS TRAGEDIAS QUE LAS BUENAS NOTICIAS

Lamentablemente, la expresión gubernamental se da en medio de una creciente crisis de inseguridad, que se refleja por un viernes tan violento, que debimos lamentar 9 muertos y al domingo siguiente 4 asesinatos más, una imparable ola de violencia, que es innegable, no se puede ocultar, y que provoca el reclamo popular por acciones estratégicas más contundentes e inteligentes.

También es innegable que las corporaciones policiales, la Policía Federal y el Ejército, instituciones en coordinación, cotidianamente actúan y logran detenciones, desarmes, detección de drogas, procesamiento de delincuentes; pero, son más las malas noticias, las tragedias rebasan con mucho a las cifras positivas, el déficit en seguridad es más elevado y la gente desespera y con los cuestionamientos, acusa ineptitud, incapacidad y fracaso de los operativos de contención.

De plano, la seguridad pública continúa como el más enorme desafío del gobierno y de la sociedad, no obstante la revitalización de las instituciones y el fortalecimiento del equipamiento, como la reciente asignación de 195 millones de pesos, las medidas todavía parecen y son insuficientes; el Ayuntamiento de Guadalupe celebra la integración de 30 nuevos policías preventivos, pero faltan 150 más, y en el estado urgen mil más. De ese tamaño es el desafío y de esas dimensiones las carencias y limitaciones.

INCONCEBIBLE UN REPLIEGUE GUBERNAMENTAL

La versión de un repliegue gubernamental ante la criminalidad, no puede ser cierta; que ante el desarrollo del proceso electoral, las condiciones de inseguridad prevalezcan como ambiente favorable a los partidos en el poder, es otra falacia y malignidad, es algo inconcebible en un gobernante que busca parecer y ser diferente, incluso por su determinación de respeto a los derechos humanos. Son temores o sospechas, que al menos por el momento, son injustificados.

Ahora bien, al seno de la sociedad que a diario resiente los efectos del miedo, el gobernante debe profundizar en los vínculos comunitarios, avivar la convivencia con la confianza que deben inspirar y provocar su contacto y relación cotidiana, con los vecinos, en los barrios, por las colonias, en el cine, por los templos; en las calles y avenidas, en los parques, los centros comerciales, museos y restaurantes o cafés; en los municipios, en los pueblos mágicos y sus fiestas o tradiciones.

Es decir y en otras palabras, urge desmentir esas versiones con mayores y permanentes nexos comunitarios, que la gente vea a TELLO arrostrado verdaderamente diferente; o sea, proyectar el mejor semblante ante la crisis; al mal tiempo hay que darle buena cara; gestos de tranquilidad y alegría; un aspecto confiable y contagiante de optimismo y fortaleza. Ampliar su agenda, hacerla cotidiana. Esa es otra forma de acercarse e identificarse con los gobernados.

Eso quiere ver la gente, con ellos lo comentamos y así opinamos.

Y adiós…
Nacho Valenzuela V.