imagotipo

El emprendimiento, fundamental para la generación de empleo

  • Rodrigo Castañeda Miranda

Hasta mediados de la década de los 90, la principal vía para conseguir trabajo era solicitar empleo en alguna institución pública o en empresas ya establecidas. En general, desde la opinión pública se consideraba que para iniciar un negocio propio se requería de grandes recursos y amplios conocimientos administrativos.

Sin embargo, la progresiva saturación de los puestos de trabajo tradicionales obligó a muchos mexicanos, en especial a jóvenes y mujeres, a buscar nuevas alternativas para aprovechar su talento, lo que a su vez ha inducido un paulatino crecimiento de las pymes y el autoempleo. En la actualidad, más del 95% de todas las unidades económicas de México son micro, pequeñas y medianas empresas, y generan 3 de cada 4 empleos en el sector empresarial.

Afortunadamente, cada vez es más sencillo comenzar un negocio propio. De acuerdo con Reporte Nacional de Emprendimiento 2015, realizado por el Global Entrepreneurship Monitor (GEM) en colaboración con el Tecnológico de Monterrey, la mitad de los mexicanos perciben al emprendimiento como una opción deseable, y uno de cada cuatro mexicanos ya se encuentra desarrollando actividades asociadas a este rubro. Esto representa el nivel más alto de emprendimiento desde 2001, cuando se comenzaron las mediciones en el país.

Asimismo, en el recién publicado Reporte Regional del Ecosistema de Emprendimiento en Zacatecas 2016, estas instituciones han alertado que la entidad muestra un ligero retraso en comparación con la media nacional. En particular, se percibe una menor tasa de emprendimiento temprana (10.5%), mayor miedo al fracaso (50%), y menores oportunidades de negocio (39%).

Pero no todo son malas noticias: el estado se encuentra por encima de la media en cuanto a percepción de oportunidades para las mujeres (40%), una menor tasa de cierre de negocios (3.7%), mayores expectativas de exportación (25%) y mayor uso de tecnología (49%). En general, el estudio muestra que en Zacatecas existe un mercado relativamente virgen, lo que significa múltiples posibilidades por explorar y nichos de negocios aún no explotados.

El GEM señala dos factores esenciales para impulsar y consolidar el potencial emprendedor y de innovación de un país: los propios emprendedores, individuos que perciben oportunidades y buscan materializar sus ideas de negocio, y un buen ecosistema de emprendimiento, es decir, un entorno favorable para el desarrollo de nuevas iniciativas.

En cuanto a los emprendedores, lo primordial es tener una idea clara sobre el producto o servicio que se piensa ofrecer, y mucha voluntad para llevar a cabo nuestro proyecto. Por supuesto, una buena idea no es suficiente: también se necesita de financiamiento, infraestructura, capacitación, administración fiscal, apertura de mercado, capacitación y una buena estrategia de mercadotecnia.

Precisamente los puntos anteriores son parte del ecosistema de emprendimiento, y es ahí donde se requiere el esfuerzo coordinado de instituciones gubernamentales e iniciativa privada, incluyendo a las diversas cámaras empresariales. De igual manera, es necesario fomentar la cultura del emprendimiento desde la educación básica, y abordar el tema a profundidad en las instituciones de educación superior. Sólo así es posible fortalecer dicho ecosistema y generar las condiciones que permitan a los emprendedores insertarse exitosamente en la economía.

Como todo proceso, comenzar una empresa no está exento de riesgos, pero también significa la oportunidad de grandes beneficios: de acuerdo a diferentes análisis internacionales, 85% de las empresas que dominarán el mercado en 2030 aún no nacen.

Por eso, desde nuestros diferentes ámbitos, es fundamental promover la creación de nuevos negocios y servicios, favoreciendo así un mayor crecimiento económico individual y comunitario, y ofreciendo a las nuevas generaciones mayores perspectivas de empleo y mejores condiciones de vida.

rcastm@hotmail.com
facebook.com/RodCastMir
twitter.com/rodcastm
*Vicepresidente Nacional de Innovación y Desarrollo de Ciencia y Tecnología – CANACINTRA