imagotipo

Formación de maestros y calidad educativa

  • Manuel Ibarra Santos

“La solidaridad en la tragedia engrandece al individuo y  a la sociedad”: J.Habermas.

La Escuela Normal de la Constitucional, el antecedente más remoto de la Benemérita Normal “Manuel Ávila Camacho”, la institución productora de profesores más antigua de América, localizada en Zacatecas, cumplió 192 años de su fundación y esta fecha abre el espacio de reflexión para ratificar la tesis de qué sin maestros, sólidamente formados, no se puede aspirar a una educación de calidad.

Lo anterior abona la idea pedagógica de que el magisterio es columna central de un sistema educativo eficiente, eficaz y de calidad.

Sin maestros de calidad, no se puede aspirar a un modelo educativo funcional.

Zacatecas aportó para el continente americano, en 1825, la piedra angular de la calidad educativa, al dar pie a la creación de la primera escuela lancasteriana dedicada a la formación de profesores.

Sólo después de esta realización educativa, otras entidades de la república y países de América, avanzaron hacia la creación de escuelas formadoras de docentes.

En el último cuarto del siglo XIX, Zacatecas dio otro paso trascendente en la materia y en pleno apogeo de la dictadura porfiriana, se funda en la capital de nuestro Estado, la escuela normal para mujeres, una de las primeras en el país.

Lo anterior significa que nuestra entidad, a través de la historia, y sobre todo en el siglo XIX,desempeñó en la Nación un papel protagónico en acciones y políticas de formación de docentes, tradición que se ha desvanecido y perdido, debido a la falta de interés de parte del aparato de Estado y de los diferentes niveles de gobierno, para dar a tención a este renglón tan crucial de la educación.

LA AUSENCIA DE POLÍTICAS EN FORMACION DOCENTE:

En Zacatecas, más allá de la sola administración de los programas federales destinados en apoyo a las normales, se debe tomar la iniciativa estratégica para la integración de un sólido sistema de formación de docentes, hoy en día inexistente.

Este hecho, no solamente amerita la realización de un amplio diagnóstico en relación a la situación actual y a la demanda de maestros que la sociedad zacatecana tiene por niveles, por áreas de conocimiento y por región en el Estado.

La ausencia de una política rigurosa y altamente planificada en materia de formación de docentes, conduce a un escenario de falta de control racional y a la presencia de instituciones privadas que se dedican, incluso, a la formación de profesores sin ningún orden.

Requerimos el diseño de políticas federalistas, que den atención a la demanda moderna sobre la formación de los profesores que requiere Zacatecas.

LOS MAESTROS Y LA REFORMA:

La reforma educativa nacional ha conducido de facto a la revisión del funcionamiento de las escuelas normales en el país y en principio aniquiló ya el monopolio histórico, que por casi dos siglos mantuvieron estas instituciones sobre los procesos de formación de docentes. Ahora lo pueden hacer universidades públicas y privadas e incorporar, así, a sus egresados al servicio docente, siempre y cuando cumplan con los requisitos de la evaluación.

Ha contribuido a dar un redimensionamiento al rol profesional del magisterio.

LA FORMACIÓN DEL MAGISTERIO:

En el presente funcionan en el país más de 460 escuelas normales, de las cuales el 34 por ciento de ellas son de financiamiento privado y atienden en conjunto una matrícula superior a los 120 mil alumnos.

Sin embargo, Zacatecas es pionera y precursora de la formación de maestros en América. Ahora es tiempo de recuperar orgullo y tradición. Y para eso se requieren proyecto y liderazgo académico.