imagotipo

Planear para avanzar en la solución de problemas

  • Víctor Rentería López

La Ley General de Desarrollo Social establece que la medición de la pobreza debe considerar el carácter multidimensional de la pobreza, para lo cual el CONEVAL construyó el Índice de rezago social, incorporando indicadores de educación, de acceso a servicios de salud, de servicios básicos, de calidad y espacios en la vivienda, y activos en el hogar.

Estamos convencidos que la investigación, la identificación de las carencias sociales que afectan a la población y sobre todo la planeación, también facilita la definición de instrumentos de política pública específicos para atender, la falta de servicios básicos en las viviendas de un estado o un municipio, el rezago educativo en cierto grupo de población o la carencia por acceso a la alimentación en una comunidad.

Casos concretos en la medición de la pobreza, aspecto en el cual estamos directamente involucrados, es en determinar el porcentaje de viviendas que no disponen de excusado o sanitario, el número de viviendas que no disponen de agua entubada de la red pública y el número de viviendas que no disponen de drenaje, como lo señalan los documentos de evaluación del CONEVAL.

Al respecto, desde el gobierno del Estado, se han implementado ya estrategias de medición de problemas concretos a través de acciones de diagnósticos en colonias, centros urbanos, suburbanos o rurales para detectar la situación de los servicios públicos, de los espacios educativos, de movilidad urbana, de vialidades, transporte público, centros de recreación, convivencia social o cohesión social que afectan el entorno en la paz, armonía y tranquilidad de la población.

Estas acciones, en las que se involucran los tres niveles de gobierno, tienen como propósito fundamental obtener la información de primera mano para la puesta en marcha de programas y acciones que permitan a ese núcleo poblacional, regresar a la tranquilidad de sus habitantes, permitir la convivencia social y sobre todo, elevar los índices de bienestar social.

Ahora con el Plan Estatal de Desarrollo 2017-2021 para Zacatecas, se establecen múltiples acciones en materia de desarrollo social, indicadores con niveles de rezagos en la educación, en la salud, en las viviendas y que son elementos que vienen a plasmar una realidad que es la necesidad de abatir los niveles de pobreza extrema, la desigualdad social y hacer efectivos los derechos sociales y humanos de la población.

En México, la pobreza afecta a millones de niños y niñas, hombres y mujeres, adultos mayores, y sobre todo, a los pueblos originarios del país. En conjunto, casi la mitad de la población mexicana vive en la pobreza, por lo que este fenómeno es una prioridad que debe ser atendida por los tres órdenes de gobierno, señala el documento Memorias del Coneval 2006-2016.

De ahí la importancia de la identificación de las carencias sociales que afectan a la población, con lo que se facilitará la definición de instrumentos de política pública específicos para atender, la falta de servicios básicos en las viviendas de un estado o un municipio, el rezago educativo en cierto grupo de población o la carencia por acceso a la alimentación en una comunidad o la percepción de violencia e inseguridad en que vive la población.

Estamos seguros que en breve, el gobierno de Alejandro Tello Cristerna habrá de anunciar acciones concretas en las que deben involucrarse todos los grupos sociales, sectores, organizaciones, iniciativa privada, instituciones educativas, autoridades municipales y organismos prestadores de servicios básicos para impulsar el bienestar social de la población.

@VictorRenteriaL