imagotipo

Presa Milpillas, un paso más

  • Víctor Armas Zagoya

El Gobernador Alejandro Tello recibió el pasado jueves, en Fresnillo, el título de concesión de la Presa Milpillas, la cual se construye en el municipio de Jiménez del Teúl y es una de las obras más importantes de la administración estatal, porque permitirá abastecer de agua potable a más de 500 mil zacatecanos de distintos municipios.

En la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales Fresnillo Poniente, durante una gira de trabajo con el Secretario de Salud, José Narro Robles, y el Director General de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Roberto Ramírez de la Parra, el mandatario recibió, el título de concesión que “ampara el agua en Zacatecas”, tras la construcción de la gran presa que es uno de los últimos reductos no comprometidos de la entidad.

Ese día, el Gobernador y el Director de la Conagua también firmaron un convenio de colaboración para apoyar la modernización del campo zacatecano, con la sustitución de equipos electromecánicos y la modernización de los canales de conducción de aguas en las unidades de riego agrícola del estado.

Además, se cumplió un compromiso más del Presidente Enrique Peña Nieto, al entregarse al Gobernador y los fresnillenses la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales Poniente de El Mineral, que es parte del compromiso presidencial número 104 con la entidad, así como múltiples trabajos de infraestructura que garantizarán a la población de la cabecera municipal y comunidades el abasto del vital líquido.

Se requiere ahora que la Conagua apoye a los zacatecanos con la multianualidad en la construcción de la Presa Milpillas y garantizar el agua no sólo para consumo en los hogares, sino la industria además de que es la obra que garantizará el suministro de agua a los habitantes de Fresnillo, Calera, Enrique Estrada, Zacatecas, Morelos y Guadalupe.

Compromisos cumplidos con Zacatecas. “Ya tenemos los pozos, tanques, plantas tratadoras, líneas de conducción que ayudarán a que nadie en Fresnillo adolezca del agua, porque es un derecho humano, es vida, es salud”, en cuestión de la palabra empeñada por el presidente Enrique Peña Nieto con los zacatecanos.

Para la realización de la infraestructura hidráulica de Fresnillo,  desde el año 2012 se realizó un diagnóstico integral de automatización y telemetría; se adquirieron e instalaron 10 mil micro medidores; se mejoraron 3 mil tomas domiciliarias; se construyó la planta potabilizadora Proaño de 150 litros, y se colocaron siete equipos electromecánicos de rebombeo para el Sistema Carrillo.

Se rehabilitaron redes secundarias de agua potable en la zona centro, entre otras acciones. Gracias a las cuales, ahora Fresnillo dispone de 210 litros por segundo adicionales para 72 mil habitantes, pues además se sustituyeron líneas de distribución.

En su oportunidad, el director general de la Comisión Nacional del Agua calificó al Gobernador Tello como una persona seria, profesional y comprometida con los zacatecanos y reconoció el trabajo coordinado que ha logrado con el Gobierno Federal para abastecer de agua potable a los ciudadanos.

Dijo que tener agua potable es equivalente a garantizar la salud y refirió que en 1980 se tenían en el país miles de muertes por enfermedades gastrointestinales, debido al consumo de agua contaminada; en 2015 no se llegó a 800 defunciones.

Lo logrado en Zacatecas es un gran cambio y una muestra es que cuando son capaces la Federación, el Gobierno del Estado y Municipio de trabajar unidos, se avanza.