/ jueves 24 de enero de 2019

Diego Silveti está listo para brillar en la Plaza México

La ganadería jalisciense realizó una importante tienta con Diego, previo a pisar la México

Cuando se trata de andar en los caminos del toro, ni la falta de combustible detiene el andar de los “vagos” que gustan del ambiente del campo bravo. De Moroleón a Jalisco, 8 gasolineras secas, con largas filas y ni para cuándo lleguen las pipas; menos de un cuarto de gasolina en el indicador y en este caso se aplica la frase: Dios proveerá. El objetivo era llegar a las inmediaciones de Lagos de Moreno, Jalisco, adelantito de León, Guanajuato, concretamente al rancho Las Trojes, donde se ubica la ganadería de Villa Carmela, la cual lleva escrupulosamente el ganadero Eduardo Arena Barroso.

Se dio cita el matador de Guanajuato, Diego Silveti, sin duda torero de casa, para llevar acabo como director de lidia la tienta de seis vacas; le acompañaron el matador Luis David Adame y los novilleros Alejandro Adame y Eduardo Silveti.

La llegada del ganadero Eduardo Arena enciende las luces amarillas para iniciar.

“Señoras” vacas las que saltaron al ruedo, ya grandes, serias y de un juego extraordinario que han brindado a los toreros un auténtico banquete con el que se dieron a torear con todo placer. La primera “guapa” fue puesta tres veces al caballo del picador de dinastía Gabriel Meléndez. Silveti la toreó magistralmente, ya que la vaca contó con calidad y mucho motor por ambos lados. La cuarta, que rayó por la misma tesitura, fue a más inclusive. Y la sexta, en definitiva, superior, muy importante para el ganadero. Las otras tres tuvieron excelentes cualidades y de igual modo fueron muy bien aprovechadas por los toreros. Silveti tiene un gusto muy especial, ya le contábamos que ha llegado a un sitio y nivel importante, pero más allá de eso se encuentra en una trasformación que dará mucho de qué hablar, pues en realidad no ha llegado al máximo de lo que está buscando en lo profundo de su propuesta actual. Y es precisamente en el campo bravo, además de las plazas de toros, donde se puede palpar la idea de un torero, más cuando ésta está clara y uno la logra captar. Y se entiende perfectamente por qué Diego siempre habla de un “toreo en evolución”, pues resumimos que es algo que ya trae en su cabeza inimaginable para el resto. Es cuestión de poco tiempo.

Al final todos quedaron con un buen sabor y se siente un buen augurio para este domingo en la Plaza México, ya que Diego lidiará precisamente toros de esta casa ganadera, mismos que estamos seguros, embestirán.

Cuando se trata de andar en los caminos del toro, ni la falta de combustible detiene el andar de los “vagos” que gustan del ambiente del campo bravo. De Moroleón a Jalisco, 8 gasolineras secas, con largas filas y ni para cuándo lleguen las pipas; menos de un cuarto de gasolina en el indicador y en este caso se aplica la frase: Dios proveerá. El objetivo era llegar a las inmediaciones de Lagos de Moreno, Jalisco, adelantito de León, Guanajuato, concretamente al rancho Las Trojes, donde se ubica la ganadería de Villa Carmela, la cual lleva escrupulosamente el ganadero Eduardo Arena Barroso.

Se dio cita el matador de Guanajuato, Diego Silveti, sin duda torero de casa, para llevar acabo como director de lidia la tienta de seis vacas; le acompañaron el matador Luis David Adame y los novilleros Alejandro Adame y Eduardo Silveti.

La llegada del ganadero Eduardo Arena enciende las luces amarillas para iniciar.

“Señoras” vacas las que saltaron al ruedo, ya grandes, serias y de un juego extraordinario que han brindado a los toreros un auténtico banquete con el que se dieron a torear con todo placer. La primera “guapa” fue puesta tres veces al caballo del picador de dinastía Gabriel Meléndez. Silveti la toreó magistralmente, ya que la vaca contó con calidad y mucho motor por ambos lados. La cuarta, que rayó por la misma tesitura, fue a más inclusive. Y la sexta, en definitiva, superior, muy importante para el ganadero. Las otras tres tuvieron excelentes cualidades y de igual modo fueron muy bien aprovechadas por los toreros. Silveti tiene un gusto muy especial, ya le contábamos que ha llegado a un sitio y nivel importante, pero más allá de eso se encuentra en una trasformación que dará mucho de qué hablar, pues en realidad no ha llegado al máximo de lo que está buscando en lo profundo de su propuesta actual. Y es precisamente en el campo bravo, además de las plazas de toros, donde se puede palpar la idea de un torero, más cuando ésta está clara y uno la logra captar. Y se entiende perfectamente por qué Diego siempre habla de un “toreo en evolución”, pues resumimos que es algo que ya trae en su cabeza inimaginable para el resto. Es cuestión de poco tiempo.

Al final todos quedaron con un buen sabor y se siente un buen augurio para este domingo en la Plaza México, ya que Diego lidiará precisamente toros de esta casa ganadera, mismos que estamos seguros, embestirán.

Policiaca

Hallan muerto a empresario zacatecano que estaba secuestrado

Fue encontrado en un terreno de agostadero en El Bordo, Guadalupe, Zacatecas

Local

Evangelio 23 de marzo 2019 [Cuaresma]

Lectura y reflexión del Evangelio del día en voz del Obispo de Zacatecas, monseñor Sigifredo Noriega

Municipios

Río Grande se queda sin telefonía celular

Robaron cableado de cobre de una de las antenas retransmisoras

Sociedad

Modernizan la telecomunicación de la Guardia Nacional con 11 mil mdp

La integración de las redes de seguridad se ubica entre las 10 prioridades para pacificar al país, poniendo por delante profesionalización y derechos humanos

Política

Recuerdan en dividido homenaje a Colosio

Familia del excandidato presidencial esperaba la llegada de Alfonso Durazo, quien fuera su secretario

Política

Resultan ambiguas las consultas para el Plan Nacional de Desarrollo

Para el académico Claudio Nieto, los ejercicios de opinión pública no tienen un mecanismo que le dé seriedad y legitimidad, por lo que son manipulables

Sociedad

Rescatan migrantes en Tamaulipas

Un grupo fue liberado de hombres armados tras un breve intercambio de disparos; hay un muerto

Literatura

Hojas de papel volando | La generación Beat (Dos) Descenso a los infiernos

A este grupo así denominado pertenecieron los hoy símbolos de su tiempo. Y su herencia cultural aún persiste. Jack Kerouac, William S. Burroughs, Allen Ginsberg, Lucien Karr, Neal Cassady y más

Cultura

Completan Sinfonía inconclusa de Schubert con inteligencia artificial

Alondra de la Parra dirige la pieza de Schubert en un concierto que unió talento humano con inteligencia artificial