/ viernes 18 de octubre de 2019

Sebastián Córdova, la nueva joya Águila que brilla

El canterano azulcrema vive un gran presente con América y apunta a ser la próxima exportación a Europa

Cuando se piensa en las figuras de un club como América, puede que lo primero que traiga a la mente sea a grandes figuras extranjeras. Argentinos, brasileños, chilenos, toda una variedad de futbolistas foráneos que han desfilado por el Nido y dejaron su huella particular.

Sin embargo, existe un selecto grupo de jugadores que se hicieron en Coapa, triunfaron y se inmortalizaron en dicha institución, ya sea para terminar ahí su carrera o bien, dar el salto al futbol del viejo continente.

Hoy, el turno de brillar es para Sebastián Córdova, un joven de 22 años que tuvo que dejar muy joven su natal Aguascalientes y llegar a la capital con la firme convicción de ver cristalizado su sueño, mismo que hoy vive intensamente en este club.

“Estoy muy feliz y agradecido por todas las oportunidades que me han dado. Todo comenzó a los 14 años que me vine para acá. Estuve en Sub-15 y Sub-17 con América; me tocó ir a Oaxaca seis meses, regresé, fui a Necaxa otros seis meses y luego volví a América. Soy muy feliz”, confesó sonriente durante una amena charla con ESTO.

Cuando Córdova echa el tiempo atrás y recuerda como inició todo, se le mira satisfecho, convencido de que cada paso dado tuvo una razón de ser y que aceptar la propuesta que Jesús Ramírez le hizo fue lo mejor que le pudo pasar en la vida.

“Fue en unas visorias que se llamaban ‘El Campo de los Sueños’ de la Liga BBVA. Ahí fue Chucho Ramírez, él era el visor. Fueron a Aguascalientes, ahí me vio, me pidió mis datos; después de un mes me habló, no me tocó ir a una gira por España, pero me dijo que si quería jugar en América y le dije que obviamente sí. Así fue como llegué a la capital desde los 14 años”, rememoró.

Para un jovencito de su edad no era una determinación sencilla dejar todo para mudarse a la Ciudad de México y luchar por sus objetivos. Atrás quedarían los amigos, la escuela y su propia familia, la cual Sebastián reveló que no fue un impedimento para mudarse, por el contrario, siempre le brindaron el apoyo necesario.

Los azares del destino le pintaron el camino a Sebastián Córdova de diferentes tonos. Por un momento, el rojo y blanco de Necaxa apareció en su sendero, pero al final, el azulcrema terminó por imponerse

Cuando se piensa en las figuras de un club como América, puede que lo primero que traiga a la mente sea a grandes figuras extranjeras. Argentinos, brasileños, chilenos, toda una variedad de futbolistas foráneos que han desfilado por el Nido y dejaron su huella particular.

Sin embargo, existe un selecto grupo de jugadores que se hicieron en Coapa, triunfaron y se inmortalizaron en dicha institución, ya sea para terminar ahí su carrera o bien, dar el salto al futbol del viejo continente.

Hoy, el turno de brillar es para Sebastián Córdova, un joven de 22 años que tuvo que dejar muy joven su natal Aguascalientes y llegar a la capital con la firme convicción de ver cristalizado su sueño, mismo que hoy vive intensamente en este club.

“Estoy muy feliz y agradecido por todas las oportunidades que me han dado. Todo comenzó a los 14 años que me vine para acá. Estuve en Sub-15 y Sub-17 con América; me tocó ir a Oaxaca seis meses, regresé, fui a Necaxa otros seis meses y luego volví a América. Soy muy feliz”, confesó sonriente durante una amena charla con ESTO.

Cuando Córdova echa el tiempo atrás y recuerda como inició todo, se le mira satisfecho, convencido de que cada paso dado tuvo una razón de ser y que aceptar la propuesta que Jesús Ramírez le hizo fue lo mejor que le pudo pasar en la vida.

“Fue en unas visorias que se llamaban ‘El Campo de los Sueños’ de la Liga BBVA. Ahí fue Chucho Ramírez, él era el visor. Fueron a Aguascalientes, ahí me vio, me pidió mis datos; después de un mes me habló, no me tocó ir a una gira por España, pero me dijo que si quería jugar en América y le dije que obviamente sí. Así fue como llegué a la capital desde los 14 años”, rememoró.

Para un jovencito de su edad no era una determinación sencilla dejar todo para mudarse a la Ciudad de México y luchar por sus objetivos. Atrás quedarían los amigos, la escuela y su propia familia, la cual Sebastián reveló que no fue un impedimento para mudarse, por el contrario, siempre le brindaron el apoyo necesario.

Los azares del destino le pintaron el camino a Sebastián Córdova de diferentes tonos. Por un momento, el rojo y blanco de Necaxa apareció en su sendero, pero al final, el azulcrema terminó por imponerse

Cultura

[Podcast] Cofre de leyendas │ La hija del diablo

Conoce aquí la leyenda que impactó al pueblo de Sombrerete

Cine

Jim Carrey y Sonic… la dupla que está rompiendo las redes

El rediseño de Sonic ha dejado satisfechos a sus admiradores

Finanzas

IP construirá centro de datos de 86 mil mdp

El sector privado invertirá además en un gasoducto en Macuspana y en ampliar nueve aeropuertos

Política

Ebrard habló con seis países para traer a Evo Morales

Después de los dilemas en jurisdicción internacional por su traslado, llegó a la Ciudad de México ayer

Finanzas

Semanas de cotización, pesadilla para el retiro

Sólo una de cada cuatro personas acumula 22 años de cotización, requisito para la pensión vitalicia

Mundo

Corte se inclina por acabar con el DACA

Abre audiencia crucial sobre el programa; con Trump, la mayoría afín

Sociedad

UNAM busca erradicar violencia, abre consulta para propuestas

La universidad intenta mejorar protección a las mujeres de su comunidad

Política

TEPJF no acepta ninguna presión, afirma Fuentes Barrera

En su informe, el magistrado presidente Felipe Fuentes Barrera aseguró que la justicia en México tiene que cambiar