/ lunes 17 de septiembre de 2018

Asistentes de voz, ¿la nueva prensa?

Muchos medios de comunicación que han perdido lectores ven en estas interfaces una oportunidad

Bien, Google, ¿cuáles son las noticias?” Los asistentes de voz son una nueva salida para la prensa tradicional, pero también la hacen más dependiente de los algoritmos de las compañías tecnológicas, lo que aumentan los temores sobre el pluralismo de la información.

Medios como la BBC, The Washington Post, la radio pública estadounidense NPR o el diario francés Les Echos, ya han desarrollado versiones “parlantes” disponibles para teléfonos inteligentes o altavoces conectados a través del Google Assistant o Amazon Alexa. En el menú ofrecen resumen de títulos, artículos, informes, podcasts...

“Los altavoces conectados son potencialmente un campo muy rico” para los medios, dice Damian Radcliffe, profesor de periodismo en la Universidad Americana de Oregón, al oeste de Estados Unidos.

Para los consumidores, se trata de una alternativa a la radio o la televisión. Para la prensa, que en estos tiempos lucha por su supervivencia, “estas tecnologías crean nuevas formas de llegar al público” que busca información, dice Radcliffe.

La firma especializada Gartner estima que para 2020, el 20% de la población en los países desarrollados usará asistentes de voz. Según un estudio de Adobe Analytics, el 32% de los hogares estadounidenses ya tiene un altavoz conectado y la mayoría lo usa a diario.

¿PAPEL EDITORIAL?

A medida que la tecnología avanza, los consumidores se sienten más cómodos con el control de voz, y ya están acostumbrados a consumir audio y video a demanda, dice el experto en tecnología Greg Sterling, colaborador del blog “Search Engine Land”.

Muchos de los medios de comunicación que han perdido lectores con la revolución digital ven estas nuevas interfaces como una oportunidad, dice Sterling. Después de permanecer pasivos frente a la pérdida de lectores, “los periódicos de hoy quieren ser proactivos”, agrega.

The Washington Post -bajo la influencia de su propietario, el fundador de Amazon, Jeff Bezos- ofrece recordatorios de títulos para dispositivos habilitados para su asistente Alexa, para que los consumidores puedan decir “Alexa, ¿qué me perdí en las noticias?”

PREGUNTAS ÉTICAS

Pero darles a las plataformas tecnológicas un papel más importante en la difusión de información plantea una serie de problemas éticos y legales, señala Tim Hwang, director de la Iniciativa de Ética y Gobernanza de Inteligencia Artificial de la Universidad de Harvard y del MIT.

Los asistentes vocales “dan, muy claramente, a la plataforma un rol de programador”, como el que elige, ordena y prioriza la información y las fuentes, explica Hwang, destacando un problema particularmente sensible en estos tiempos de creciente preocupación por la desinformación.

“Esta es una interrogante real, de dónde viene la información”, insiste.

La ONG Reporteros sin Fronteras (RSF) cree que los asistentes de voz pueden ser “un riesgo para el pluralismo de la información”.

“El asistente inteligente selecciona las fuentes de información y limita el número de resultados, a menudo en función de criterios opacos”, explica la organización.

Para empresas como como Google, Amazon o Apple “Es demasiado fácil decir 'no somos un grupo de medios' mientras distribuyen contenido y toman decisiones sobre cómo transmitirlo”, argumenta Radcliffe.


Bien, Google, ¿cuáles son las noticias?” Los asistentes de voz son una nueva salida para la prensa tradicional, pero también la hacen más dependiente de los algoritmos de las compañías tecnológicas, lo que aumentan los temores sobre el pluralismo de la información.

Medios como la BBC, The Washington Post, la radio pública estadounidense NPR o el diario francés Les Echos, ya han desarrollado versiones “parlantes” disponibles para teléfonos inteligentes o altavoces conectados a través del Google Assistant o Amazon Alexa. En el menú ofrecen resumen de títulos, artículos, informes, podcasts...

“Los altavoces conectados son potencialmente un campo muy rico” para los medios, dice Damian Radcliffe, profesor de periodismo en la Universidad Americana de Oregón, al oeste de Estados Unidos.

Para los consumidores, se trata de una alternativa a la radio o la televisión. Para la prensa, que en estos tiempos lucha por su supervivencia, “estas tecnologías crean nuevas formas de llegar al público” que busca información, dice Radcliffe.

La firma especializada Gartner estima que para 2020, el 20% de la población en los países desarrollados usará asistentes de voz. Según un estudio de Adobe Analytics, el 32% de los hogares estadounidenses ya tiene un altavoz conectado y la mayoría lo usa a diario.

¿PAPEL EDITORIAL?

A medida que la tecnología avanza, los consumidores se sienten más cómodos con el control de voz, y ya están acostumbrados a consumir audio y video a demanda, dice el experto en tecnología Greg Sterling, colaborador del blog “Search Engine Land”.

Muchos de los medios de comunicación que han perdido lectores con la revolución digital ven estas nuevas interfaces como una oportunidad, dice Sterling. Después de permanecer pasivos frente a la pérdida de lectores, “los periódicos de hoy quieren ser proactivos”, agrega.

The Washington Post -bajo la influencia de su propietario, el fundador de Amazon, Jeff Bezos- ofrece recordatorios de títulos para dispositivos habilitados para su asistente Alexa, para que los consumidores puedan decir “Alexa, ¿qué me perdí en las noticias?”

PREGUNTAS ÉTICAS

Pero darles a las plataformas tecnológicas un papel más importante en la difusión de información plantea una serie de problemas éticos y legales, señala Tim Hwang, director de la Iniciativa de Ética y Gobernanza de Inteligencia Artificial de la Universidad de Harvard y del MIT.

Los asistentes vocales “dan, muy claramente, a la plataforma un rol de programador”, como el que elige, ordena y prioriza la información y las fuentes, explica Hwang, destacando un problema particularmente sensible en estos tiempos de creciente preocupación por la desinformación.

“Esta es una interrogante real, de dónde viene la información”, insiste.

La ONG Reporteros sin Fronteras (RSF) cree que los asistentes de voz pueden ser “un riesgo para el pluralismo de la información”.

“El asistente inteligente selecciona las fuentes de información y limita el número de resultados, a menudo en función de criterios opacos”, explica la organización.

Para empresas como como Google, Amazon o Apple “Es demasiado fácil decir 'no somos un grupo de medios' mientras distribuyen contenido y toman decisiones sobre cómo transmitirlo”, argumenta Radcliffe.


Exposiciones

Inaugurarán exposición colectiva en el Museo Francisco Goitia

La muestra estará integrada por 29 artistas e ilustradores de América Latina y el Caribe

Cine

Impartirán en Fresnillo curso virtual de cine de horror

El curso será gratuito y se realizará del 2 al 4 de noviembre

Cultura

Festival de la Muerte Fresnillo 2020 será virtual

Todas las actividades se transmitirán por las redes sociales de Cultura Fresnillo

Doble Vía

Tipo de tacones según tu estilo

Si usas el adecuado no tiene por qué generarte molestias, te damos sugerencias para seleccionar los mejores este Buen Fin

Política

Acusan a Irma Eréndira Sandoval de proteger a hermano

Un morenista se unió a la oposición en los señalamientos a la titular de la SFP de encubrir la corrupción

Mundo

Furia en Italia por nuevas medidas anti-covid

Las acciones europeas cayeron ayer debido a que la aversión al riesgo lastró los mercados ante el agresivo rebrote de contagios en la UE

Sociedad

México supera 10 veces proyección de muertes por Covid

Las estadísticas se acercan peligrosamente a las 90 mil defunciones en poco más de siete meses

Finanzas

Elecciones EU: El peso resiste dura campaña

La moneda vive un efecto de "montaña rusa" desde las convenciones bipartidistas de EU