/ miércoles 17 de junio de 2020

Descubren el huevo más grande de la era de los dinosaurios

Este es el segundo huevo de mayor tamaño del que se tenga registro

Un grupo de investigadores chilenos descubrió en la Antártida el huevo más grande de la era de los dinosaurios, de casi 30 centímetros y 6.5 kilos, que correspondería a un reptil marino que vivió hace más de 66 millones de años.

El hallazgo también hace historia al ser el segundo huevo de mayor tamaño del que se tenga registro.

"Con este dato podemos comprender un poco más sobre la forma de reproducción de los grandes reptiles marinos de la era mesozoica o de los dinosaurios", celebró David Rubilar, paleontólogo del Museo Nacional de Historia Natural y uno de los científicos que encontró los restos orgánicos.

MÁS DE 8 AÑOS DE INVESTIGACIÓN

El fósil, de una apariencia rocosa ovalada, como una gran pelota desinflada, fue localizado durante una expedición en 2011 de investigadores de la Universidad de Chile y del Museo Nacional de Historia Natural a la isla Seymour, al noreste de la península Antártica.

Actualízate con nuestra información en Telegram

Tras más de ocho años de indagación junto con expertos estadounidenses de la Universidad de Texas en Austin, este miércoles la prestigiosa revista Nature publicó la conclusión.

El académico de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Chile Alexander Vargas explicó que el huevo tuvo una cáscara blanda "muy delgada" y que la madre, un reptil marino que probablemente fue un mosasaurio, midió "entre 7 y 17 metros".

"Gracias a este hallazgo ahora sabemos que existen huevos de cáscara blanda de este tamaño. La masa límite de estos es de 700 gramos, entonces el 'Antarcticoolithus bradyi' viene a romper el esquema con sus 6,5 kilos, comparables a la masa del gran huevo del "ave elefante" de Madagascar y a los mayores huevos de los dinosaurios no aviares", detalló el paleontólogo David Rubilar.

Suscríbete a nuestro periódico digital

El descubrimiento marca un punto de inflexión tanto por su enorme tamaño como por su rareza, y

Descubren en la Antártida el huevo más grande de la era de los dinosaurios


a que es "inédito" que se preserve un huevo de cáscara blanda, que según el experto, "tienden a descomponerse con facilidad y no quedar preservados como fósiles".

LA ISLA SEYMOUR, UN LÚGAR ÚNICO EN EL PLANETA

La exploración que hizo posible el hallazgo en 2011 se enmarcó en la mayor campaña paleontológica de Chile en el continente blanco, como parte de la expedición anual del Instituto Antártico Chileno (INACH).

Los geólogos se centraron sobre todo en la Isla Seymour, plegada de "maravillosos y abundantes fósiles" y uno de los pocos sitios donde se puede distinguir el fin de la era de los dinosaurios del inicio de la era de los mamíferos, hace 66 millones de años.

¿Compras, vendes, buscas?... Aprovecha nuestro Clasificado en Línea

Precisamente en esa época habitaron la zona los mesosaurios, que están directamente emparentados con especies como el dragón de Komodo y las serpientes.

"Quizás nos da una pista (el reciente descubrimiento) de en qué tipo de entornos podríamos encontrar otros huevos de este tipo. También se abre una discusión sobre cómo y dónde nacían estos animales", concluyó Rubilar.

Te recomendamos↓

Un grupo de investigadores chilenos descubrió en la Antártida el huevo más grande de la era de los dinosaurios, de casi 30 centímetros y 6.5 kilos, que correspondería a un reptil marino que vivió hace más de 66 millones de años.

El hallazgo también hace historia al ser el segundo huevo de mayor tamaño del que se tenga registro.

"Con este dato podemos comprender un poco más sobre la forma de reproducción de los grandes reptiles marinos de la era mesozoica o de los dinosaurios", celebró David Rubilar, paleontólogo del Museo Nacional de Historia Natural y uno de los científicos que encontró los restos orgánicos.

MÁS DE 8 AÑOS DE INVESTIGACIÓN

El fósil, de una apariencia rocosa ovalada, como una gran pelota desinflada, fue localizado durante una expedición en 2011 de investigadores de la Universidad de Chile y del Museo Nacional de Historia Natural a la isla Seymour, al noreste de la península Antártica.

Actualízate con nuestra información en Telegram

Tras más de ocho años de indagación junto con expertos estadounidenses de la Universidad de Texas en Austin, este miércoles la prestigiosa revista Nature publicó la conclusión.

El académico de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Chile Alexander Vargas explicó que el huevo tuvo una cáscara blanda "muy delgada" y que la madre, un reptil marino que probablemente fue un mosasaurio, midió "entre 7 y 17 metros".

"Gracias a este hallazgo ahora sabemos que existen huevos de cáscara blanda de este tamaño. La masa límite de estos es de 700 gramos, entonces el 'Antarcticoolithus bradyi' viene a romper el esquema con sus 6,5 kilos, comparables a la masa del gran huevo del "ave elefante" de Madagascar y a los mayores huevos de los dinosaurios no aviares", detalló el paleontólogo David Rubilar.

Suscríbete a nuestro periódico digital

El descubrimiento marca un punto de inflexión tanto por su enorme tamaño como por su rareza, y

Descubren en la Antártida el huevo más grande de la era de los dinosaurios


a que es "inédito" que se preserve un huevo de cáscara blanda, que según el experto, "tienden a descomponerse con facilidad y no quedar preservados como fósiles".

LA ISLA SEYMOUR, UN LÚGAR ÚNICO EN EL PLANETA

La exploración que hizo posible el hallazgo en 2011 se enmarcó en la mayor campaña paleontológica de Chile en el continente blanco, como parte de la expedición anual del Instituto Antártico Chileno (INACH).

Los geólogos se centraron sobre todo en la Isla Seymour, plegada de "maravillosos y abundantes fósiles" y uno de los pocos sitios donde se puede distinguir el fin de la era de los dinosaurios del inicio de la era de los mamíferos, hace 66 millones de años.

¿Compras, vendes, buscas?... Aprovecha nuestro Clasificado en Línea

Precisamente en esa época habitaron la zona los mesosaurios, que están directamente emparentados con especies como el dragón de Komodo y las serpientes.

"Quizás nos da una pista (el reciente descubrimiento) de en qué tipo de entornos podríamos encontrar otros huevos de este tipo. También se abre una discusión sobre cómo y dónde nacían estos animales", concluyó Rubilar.

Te recomendamos↓

Finanzas

Por la inseguridad, desciende arribo de peregrinos a Plateros

Pobladores confían en que repunte con el regreso de migrantes en los próximos dos meses

Municipios

Así la inseguridad en Valparaíso, Zacatecas: delincuentes llegan con todo y familia

Son civiles armados con esposa e hijos y establecen negocios productivos que combinan con actividades ilícitas

Policiaca

Ataques armados en Fresnillo dejan un muerto

Hombres armados hicieron de las suyas en la colonia Obrera y el Fraccionamiento Muralistas

Política

Si sólo complica las cosas, que se quite: AMLO sobre constancia de situación fiscal

El presidente sostuvo que el SAT busca agilizar trámites, por lo que se debe analizar si la constancia de situación fiscal está provocando lo contrario

Deportes

¡John Cena está de fiesta! El más grande de la WWE cumple 20 años como profesional

John Cena se posicionó por ser una de las figuras más rentables en el cuadrilátero y a nivel marketing

Local

Incumple la SEZ acuerdos; docentes toman las instalaciones

Docentes de varios programas impiden el acceso a la dependencia gubernamental

Futbol

Abollaron la corona del bicampeón: Cruz Azul vence a Atlas y se lleva la Supercopa

El equipo cementero pudo ganar en tiempo regular, pero los Rojinegros alargaron a penaltis con mucha furia y de último minuto

Política

Reunión con Gertz no fue para discutir supuestos audios filtrados, afirma Presidencia

El presidente López Obrador sostuvo que la reunión del viernes pasado con el fiscal general, Alejandro Gertz Manero, fue para discutir asuntos de interés público

Finanzas

Importaciones petroleras amplían déficit en balanza comercial de México

Con este resultado, México suma 14 meses de resultados deficitarios en comercio exterior desde marzo del año pasado