/ domingo 6 de octubre de 2019

Chernóbil hace frente a los turistas tras el éxito de la serie sobre el desastre nuclear

La miniserie revive las trágicas horas de la catástrofe que difundió una nube radioactiva

El éxito mundial de la serie de televisión "Chernóbil" llevó a una nueva generación de turistas al escenario del peor accidente nuclear de la historia, donde se toman selfis y roban objetos abandonados, para desgracia de los guías locales.

La miniserie de la cadena estadounidense HBO, un éxito de crítica y público, revive las trágicas horas de esta catástrofe que difundió una nube radioactiva por toda Europa tras la explosión de un reactor de esta central nuclear soviética en 1986.

En la actualidad, la zona que rodea la central en un radio de 30 km en el norte de Ucrania sigue siendo inhabitable, pero una pequeña parte se abrió a los turistas.

En los últimos meses, estos buscaron sobre todo las localizaciones vistas en la serie --rodada en su mayor parte en Lituania--, lamenta un guía oficial del lugar, Ievguen Goncharenko. "No necesitan información, solo quieren hacerse selfis", añade.

Oleksandr Sirota, director del Centro Público de Información de Chernóbil, asegura que algunas agencias de viaje venden ahora la visita a Chernóbil como "comida chatarra", es decir, como una experiencia turística rápida y de fácil acceso.

Y la tendencia se mantendrá, pues el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, firmó un decreto en julio destinado a alentar el desarrollo turístico del lugar.

Louis Carlos, un turista brasileño de 27 años, no sabía nada de Chernóbil antes de ver la serie de HBO. Esta "fue la que me motivó a venir a Ucrania", asegura.

"Si la gente viene aquí para entender lo que ocurrió e intentar aprender, es algo bueno", defiende, mientras un amigo le saca una foto delante de la central.

¿DÓNDE ESTÁN LOS MUTANTES?

Algunas agencias de viaje ucranianas ya adaptaron su oferta para enseñar a los turistas lugares clave de la serie, al tiempo que proponen otras actividades, como hacer kayak en los ríos situados en los alrededores de la zona de exclusión.

No obstante, no hizo falta esperar la aparición de la serie para que el número de turistas explotara. De 50.000 en 2017, el número de personas que visitaron Chernóbil saltó a 72.000 en 2018. La asociación de turoperadores de la región espera que en 2019 sean 100.000.

Ievguen Goncharenko dice que en el pasado ya hubo alzas bruscas de visitantes. La primera fue en 2012, tras la aparición de la película estadounidense "Terror en Chernóbil" ("Atrapados en Chernóbil", en España). La segunda, en 2014, cuando el sitio se incluyó en el videojuego "Call of Duty 4".

"A veces, la gente que venía por el videojuego preguntaba en serio donde se podía ver a los mutantes", recuerda.

En las semanas posteriores a la aparición de "Chernóbil", en la primera boreal, arreciaron las críticas contra los visitantes que publicaban en internet fotos tomadas en Prípiat, la ciudad fantasma evacuada tras la explosión.

Craig Mazin, creador de la serie, se vio obligado a expresarse en Twitter. "Si visitan (Chernóbil), por favor, recuerden que ahí tuvo lugar una terrible tragedia. Compórtense con respeto por todos aquellos que sufrieron y se sacrificaron".

RECUERDOS EN EBAY

Iaroslav Iemelianenko, presidente de la asociación de guías de Chernóbil, prefiere pensar en los aspectos positivos. En su opinión, Chernóbil debería presentarse como un lugar en el que Ucrania logró superar un trágico accidente, a pesar de todo.

"Hay que promoverlo, hablar de ello, atraer a la gente", defiende.

Algunos turistas, como Jan Mavrin, aseguran haber acudido para recordar a quienes perdieron la vida. "Hay que mostrar una especie de respeto por este tipo de sitios", dice este joven esloveno, tomando una foto de una gran rueda abandonada en Prípiat.

"Hay que ser modesto, no solo pasearse por los alrededores recopilando cosas", añade.

Pues los visitantes, tanto los que siguen los circuitos oficiales como los que entran ilegalmente, suelen llevarse de recuerdo objetos que toman ilegalmente.

"Ni siquiera nosotros, los originarios de Prípiat, nos permitimos sacar nuestras propias cosas de aquí", explica Oleksandre Sirota, del centro de información. "Nos sorprende cuando los vemos en eBay".

Sirota dice que le "cuesta imaginar" las consecuencias del proyecto gubernamental para el desarrollo turístico de Chernóbil, y considera que la capacidad de acogida es limitada. "No tenemos ninguna experiencia sobre en qué puede convertirse".

El éxito mundial de la serie de televisión "Chernóbil" llevó a una nueva generación de turistas al escenario del peor accidente nuclear de la historia, donde se toman selfis y roban objetos abandonados, para desgracia de los guías locales.

La miniserie de la cadena estadounidense HBO, un éxito de crítica y público, revive las trágicas horas de esta catástrofe que difundió una nube radioactiva por toda Europa tras la explosión de un reactor de esta central nuclear soviética en 1986.

En la actualidad, la zona que rodea la central en un radio de 30 km en el norte de Ucrania sigue siendo inhabitable, pero una pequeña parte se abrió a los turistas.

En los últimos meses, estos buscaron sobre todo las localizaciones vistas en la serie --rodada en su mayor parte en Lituania--, lamenta un guía oficial del lugar, Ievguen Goncharenko. "No necesitan información, solo quieren hacerse selfis", añade.

Oleksandr Sirota, director del Centro Público de Información de Chernóbil, asegura que algunas agencias de viaje venden ahora la visita a Chernóbil como "comida chatarra", es decir, como una experiencia turística rápida y de fácil acceso.

Y la tendencia se mantendrá, pues el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, firmó un decreto en julio destinado a alentar el desarrollo turístico del lugar.

Louis Carlos, un turista brasileño de 27 años, no sabía nada de Chernóbil antes de ver la serie de HBO. Esta "fue la que me motivó a venir a Ucrania", asegura.

"Si la gente viene aquí para entender lo que ocurrió e intentar aprender, es algo bueno", defiende, mientras un amigo le saca una foto delante de la central.

¿DÓNDE ESTÁN LOS MUTANTES?

Algunas agencias de viaje ucranianas ya adaptaron su oferta para enseñar a los turistas lugares clave de la serie, al tiempo que proponen otras actividades, como hacer kayak en los ríos situados en los alrededores de la zona de exclusión.

No obstante, no hizo falta esperar la aparición de la serie para que el número de turistas explotara. De 50.000 en 2017, el número de personas que visitaron Chernóbil saltó a 72.000 en 2018. La asociación de turoperadores de la región espera que en 2019 sean 100.000.

Ievguen Goncharenko dice que en el pasado ya hubo alzas bruscas de visitantes. La primera fue en 2012, tras la aparición de la película estadounidense "Terror en Chernóbil" ("Atrapados en Chernóbil", en España). La segunda, en 2014, cuando el sitio se incluyó en el videojuego "Call of Duty 4".

"A veces, la gente que venía por el videojuego preguntaba en serio donde se podía ver a los mutantes", recuerda.

En las semanas posteriores a la aparición de "Chernóbil", en la primera boreal, arreciaron las críticas contra los visitantes que publicaban en internet fotos tomadas en Prípiat, la ciudad fantasma evacuada tras la explosión.

Craig Mazin, creador de la serie, se vio obligado a expresarse en Twitter. "Si visitan (Chernóbil), por favor, recuerden que ahí tuvo lugar una terrible tragedia. Compórtense con respeto por todos aquellos que sufrieron y se sacrificaron".

RECUERDOS EN EBAY

Iaroslav Iemelianenko, presidente de la asociación de guías de Chernóbil, prefiere pensar en los aspectos positivos. En su opinión, Chernóbil debería presentarse como un lugar en el que Ucrania logró superar un trágico accidente, a pesar de todo.

"Hay que promoverlo, hablar de ello, atraer a la gente", defiende.

Algunos turistas, como Jan Mavrin, aseguran haber acudido para recordar a quienes perdieron la vida. "Hay que mostrar una especie de respeto por este tipo de sitios", dice este joven esloveno, tomando una foto de una gran rueda abandonada en Prípiat.

"Hay que ser modesto, no solo pasearse por los alrededores recopilando cosas", añade.

Pues los visitantes, tanto los que siguen los circuitos oficiales como los que entran ilegalmente, suelen llevarse de recuerdo objetos que toman ilegalmente.

"Ni siquiera nosotros, los originarios de Prípiat, nos permitimos sacar nuestras propias cosas de aquí", explica Oleksandre Sirota, del centro de información. "Nos sorprende cuando los vemos en eBay".

Sirota dice que le "cuesta imaginar" las consecuencias del proyecto gubernamental para el desarrollo turístico de Chernóbil, y considera que la capacidad de acogida es limitada. "No tenemos ninguna experiencia sobre en qué puede convertirse".

Gossip

“Infinito” el cuarto proyecto de estudio de Amanda Tovalin

El lanzamiento oficial del material discográfico es el 10 de diciembre

Cultura

Carla Nuñez comparte su más reciente sencillo “Desordenado”

El sencillo está acompañado de un video, mismo que fue grabado a la par de la canción

Finanzas

Debe General Motors definir situación sindical en Silao: Kenneth Smith

Su participación tiene que ser más activa, o será "un balazo en el pie": Smith

Política

Violencia de género marcó comicios 2021, reconoce el INE

La participación de las mujeres no estuvo exenta de descalificaciones y amenazas, señalan consejeras

Sociedad

CanSino debe más de la mitad de las vacunas

La farmacéutica china ha entregado poco más de 14 millones de dosis de las 35 millones que pactó

Mundo

Alemania concluye la era Angela Merkel

Merkel fue la primera mujer en dirigir Alemania. Gobernó 5 mil 860 días, nueve menos que su mentor, Helmut Kohl

Deportes

Piden dar marcha atrás a la prohibición de las corridas de toros

Jesús Sesma, coordinador del PVEM, y el presidente de la Asociación Mexicana de Tauromaquia, Pedro Haces, coincidieron en que es un error prohibir las corridas de toros en la Ciudad de México

Deportes

Reales de Fresnillo se preparan para los playoffs de Limeba

El día 12 de diciembre darán comienzo las acciones en el municipio de Ojocaliente