/ martes 12 de febrero de 2019

¡Se postergó la cita de Romeo y Julieta!

Faltan unos análisis de laboratorio de seguridad

El apareamiento previsto para San Valentín de las ranas Romeo y Julieta, pertenecientes a una especie en riesgo en Bolivia, tendrá que esperar pues faltan unos análisis de laboratorio de seguridad.

Aunque la fecha "tentativa" era este jueves 14 de febrero, "vamos a tener que esperar un poco más", dijo a la AFP la herpetóloga Teresa Camacho.

Estas ranas de Sehuencas (Telmatobius yuracare) son dos de los únicos seis individuos registrados en Bolivia. Aguardan la cópula en ambientes separados del Museo de Historia Natural Alcide d'Orbigny, en Cochabamba, en el centro del país.

La organización Global Wildlife Conservation (GWC) y el museo habían anunciado que se planificaba el encuentro entre ambas el 14 de febrero, día de San Valentín.

"La idea es que Romeo y Julieta se puedan conocer sin ningún riesgo, nuestra prioridad son las ranas", explicó Camacho.

Para consumar la unión, los científicos esperan resultados del análisis del quitridio, un hongo que suele afectar a los anfibios.

"Las ranas están bien, pero todos estos protocolos de bioseguridad los hacemos porque nuestra prioridad son las ranas y que todo esté bien con ellas", explicó Camacho.

Romeo vivía en solitario desde hace unos 10 años en un acuario del Museo Alcide d'Orbigny, lo que hacía temer su extinción, pero el mes pasado se encontró una hembra adulta, así como otras cuatro ranas (otra hembra y tres machos) de su misma especie, lo que reflotó la esperanza de garantizar su pervivencia.

La ausencia de una pareja para Romeo motivó que el año pasado en el día de los enamorados se emprendiera una campaña para obtener recursos económicos que permitieran expediciones de búsqueda del Telmatobius yuracare, que vive en el parque nacional Sehuencas, en el centro de Bolivia.

De acuerdo con GWC, la rana de Sehuencas es totalmente acuática y su especie fue una vez abundante en el fondo de pequeños arroyos o ríos y en pozas en el bosque montano de Bolivia.

La combinación del cambio climático, la destrucción del hábitat, la contaminación, el patógeno quitridio, que es mortal en estas especies, y la introducción de truchas invasoras ha provocado una disminución abrupta de especies de ranas acuáticas en Bolivia, Ecuador y Perú.

El apareamiento previsto para San Valentín de las ranas Romeo y Julieta, pertenecientes a una especie en riesgo en Bolivia, tendrá que esperar pues faltan unos análisis de laboratorio de seguridad.

Aunque la fecha "tentativa" era este jueves 14 de febrero, "vamos a tener que esperar un poco más", dijo a la AFP la herpetóloga Teresa Camacho.

Estas ranas de Sehuencas (Telmatobius yuracare) son dos de los únicos seis individuos registrados en Bolivia. Aguardan la cópula en ambientes separados del Museo de Historia Natural Alcide d'Orbigny, en Cochabamba, en el centro del país.

La organización Global Wildlife Conservation (GWC) y el museo habían anunciado que se planificaba el encuentro entre ambas el 14 de febrero, día de San Valentín.

"La idea es que Romeo y Julieta se puedan conocer sin ningún riesgo, nuestra prioridad son las ranas", explicó Camacho.

Para consumar la unión, los científicos esperan resultados del análisis del quitridio, un hongo que suele afectar a los anfibios.

"Las ranas están bien, pero todos estos protocolos de bioseguridad los hacemos porque nuestra prioridad son las ranas y que todo esté bien con ellas", explicó Camacho.

Romeo vivía en solitario desde hace unos 10 años en un acuario del Museo Alcide d'Orbigny, lo que hacía temer su extinción, pero el mes pasado se encontró una hembra adulta, así como otras cuatro ranas (otra hembra y tres machos) de su misma especie, lo que reflotó la esperanza de garantizar su pervivencia.

La ausencia de una pareja para Romeo motivó que el año pasado en el día de los enamorados se emprendiera una campaña para obtener recursos económicos que permitieran expediciones de búsqueda del Telmatobius yuracare, que vive en el parque nacional Sehuencas, en el centro de Bolivia.

De acuerdo con GWC, la rana de Sehuencas es totalmente acuática y su especie fue una vez abundante en el fondo de pequeños arroyos o ríos y en pozas en el bosque montano de Bolivia.

La combinación del cambio climático, la destrucción del hábitat, la contaminación, el patógeno quitridio, que es mortal en estas especies, y la introducción de truchas invasoras ha provocado una disminución abrupta de especies de ranas acuáticas en Bolivia, Ecuador y Perú.

Local

Zacatecas, primer ayuntamiento en realizar matrimonios igualitarios

El alcalde de Zacatecas, Ulises Mejía Haro, exhortó a formar una sociedad más justa

Local

Habrá diálogo permanente con estancias infantiles: Verónica Díaz

La delegada de Programas para el Desarrollo en Zacatecas atendió a encargados de estancias infantiles

Finanzas

Encargados de estancias infantiles de Zacatecas hacen de todo para sostenerlas

Ante el recorte presupuestal, están en riesgo algunas estancias infantiles

Celebridades

FBI investigará a Ryan Adams tras denuncias de conducta sexual inapropiada

Las denuncias fueron reveladas por The New York Times en el que incluso su exesposa lo señaló por este tipo de comportamientos

Política

Preparan informe de corrupción en Sedesol

El presidente López Obrador dijo que hasta el momento se tienen 1.5 millones de pruebas

Política

AMLO acusa a presidente de la CRE de conflicto de interés

García Alcocer criticó el perfil de los candidatos propuestos por AMLO como comisionados, quienes fueron exhibidos por senadores tras sus comparecencias

Finanzas

Gobierno federal aumentará incentivo fiscal a Pemex

Además contará con liquidez de 75 mil mdp más 32 mil mil mdp por combate al robo de combustible

Mundo

Pedro Sánchez convoca elecciones anticipadas para el 28 de abril

El jefe del Ejecutivo lamentó hoy que no se aprobaran las cuentas del Estado para este año

Círculos

Con Gummy Bears, emprendedoras mexicanas ayudan a niños haitianos

Las empresarias quienes primero incursionaron en el mercado de los dulces harán esta muestra en el Gummy Bear Museum