/ sábado 9 de febrero de 2019

Ira y tristeza dominan la música actual

La división de prensa de la Universidad de California revisó la música popular del mundo y con ayuda de estudios cuantitativos encontró malas noticias

La ira, el disgusto, el miedo y la tristeza han aumentado en la población de los Estados Unidos en los últimos 66 años, al menos eso es lo que refleja la música que escuchan.

La Revista de Estudios de Música Popular de la Universidad de California realizó un análisis con un enfoque de humanismo digital de las listas de 100 canciones más exitosas en Estados Unidos desde 1951 hasta 2016.

A través de la ciencia de datos y el análisis cuantitativo la Revista de Estudios de Música Popular encontró que los sentimientos expresados en las canciones de Billboard Hot 100 muestran que hay cambios claros y “estadísticamente significativos”, “generalmente hacia un tono más negativo”.

La Billboard Hot 100 recopila los 100 sencillos más vendidos de la música pop desde 1940 hasta la actualidad, extendiendo su conteo hacia otros géneros como el rock, el R&B, el rap y el hip hop, debido a la cantidad de fans o consumidores que poseen a nivel global y a su peso en las ventas de los sellos discográficos a través de los años.

“Los resultados muestran que la ira, el disgusto, el miedo, la tristeza y la conciencia han aumentado significativamente, mientras que la alegría, la confianza y la apertura expresadas en las letras de las canciones pop han disminuido”, dice el Análisis Cuantitativo de Sentimiento de Letras de la Música Popular.

El análisis de Tone Analyzer, herramienta desarrollada por Watson, la tecnología de inteligencia artificial de IBM, exhibió que la expresión de ira en las letras de las canciones populares ha aumentado gradualmente con el tiempo: Por ejemplo, las canciones lanzadas entre 1982 y 1984 muestran menos enojo en comparación con cualquier otro periodo y el máximo nivel de ira registrado por Tone Analyzer, que detecta los estados de ánimo y el tono a través del lenguaje, fue hace tres años.

Este periodo coincide con un nuevo periodo de auge en géneros como el hip hop y el rap con letras que expresan protesta e inconformidad, representado principalmente por Eminem, Missy Elliot y Usher.

A mediados de la década de 1990, las canciones mostraron más enojo en comparación con los años anteriores, coincidiendo con el nacimiento y auge del movimiento grunge en Estados Unidos, movimiento protagonizado por grupos como Nirvana, Pearl Jam y Alice in chains.

Las letras de este género, heredero del punk, pero con tendencias al rock clásico, se caracterizan por la apatía y el desencanto por el entorno y la vida. De acuerdo con el análisis de datos publicado por el Journal of Popular Music Studies, las expresiones de tristeza, disgusto y miedo también aumentaron en los últimos años.

El sentimiento identificado como “repugnancia” también registró un aumento gradual en los últimos 66 años.

El miedo aumentó entre 1998 y 1999, previo al fin de siglo. Una de las conclusiones más importantes del estudio es que los consumidores de música moderna están más interesados en las canciones que expresan tristeza o enojo.

“El cambio en los sentimientos de las letras no refleja necesariamente lo que los músicos y los compositores querían expresar, sino que está más relacionado con lo que los consumidores de música querían escuchar cada año”, mencionó al respecto Lior Shamir, uno de los científicos de datos que participó en la investigación.

El análisis se basó en más de seis mil canciones del periodo 1951-2016.

La ira, el disgusto, el miedo y la tristeza han aumentado en la población de los Estados Unidos en los últimos 66 años, al menos eso es lo que refleja la música que escuchan.

La Revista de Estudios de Música Popular de la Universidad de California realizó un análisis con un enfoque de humanismo digital de las listas de 100 canciones más exitosas en Estados Unidos desde 1951 hasta 2016.

A través de la ciencia de datos y el análisis cuantitativo la Revista de Estudios de Música Popular encontró que los sentimientos expresados en las canciones de Billboard Hot 100 muestran que hay cambios claros y “estadísticamente significativos”, “generalmente hacia un tono más negativo”.

La Billboard Hot 100 recopila los 100 sencillos más vendidos de la música pop desde 1940 hasta la actualidad, extendiendo su conteo hacia otros géneros como el rock, el R&B, el rap y el hip hop, debido a la cantidad de fans o consumidores que poseen a nivel global y a su peso en las ventas de los sellos discográficos a través de los años.

“Los resultados muestran que la ira, el disgusto, el miedo, la tristeza y la conciencia han aumentado significativamente, mientras que la alegría, la confianza y la apertura expresadas en las letras de las canciones pop han disminuido”, dice el Análisis Cuantitativo de Sentimiento de Letras de la Música Popular.

El análisis de Tone Analyzer, herramienta desarrollada por Watson, la tecnología de inteligencia artificial de IBM, exhibió que la expresión de ira en las letras de las canciones populares ha aumentado gradualmente con el tiempo: Por ejemplo, las canciones lanzadas entre 1982 y 1984 muestran menos enojo en comparación con cualquier otro periodo y el máximo nivel de ira registrado por Tone Analyzer, que detecta los estados de ánimo y el tono a través del lenguaje, fue hace tres años.

Este periodo coincide con un nuevo periodo de auge en géneros como el hip hop y el rap con letras que expresan protesta e inconformidad, representado principalmente por Eminem, Missy Elliot y Usher.

A mediados de la década de 1990, las canciones mostraron más enojo en comparación con los años anteriores, coincidiendo con el nacimiento y auge del movimiento grunge en Estados Unidos, movimiento protagonizado por grupos como Nirvana, Pearl Jam y Alice in chains.

Las letras de este género, heredero del punk, pero con tendencias al rock clásico, se caracterizan por la apatía y el desencanto por el entorno y la vida. De acuerdo con el análisis de datos publicado por el Journal of Popular Music Studies, las expresiones de tristeza, disgusto y miedo también aumentaron en los últimos años.

El sentimiento identificado como “repugnancia” también registró un aumento gradual en los últimos 66 años.

El miedo aumentó entre 1998 y 1999, previo al fin de siglo. Una de las conclusiones más importantes del estudio es que los consumidores de música moderna están más interesados en las canciones que expresan tristeza o enojo.

“El cambio en los sentimientos de las letras no refleja necesariamente lo que los músicos y los compositores querían expresar, sino que está más relacionado con lo que los consumidores de música querían escuchar cada año”, mencionó al respecto Lior Shamir, uno de los científicos de datos que participó en la investigación.

El análisis se basó en más de seis mil canciones del periodo 1951-2016.

Deportes

¡Otro evento víctima del Covid-19! Cancelan Jerezada 2021

También, hace unos días, se dio a conocer que la Feria Nacional de San Marcos fue pospuesta

Policiaca

Amanecer sangriento: van siete muertos en Zacatecas

Fresnillo y la capital zacatecana fueron los escenarios de los homicidios

Local

Zacatecas registrará ligero descenso en la temperatura

Se espera ambiente fresco por la mañana y frío por la noche

Doble Vía

Brincar la cuerda: El mejor ejercicio para hacer en casa

Con 30 minutos de este ejercicio, es posible perder hasta 300 calorías

Cultura

Prepara Guadalupe Reyes tres nuevas series pictóricas

“Regresando al corazón” y “Dos espíritus” son dos de las colecciones en las que abordará temas místicos

Cultura

Comparte IZC recetario digital de comida tradicional zacatecana

Los cocineros mostrarán la preparación de diferentes platillos, dulces y bebidas tradicionales

Cultura

Tres consejos de leer más en 2021

Si tienes como propósito leer más, aquí encontrarás la manera de hacerlo

Cine

Cortometraje animado mexicano podría ganar un premio Oscar

La pieza audiovisual fue galardonada con el premio Ariel 2020 en la categoría Mejor Cortometraje Animado

Sociedad

Sin evidencias, familias de Guatemala reclaman 4 de los cuerpos calcinados en Tamaulipas

Hasta el momento, las autoridades no han indicado si se han tomado pruebas de ADN con familiares para asociar el parentesco