/ miércoles 24 de febrero de 2021

El lenguaje corporal ideal para una entrevista de trabajo

Según un especialista estas posturas reflejarán lo que deseas transmitir en tu CV

¿No pasaste los filtros pese a que tu CV es bastante calificado? Tal vez tu lenguaje corporal te saboteó. Éste refleja la identidad de una persona y nos da pistas sobre sus sentimientos y pensamientos, es por ello que muchos reclutadores prestan especial atención a esto durante una entrevista de trabajo. Un especialista en comunicación nos compartió consejos.

¿Cómo estamos interactuando en pandemia?

Un estudio de la Universidad de Princeton descubrió que al modificar tu expresión corporal puedes también cambiar tu estado de ánimo. Asimismo, Fabian Moncada, publicista, especialista en comunicación y profesor del curso Comunicación Efectiva: Aprende a hablar en público de Crehana, compartió puntos para que tu lenguaje corporal te ayude a conseguir ese trabajo que tanto deseas:

Un buen apretón de manos. El saludo es parte de la primera impresión. Un saludo firme y decidido marcará un buen inicio para la entrevista; cuando des la mano no olvides mirar a los ojos y proyectar tu mejor sonrisa natural.

Haz contacto visual. Es importante que mires a los ojos a tu entrevistador cuando habla, esto mostrará interés y empatía, pero recuerda que, si miras a los ojos, el resto de tu cuerpo también debe expresar entusiasmo, de lo contrario, la mirada fija puede ser interpretada como una señal de agresión.

Espacios para rodearte de artesanías

No cruces los brazos. En el lenguaje corporal la postura de brazos cruzados puede denotar rechazo, desinterés y aburrimiento. Evítalo.

Mantén una buena postura corporal. Se recomienda adoptar una postura neutral: derecho con la espalda recta, pero relajado, no eres un robot. Trata de proyectar confianza y disposición con tu cuerpo. Procura no encorvarte, apoyarte sobre la mesa, ni recostarte hacia atrás en la silla.

Sonríe. Nada más agradable que una sonrisa sincera, transmite confianza, seguridad y alegría, ¿quién no quisiera tener a una persona alegre en su equipo?

No te muerdas las uñas o los labios. Al contrario de la sonrisa, esto es típico de una persona ansiosa o nerviosa, y si te muestras así eso puede contagiar al entrevistador o incluso desconcentrarlo.

Evita los tics nerviosos. Jugar con un objeto, tocarte el pelo y mover la pierna de forma compulsiva son acciones que pueden distraer a tu entrevistador y dejarán una imagen de ti que no es la que buscas.

Usa el habla colaborativa gestual. Tu actitud es algo que tendrá el mismo peso que tu perfil profesional. Por ello, es importante que seas cortés. Asentir con la cabeza es una forma de decirle a la otra persona que la estás escuchando, del mismo modo que la motivas a que siga hablando.

Haz énfasis con tus manos. A nivel inconsciente, esconder las manos puede denotar que no estás seguro de lo que dices; cuando muestras tus manos y las utilizas para enfatizar tu discurso, tus argumentos suenan más convincentes.

“Escucha” con tu cuerpo. No solo se escucha con los oídos, sino también con el cuerpo. Tener tus piernas y torso en dirección al interlocutor en una postura abierta, mirarlo a los ojos y tener una expresión positiva en tu rostro, denotará interés y, por ende, que realmente estás escuchando lo que dice.


Cómo ahorrar con tu tarjeta de despensa

Cinco recordatorios de autocuidado en pandemia

Te recomendamos este podcast

¿No pasaste los filtros pese a que tu CV es bastante calificado? Tal vez tu lenguaje corporal te saboteó. Éste refleja la identidad de una persona y nos da pistas sobre sus sentimientos y pensamientos, es por ello que muchos reclutadores prestan especial atención a esto durante una entrevista de trabajo. Un especialista en comunicación nos compartió consejos.

¿Cómo estamos interactuando en pandemia?

Un estudio de la Universidad de Princeton descubrió que al modificar tu expresión corporal puedes también cambiar tu estado de ánimo. Asimismo, Fabian Moncada, publicista, especialista en comunicación y profesor del curso Comunicación Efectiva: Aprende a hablar en público de Crehana, compartió puntos para que tu lenguaje corporal te ayude a conseguir ese trabajo que tanto deseas:

Un buen apretón de manos. El saludo es parte de la primera impresión. Un saludo firme y decidido marcará un buen inicio para la entrevista; cuando des la mano no olvides mirar a los ojos y proyectar tu mejor sonrisa natural.

Haz contacto visual. Es importante que mires a los ojos a tu entrevistador cuando habla, esto mostrará interés y empatía, pero recuerda que, si miras a los ojos, el resto de tu cuerpo también debe expresar entusiasmo, de lo contrario, la mirada fija puede ser interpretada como una señal de agresión.

Espacios para rodearte de artesanías

No cruces los brazos. En el lenguaje corporal la postura de brazos cruzados puede denotar rechazo, desinterés y aburrimiento. Evítalo.

Mantén una buena postura corporal. Se recomienda adoptar una postura neutral: derecho con la espalda recta, pero relajado, no eres un robot. Trata de proyectar confianza y disposición con tu cuerpo. Procura no encorvarte, apoyarte sobre la mesa, ni recostarte hacia atrás en la silla.

Sonríe. Nada más agradable que una sonrisa sincera, transmite confianza, seguridad y alegría, ¿quién no quisiera tener a una persona alegre en su equipo?

No te muerdas las uñas o los labios. Al contrario de la sonrisa, esto es típico de una persona ansiosa o nerviosa, y si te muestras así eso puede contagiar al entrevistador o incluso desconcentrarlo.

Evita los tics nerviosos. Jugar con un objeto, tocarte el pelo y mover la pierna de forma compulsiva son acciones que pueden distraer a tu entrevistador y dejarán una imagen de ti que no es la que buscas.

Usa el habla colaborativa gestual. Tu actitud es algo que tendrá el mismo peso que tu perfil profesional. Por ello, es importante que seas cortés. Asentir con la cabeza es una forma de decirle a la otra persona que la estás escuchando, del mismo modo que la motivas a que siga hablando.

Haz énfasis con tus manos. A nivel inconsciente, esconder las manos puede denotar que no estás seguro de lo que dices; cuando muestras tus manos y las utilizas para enfatizar tu discurso, tus argumentos suenan más convincentes.

“Escucha” con tu cuerpo. No solo se escucha con los oídos, sino también con el cuerpo. Tener tus piernas y torso en dirección al interlocutor en una postura abierta, mirarlo a los ojos y tener una expresión positiva en tu rostro, denotará interés y, por ende, que realmente estás escuchando lo que dice.


Cómo ahorrar con tu tarjeta de despensa

Cinco recordatorios de autocuidado en pandemia

Te recomendamos este podcast

Salud

Cuatro mil trabajadores de salud aún no reciben vacuna

El presidente del Colegio de Médicos de Zacatecas lamenta manejo político del programa de vacunación contra el coronavirus

Local

Evangelio domingo 11 de abril │ Domingo de la Misericordia

Lectura y reflexión del Evangelio del día en voz del obispo de Zacatecas

Mundo

Protestan en Brasil por suspensión de servicios religiosos

Los servicios religiosos presenciales están prohibidos por las restricciones vigentes para combatir el Covid-19

Deportes

Barreteras supera en la duela a las Mexcaltecas de Nayarit

Las quintetas se enfrentaron en gimnasio Niños Héroes, de Tepic

Futbol

Tuzos de la UAZ le dice adiós al torneo de segunda división

Los Tuzos de la UAZ se ubican en el séptimo casillero de la tabla de posiciones

Arte

Pintoras y escultoras poco conocidas u olvidadas por la historia

La historia está llena de mujeres artistas poco conocidas y hasta olvidadas

Mundo

Hay en Brasil más jóvenes que adultos mayores en cuidados intensivos

Los jóvenes también son más propensos a exponerse al virus

Mundo

India prohíbe exportar medicamento Remdesivir, usado contra Covid

El Remdesivir fue uno de los primeros medicamentos que se revelaron esperanzadores contra el covid-19